Citroën vuelve a sus orígenes con el estreno de un nuevo logotipo

Se trata del décimo emblema de la marca francesa en sus 103 años de historia. Debutará en autos de calle a partir de mediados de 2023.

por José Ignacio Gutiérrez
Citroën

Citroën acaba de presentar un renovado emblema, el décimo de su centenaria historia. El logotipo que debutará en sus automóviles en septiembre 2023 coincide fuertemente con el que adoptó en 1900 el propio André Citroën, fundador de la compañía, y que a su vez se inspiraba en el éxito de su empresa metalúrgica que producía sistemas de engranajes en forma de V. Desde entonces el doble chevrón siempre caracterizó a la marca de París.

Citroën

De acuerdo con la marca de Stellantis, el óvalo vertical introducirá una nueva tendencia en el lenguaje de diseño del producto en el que el logo se convertirá en un elemento de identidad inmediatamente reconocible en todos los modelos Citroën. Como complemento del nuevo logotipo, también se adopta el eslogan ‘Nothing Moves Us Like Citroën’ (reemplaza a ‘Inspired by You’, que tomó la posta de ‘Créative Technologie’).

Nos embarcamos en el que probablemente sea el capítulo más emocionante de nuestros ilustres 103 años de historia. Ha llegado el momento de que Citroën adopte una nueva imagen moderna y contemporánea. Nuestra nueva identidad es un elegante símbolo de progreso, ya que movemos a nuestros clientes físicamente en vehículos atrevidos y con visión de futuro, que desafían las reglas tradicionales de la industria, y emocionalmente al asegurar que toda su experiencia, en particular la de desplazarse en eléctrico, sea más asequible, cómoda y agradable, sean cuales sean sus deseos y necesidades“, declaró Vincent Cobée, CEO de la empresa, en un comunicado de prensa.

Citroën

En 2019, con motivo de su centenario, los autos de Citroën en el WRC corrieron con el histórico primer logo.

Haciendo algo de historia, a comienzos del siglo XX André Citroën -el ingeniero que dos décadas más tarde debutaría en el sector motor- visitó a unos familiares en Polonia. Allí se maravilló con un sistema de engranajes de ruedas dentadas empleado en la producción de harina, que, a diferencia de lo conocido entonces Francia, llevaba una sucesión de ‘V’ que se traducía en mayor superficie de contacto y, por ende, en menor desgaste. Esta cadena creaba la ilusión óptica de una espiga. De regreso a su país, Citroën replicó la idea en acero y dio vida a un enorme imperio motor conocido desde siempre por los dos ángulos.

Citroën

¿Qué te parecen los renovados emblema y eslogan de Citroën? ¡Coméntanos!