Retrotest

Renault Laguna III 2.0 DCi 2007: Apuesta total

Renault Laguna III 2.0 DCi 2007: Apuesta total

Tuvieron que pasar cinco años para que Renault sacara al mercado la nueva generación del Renault Laguna. Este modelo está presente desde 1997 y ahora renace en su tercera generación. Esta nueva versión es una de sus apuestas más fuertes dentro del programa Contrato 2009, que está en pleno desarrollo. Por ello el Laguna III tuvo etapas de diseño, construcción y pruebas mucho más exigentes que otros modelos. Por ejemplo en su desarrollo se probaron tres unidades por 2 millones de kilómetros cada una, de manera de ir midiendo en todo tipo de condiciones de terreno y climas, los posibles problemas que pudieran ir apareciendo y el desgaste que sufrían los componentes.

Con ello se busca tener vehículos mucho mas confiables y ser la marca generalista mas rentable de Europa además de tener un crecimiento sostenido en el tiempo. En general Renault procura una mayor calidad, elegancia, robustez, tecnología de vanguardia y confiabilidad mecánica que el cliente exige cada vez más. En particular, en este nuevo modelo se busca lograr una mayor calidad, placer de conducción y una tecnología de alto nivel. Se trata, además, del modelo de pasajeros que permite a la casa francesa el ingreso al campo de los motores diesel dCi, que no sólo son más eficientes en los consumos, sino mucho más ecológicos ya que cumplen con la norma Euro 4.

El modelo que nos facilitó en esta oportunidad Renault Chile (a cargo del grupo Derco) es el 2.0 litros turbodiesel dCi y caja mecánica de seis velocidades (su precio es $15.490.000 y único modelo de la nueva gama disponible en la actualidad), con una potencia máxima de 150 caballos. Compite con modelos tales como el Citroën C5 HDI, Peugeot 407 HDI, Volkswagen Passat 2.0 TDI, Audi A4 2.0 TDI, BMW 320d y Chevrolet Vectra 1.9 CDti.

renault-laguna III 2.0 DCi Retrotest Rutamotor-3

Su equipamiento incluye el sistema de acceso de llave electrónica con formato de tarjeta de crédito, sistema Start y Stop de arranque, dirección asistida variable, volante regulable en altura y profundidad, control de velocidad crucero y limitador de velocidad, faros delanteros antiniebla, computador a bordo, aire acondicionado con climatizador bi-zonal y sistema de sonido con comandos al volante, asociado a 6 parlantes y lector de formato MP3.

ALGO MÁS AMPLIO

En general el Laguna III da una sensación de buena calidad, tanto por los materiales como por sus terminaciones. Hay muchos espacios para guardar cosas, todo está bien distribuido y es mucho el espacio disponible. Además hay buenos detalles, como los fondos de goma para que se puedan guardar cosas sin que estas resbalen.

Sin embargo, no es especialmente amplio a pesar de su tamaño. Atrás dos personas pueden viajar bastante cómodas, pero no tres. Además por su forma, falta altura al techo, en especial para personas con altura superior a 1.80 metros. Lo positivo es el espacio disponible para las piernas. El maletero mide 450 litros, sólo es regular para su tamaño.

La instrumentación tiene grandes relojes con un indicador central digital que da información de computador, radio, y funciones del automóvil. Un interesante detalle es el indicador que avisa del momento óptimo para cambiar de velocidad, si se quiere obtener un consumo bajo. El freno de mano es eléctrico, de un funcionamiento simple y efectivo. Exteriormente es un auto atractivo pero sin estridencias. Sobra la robustez y simpleza en sus formas. Está imagen es tradicional en los modelos Laguna. Actualmente es revitalizada con grupos ópticos delanteros y traseros más modernos, y una exhaustiva aerodinámica.

renault-laguna III 2.0 DCi Retrotest Rutamotor-5

MULTIPLES MEJORAS MECÁNICAS

Sin duda que el comportamiento dinámico del Laguna III es superior al del modelo precedente. Se lo percibe más preciso al doblar Y También es superior el confort de marcha. Además el nuevo motor diesel dCi 2.0 litros de 150 CV responde con eficacia. La caja de 6 velocidades permite una aceleración homogénea, economía de combustible y un desempeño óptimo del motor. Otra de las principales virtudes del motor es su baja sonoridad a un amplio régimen. Se viaja con muy poco ruido adentro y en un alto margen ya que tiene una excelente suavidad de funcionamiento. Se nota muy poco que es diesel. Frena muy bien, con seguridad y la asistencia y poder de frenado es destacable. Transmite mucha seguridad en situaciones extremas.

Su funcionamiento es muy suave y además logra una alta economía de combustible. Lo manejamos por cerca de 500 kilómetros y logramos un consumo satisfactorio: Logró un rendimiento de 13 km/l en ciudad y unos 18 km/l en carretera. Su consumo mixto ronda los 16 km/l. Tiene una autonomía de cerca de 850 kilómetros con estanque lleno (63 litros). Además su velocidad máxima es de 210 km/h y llega de 0-100 km/h en cerca de 9,5 segundos.

En carretera sus aceleraciones son muy progresivas, las recuperaciones son instantáneas y suaves. Llega con fuerza a casi 5.000 rpm. la respuesta en ciudad es óptima ya que no le falta fuerza para comenzar a rodar desde cero. Se puede rodar a velocidades sobre 140 km/h sin obstáculos o ruidos molestos.

renault-laguna III 2.0 DCi Retrotest Rutamotor-4

Como es más duro de suspensión que el anterior, las irregularidades se transmiten más, especialmente en la ciudad. Además a la dirección sentimos que le faltaba algo de tacto y nos entregaba poco feeling, pero no es algo muy ostensible. En general es un auto muy seguro en condiciones normales y en las que no lo son. En suma, el Laguna III es un auto placentero, cómodo y armónico. Mejora en todos los aspectos frente a la versión anterior y conjuga un amplio equilibrio que lo hacen acercarse a modelos de un segmento más alto.

LO BUENO:

  • Motor económico y brioso
  • Insonoridad pese a ser diesel
  • Comodidad y confort de marcha
  • Seguridad pasiva y activa

EN CONTRA:

  • Precio
  • Altura disponible plazas traseras
  • Dirección con poco feeling

Retrotest
@Mauro_Tester

Periodista de profesión, obsesionado por los autos, de corazón. Experto en pistear como campeón. Ahora al volante de @rutamotor

Más en Retrotest

Subaru MV 1800 4WD 1993: Una camioneta muy singular

Raúl Fariasseptiembre 30, 2016

Toyota Cressida 2.4 GL 4AT 1992: Lujo en su máxima expresión

Raúl Fariasseptiembre 23, 2016

Mazda 929 2.0 DX SW 1989: Un familiar japonés excepcional

Raúl Fariasjulio 29, 2016

Honda Accord 1.6 EX Hondamatic 1983: Sedán muy equipado

Raúl Fariasjulio 22, 2016

Toyota Corolla 1.3 XL Special 1992: Un clásico es para siempre

Raúl Fariasjulio 15, 2016

Subaru REX 600 (1977-1983): El pequeño que nos revolucionó

Raúl Fariasjulio 6, 2016

Volvo V70 R 1997: Recuperando un clásico de las station deportivas

Mauricio Carvallodiciembre 18, 2013

Renault Sandero 1.6 2009: Amplitud para llenarlo de ideas

Mauricio Carvallooctubre 1, 2013

BYD F3R 1.5 2009: Imitando lo bueno

Mauricio Carvallooctubre 1, 2013

Send this to a friend