Puede con todo: Ford revela la nueva F-Series Super Duty, con motores aún más poderosos

La gama de las F-250 y F-350 -las especialistas en trabajo pesado en Norteamérica- abandonan el motor V8 6.2 de base, para saltar a uno de 6.8 litros, igualmente de ocho cilindros en V.

por José Ignacio Gutiérrez
Super Duty

La línea de trabajo pesado de camionetas Ford tiene a sus nuevas representantes. La marca estadounidense presentó las renovadas F-250 y F-350 de la gama Super Duty, integrantes a su vez de la exitosa F-Series. El binomio más laborioso de Michigan aterriza con mejorada tecnología y conectividad, pero seguramente donde más importa, innova con tres motores más capaces que en las versiones salientes. Este, por ahora, sigue siendo un terreno impenetrable para la electrificación.

Super Duty

Tal como se había adelantado hace días, el diseño es una evolución de la versión saliente de las Super Duty. La trompa ahora tiene un diseño de luces LED en forma de C y la grilla tiene siete opciones diferentes a gusto del cliente. Las pisaderas ahora son más grandes y también están disponibles para las esquinas traseras y adelante del eje posterior. En tamaños, como hasta ahora, el line-up tanto en F-250 como en F-350 incluye versiones regular, cabina extendida y doble cabina con largos de espacio de carga de seis (1.82 metros), ocho (2.43 m) y nueve pies (2.74 m).

Super Duty

En equipamiento, las camionetas se encuentran en cortes XL, XLT, Lariat, King Ranch, Platinum y Limited. Desde la base se integra tracción a las cuatro ruedas y es opcional el paquete Off-Road o el Tremor Off-Road. Este último incorpora kit de levante delantero y trasero, neumáticos Goodyear de 35 pulgadas con llantas de 18″, protecciones de zonas bajas y winche para 5,4 toneladas.

Super Duty

Puertas adentro, las más grandes de la familia Built Tough llevan pantallas de infoentretención, de 8″ en la variante XL y de 12″ en el resto de la gama. Son opcionales un panel de instrumentos con pantalla de 12″, el sistema de carga inalámbrica de celulares, el asiento del conductor que se convierte en prácticamente una cama y los sistemas de audio Bang & Olufsen que pueden contemplar desde ocho hasta 18 altavoces. Ahora también se suma una guantera superior (por encima de la convencional). Atendiendo a sus envergaduras, ahora las Super Duty tienen de base frenado de emergencia autónomo delantero y trasero, control crucero adaptativo con stop & go y control activo del mantenimiento de carril.

Es también opcional el llamado Pro Power Onboard, el sistema de enchufes interior y en la zona de carga, que permite 2.0-kilowatts de poder para conectar herramientas o aparatos electrónicos, con el mismo voltaje que en una toma domiciliaria.

Salto adelante en lo mecánico

Definitivamente, Ford eliminó del line-up el motor de base V8 6.2 litros, reemplazándolo por un bloque más moderno, esta vez de 6.8 litros y de idéntica configuración octocilíndrica. Si bien la firma no entregó especificaciones de performance, es un hecho que este corazón desarrolla más potencia y torque que el saliente propulsor que erogaba 385 caballos y 583 Nm de par máximo. Otro cambio muy notorio, es que se borra la caja automática de seis cambios, para ofrecerse exclusivamente con una AT10 TorqShift.

Super Duty

En el rango intermedio, se mantiene el bloque V8 de 7.3 litros, pero que también recibió especial revisión. En concreto, los ingenieros se enfocaron en mejoras en la admisión y refrigeración, de modo de ofrecer el mejor caballaje y torque del segmento gasolinero. En su versión saliente, este motor desarrollaba 430 Hp y 644 Nm. Se gestiona por la misma transmisión automática de 10 cambios de la versión base.

Por el lado de la fuerza turbodiésel, también hay upgrades. El motor V8 Power Stroke de 6.7 litros conserva la cilindrada, pero recibe mejoras a nivel de turbo y escapes para crecer en caballaje y fuerza de torsión -antes eran 475 Hp y 1.424 Nm de par-. Los mismos cambios de estructura del propulsor, permiten ampliar los intervalos de cambios de aceite. La caja se repite respecto de sus hermanas bencineras.

La nueva línea Super Duty de camionetas Ford aterriza en América del Norte a inicios de 2023. Seguirá siendo producida en las plantas de Kentucky y de Ohio.

¿Qué te parecen estos auténticos mastodontes capacitados para todo? ¡Coméntanos!