Según BMW, la transmisión manual y las de doble embrague tienen los días contados

por Christian Martinez

Actualmente las transmisiones de doble embrague son las más utilizadas en vehículos de alta performance, por su velocidad para hacer los cambios de marcha y el mejor manejo de un alto torque. Pero el jefe de la división de performance M de BMW, Peter Quintus, cree que al igual que la transmisión manual, tiene los días contados.

La razón es principalmente la durabilidad de ambos tipos de transmisiones. Como los modelos M de BMW tienen cada vez más potencia, en el caso de las transmisiones manuales los embragues son los que más sufren, por lo que aunque usen materiales diferentes su durabilidad sigue siendo poca.

La transmisión de doble embrague tiene el mismo problema de durabilidad a largo plazo. Años atrás eran la respuesta en deportivos, ya que eran más ligeras y rápidas que una automática normal, pero esa brecha prácticamente ha desaparecido actualmente, además que la programación en las automáticas convencionales han mejorado.

Según Quintus, 450 hp son el máximo para una transmisión manual durable en el tiempo. En la entrevista se le preguntó por las que usan en EEUU, ya que hay modelos con más de 700 hp aún son ofrecidos con los tres pedales, a lo que su respuesta fue “Las encontramos pesadas, y la calidad de la transmisión era horrible”. Así que lo más probable es que la generación actual del M3 y M4 sea la última en tener una caja de cambios manual.