Extreme E en Chile – Vivimos la experiencia extrema en el Desierto de Atacama

por Gabriel Baeza

Pocas veces en la vida podemos contar una historia así. Haber sido partes y desde adentro, de la primera fecha en Chile de un evento totalmente nuevo y de nivel internacional como lo fue la Extreme E, Copper X Prix, que se llevo a cabo en el Desierto de Atacama, hace pocos días.

Se trata de la cuarta fecha, de la segunda temporada de esta nueva categoría de vehículos todo terreno eléctricos, la Antofagasta Minerals Copper X Prix, del fundador de la Formula E, Alejandro Agag, con el que además pudimos compartir en el evento (y puedes leer su entrevista aquí).

Extreme E

Desde Santiago hasta el desierto

Todo comenzó el día jueves en la madrugada, cuando nos subimos con destino a Calama, para comenzar esta experiencia. Reconozco que no era un gran fanático de la Extreme E, ni tampoco conocía mucho sus reglas ni etapas, por lo que luego de aterrizar, la primera sorpresa llegaría de inmediato.

Junto a un grupo muy pequeño de prensa (5 personas de Chile, una de Argentina y una de Inglaterra), nos dirigimos hacia lo que llaman el “Legacy Program” (el legado de esta competencia), que no es ni más ni menos, una parte importante en donde pilotos y organizadores, dedican una jornada a realizar algo por la comunidad local donde se realiza la prueba.

Extreme E

En esta ocasión, la actividad estuvo a cargo de una limpieza de una zona en donde habita la ranita del Loa, la que es muy importante para la comunidad científica, ya que fue insertada nuevamente a su hábitat natural, luego de haber estado prácticamente extinta.

Aquí, formamos parte de un escuadrón de limpieza de juncos, maleza y plantas, para poder llegar nuevamente al agua bajo ellos, algo que realizamos junto a cinco de los equipos, con pilotos como Nasser Al-Attiyah, Jutta Kleinschmidt, Sara Price, Tanner Foust, Emma Gilmour, entre otros.

Campamento de primer nivel

Luego de finalizar esta actividad, nos dirigimos al sitio de la carrera, que estaba ubicado a cerca de 1 hora y media de Calama, en la minera Centinela, de Antofagasta Minerals, en donde se levanto el campamento completo que integra la caravana del Extreme E.

Todo lo necesario para este campamento, incluyendo zonas de baños, de comidas, de servicios, carpas de personal de seguridad en pista, personal médico, todos los equipos (sus vehículos, sus herramientas, etc), carpas de prensa, generadores, entre otros, viajan por el mundo arriba del barco Santa Helena, el que llego a Chile a principios de Septiembre al puerto de Mejillones.

Extreme E

Este campamento fue el que nos acogió durante los cuatro días, desde el jueves al domingo, comenzando con unas frías mañanas, pasando por días más calurosos, vientos fuertes y un sol que no da tregua, pero que a la vez, ofrece unos espectaculares amaneceres y atardeceres únicos.

Sustentabilidad en todo momento

Parte de los fundamentos de esta nueva categoría son de ofrecer un evento más sustentable en todo sentido, lo que no solo comienza por ofrecer vehículos 100% eléctricos, sino en todo lo que rodea a su travesía por los distintos lugares del mundo. Recordemos que este año 2022, la primera fecha se realizo en el desierto de Arabia Saudita en Neom, la segunda y tercera en Italia, en Cerdeña, y esta cuarta por primera vez llega a Latinoamérica.

Ya el hecho de viajar por barco, con todos los equipos y elementos necesarios, permite disminuir la huella de carbono, en comparación a si se viajara por avión con todos los equipos. La electricidad necesaria para el campamento, se genera gracias a generadores en base a hidrógeno verde, el agua que se utiliza para mojar la pista es agua salada (para levantar menos polvo y tierra).

Incluso, para las comidas de todos los que visitan el campamento, se utilizan elementos reutilizables como vasos, platos y cubiertos, con zonas para lavarlos. Hay dispensadores de agua disponibles, pero no botellas desechables. Y finalmente, tampoco permite la llegada de público, para disminuir la huella de carbono.

Odyssey 21

El vehículo que se utiliza, es un modelo todo terreno (como un Buggy grande), 100% eléctrico, que ofrece dos motores (uno delantero y otro trasero), con una potencia máxima total cercana los 550 Hp y 1.000 nm, los que permiten mover su enorme masa (para ser un modelo de competición), cercana a los 1.800 kg, de 0 a 100 km/h en 4.5 segundos.

