Citroën exhibe el Oli, un juego de palabras y un juego en sí mismo

El prototipo francés se basa en el Ami y está preparado para rodar hasta 400 km. Su nombre es la fonética del concepto inglés 'all e'.

por José Ignacio Gutiérrez
Citroën

A poco que Citroën revelara su nuevo emblema retro, que debutará a mediados de 2023 en sus automóviles de serie, la marca del doble chevrón muestra ahora más de su vuelco eléctrico y lo hace de mano del Citroën Oli. Este prototipo, cuyo nombre hace referencia al concepto inglés ‘all-e’ y que está basado en la ingeniería del automóvil de serie Ami, aunque esta vez con formas de SUV compacto.

Citroën Oli

El Oli está caracterizado por líneas más bien cuadradas y lleva faros frontales en forma de C, con las patas hacia los costados. Asimismo, lleva un parachoques delantero muy prominente, tal y como si se tratara de una figura de Lego, lo que se repite también para la defensa trasera. Precisamente en la zaga es donde el Citroën Oli lleva las formas más de SUV moderno, si se quiere, puesto que a partir del pilar C lleva una caída pronunciada hacia la vista trasera, casi en 45º. Dos grandes particularidades de esta silueta de 4.2 metros de largo, es que el parabrisas asoma en ángulo recto (la marca dice que así se ocupa menos vidrio), las puertas traseras son de tipo suicida (que se abren al revés) y la boca de carga está justo en el nuevo emblema delantero.

Citroën Oli

Pero hay más: la carrocería se ha confeccionado en cartón reciclado, lo que no solo es un guiño al cuidado del medio ambiente, sino que incide en un reducido peso. Asimismo, los neumáticos son suministrados por Goodyear y son de tipo experimental, permitiendo hasta 500 mil km de rodadura.

Citroën Oli

Puertas adentro este conceptual es casi tan llamativo como por fuera. Y es que es completamente rojo a nivel de tablero y tapicería. El volante, que lleva el nuevo logo, es uno de dos radios y está achatado arriba y en la base. Como en la carrocería, este interior es predominantemente confeccionado en materiales reciclados.

En lo mecánico, el Oli lleva una batería de 40 kWh para una autonomía de 400 km como máximo. El automóvil circula a una máxima de 110 km/h y la pila se recarga hasta el 80% en un tiempo mínimo de 23 minutos.

¿Qué te parece este atrevido nuevo conceptual de Citroën? ¡Coméntanos!