Tiene un tamaño cercano a los 4.4 metros de largo, 2.3 metros de ancho, casi 1.9 metros de alto, con una distancia entre ejes de 3 metros. Cuenta con un chasis tubular reforzado, donde utiliza materiales sustentables, así como en su carrocería, con una fabricación que emite hasta un 75% menos de carbono.

Finalmente, sus baterías son fabricadas por Williams Advance Engineering, los mismos proveedores de las baterías de los modelos de tercera generación de la Formula E. Ofrecen una capacidad de hasta 54 kWh, la misma que utilizaron los Formula E de primera y segunda generación, aunque la energía utilizable es de 40 kWh. Estas están desarrolladas para soportar temperaturas y condiciones extremas.

Este modelo, es el mismo que utilizan los 10 equipos, donde solamente se permite que realicen modificaciones a su diseño exterior, algo que hizo el equipo Hummer EV de Chip Ganassi. Así se ofrece un modelo común, desarrollado por Spark Racing Technology.

Equipos de talla mundial.

Uno de los principales atractivos de la Extreme E, es la talla mundial de sus equipos, conformados por un hombre y una mujer cada uno, para promover la paridad de géneros, donde ambos manejan en igualdad de condiciones, y a lo largo de todas las etapas.

Algunos de los pilotos que podemos destacar, y que cuentan con una enorme trayectoria en el mundo de motorsport, son Sebastien Loeb, Carlos Sainz, Tanner Foust, Yutta Kleinschmidt, Sara Price, Nasser Al-Attiyah, solo por mencionar algunos, en equipos como Rosberg X Racing, Genesys Andretti, Neom McLaren, ABT Cupra, Hummer EV, con una enorme trayectoria mundial.

Formato singular.

Otra de las características únicas de la Extreme E, y que va de la mano de la menor autonomía de sus modelos eléctricos, es que se lleva a cabo en varios días y con diferentes etapas de clasificación, Q1, Q2, semi final y final. Las primeras etapas de clasificación, los equipos corren de a uno en la pista, cambiando de pilotos y tratando de realizar el mejor tiempo.

Esto entrega puntajes para así confirmar la grilla de la clasificatorias, para las Qualy 1 y 2, donde ya en la Qualy 2, por primera vez ingresan a la pista en dos grupos de cinco, en donde compiten para lograr los tres primeros lugares, que conforman las dos semifinales, en las que corren tres vehículos en cada una. Los dos últimos lugares de cada Qualy 2, quedan para la “Crazy Race”.

De cada Semi final, clasifican para la final dos de los tres equipos, mientras que los cuatro equipos que compiten en la Crazy Race, solo clasifica uno para la final, con lo que se cierra la grilla de cinco finalistas, que corren el día domingo después de almuerzo.

Normalmente, se corren dos vueltas por equipo, una cada piloto, pero en la fecha corrida en Chile, se duplico este número, debido a que la pista era más corta de lo habitual. Pero por su diseño, ancho y características, la convirtió en la pista más rápida de todas que se han corrido hasta la fecha.

Finalmente, para el momento de cambio de pilotos, cada vehículo tiene asignado un lugar, en donde tienen un tiempo mínimo de 45 segundos para realizarlo (si demoran menos, deben esperar), mientras que el ingreso y salida de esta zona de Switch, debe realizarse a una velocidad de apenas 30 km/h.

Copper X Prix

El terreno de la fecha Chilena, también fue considerado más firme que otras fechas, aunque muy desafiante por sus curvas, peraltes, saltos y especialmente por su ancho, que permitía y daba muchas opciones para los vehículos de sobrepasar y elegir distintos trazados, siempre debiendo pasar por determinados puntos, para no ser penalizados.

Los equipos tuvieron varios incidentes en los primeros entrenamientos, incluyendo algunos como el de Kutta Kleinsschmidt, del equipo Cupra ABT, que la dejo fuera y debió ser reemplazada por Klara Andersson. Tampoco faltaron algunos desperfectos mecánicos, como el del equipo Rosberg X Racing, que siendo líderes del campeonato, no le permitieron correr la final.

Luego de todos los días de competencia, los ganadores de la fecha fueron el equipo X44 Vida Carbón Racing, a los mandos de Cristina Gutierrez y Sebastien Loeb, segundo quedo el equipo Acciona Sainz, a los mandos de Laia Sanz y Carlos Sainz y tercero el equipo ABT Cupra, a los mandos de Klara Andersson y Nasser Al-Attiyah.

Esperamos que este tremendo evento vuelva a nuestro país el próximo años (ojala muchos más), que a futuro permita que sea abierto a público, y que además, nos visibilice alrededor del mundo.

¿Qué les pareció este nuevo formato de competición eléctrica? Coméntanos…