Retrotest

Chevrolet Captiva 2.0 DSL LTZ AT 2007: Amiga de la familia

Chevrolet Captiva 2.0 DSL LTZ AT 2007: Amiga de la familia

La SUV Captiva significa mucho para esta “nueva” Chevrolet. Es la primera SUV desarrollada por la marca y el primer modelo que incorpora mecánica Diesel y el primer modelo fabricado bajo el patrón de diseño global de General Motors. Chevrolet es consciente de que el mercado de los SUV es uno de los segmentos que ha experimentado mayor crecimiento en Chile y en el resto del mundo. Con estos datos la marca que inventó el todoterreno urbano en 1935 con el Suburban Carryall no podía pasar por alto lanzar una atractiva oferta en un segmento lleno de exponentes.

En la nueva Chevrolet Captiva, GM sintetiza su larga experiencia de más de 50 años en la producción de vehículos 4×4 de uso familiar. El diseño exterior de la carrocería es muy semejante al del prototipo S3X, que mostró Chevrolet en el Salón de París de 2004 y la podríamos definir a priori como una SUV de estilo deportivo y familiar, de diseño moderno, con un potente motor y amplio equipamiento, incluyendo tracción en las cuatro ruedas.

Captiva es un modelo orientado claramente hacia la ciudad y carretera, como la casi totalidad de los SUV de la “nueva camada”, ya que está demostrado que la mayoría de los clientes apenas utiliza este tipo de vehículos fuera del camino. También su capacidad ha sido un aspecto diferenciador e importante, con una configuración interior de siete plazas.

07

Es una camioneta tecnológicamente avanzada e incorpora un motor diesel 2.0 litros de 150 CV acompañada de una caja automática con posiblidad de cambio secuencial de 5 velocidades. El precio de la versión testeada es de $17.490.000 en su versión “top de línea” LTZ. En esta versión el equipamiento incluye alza vidrios eléctricos en todas las ventanillas, cierre centralizado con mando a distancia, limpiaparabrisas con accionamiento intermitente en función de la velocidad, asientos de cuero con accionamiento eléctrico para el piloto, limpiaparabrisas trasero, vidrio trasero de apertura independiente, radio con seis parlantes y reproductor de CD con MP3, entre otros elementos de confort.

CÓMODO Y AMPLIO

Su interior es acogedor con una atmósfera moderna con detalles que combinan diferentes materiales, tales como el cuero en el volante, asientos y los paneles de aluminio en la consola central que le dan un aire de deportividad, todo ello sin perder de vista la conveniencia entre lo práctico y lo deportivo, lo lujoso y lo elegante. El interior en general está bien terminado. Nos ha sorprendido gratamente la calidad de los materiales, la terminación y los ajustes. Destaca el confort abordo con elementos como volante regulable en altura y profundidad, climatizador automático, computador abordo, asientos de cuero, espejo retrovisor automático, etc.

El puesto de conducción es cómodo y no cuesta nada adaptarse a él, ya que los mandos se encuentran al alcance de la mano, hay amplitud y facilidad de manejo. Sólo el volante nos ha parecido algo más grande de lo deseable pues la dirección (3,3 vueltas de volante entre topes), no es especialmente rápida.

02

En el día a día es una SUV funcional porque hay muchos espacios para depositar cosas, como en puertas, respaldos de los asientos delanteros, posavasos, apoyabrazos central delantero, consola central, etc. Puede tener cinco o siete asientos. Hay muchas configuraciones para los asientos, desde siete plazas a una sola. Todos se pueden abatir, quedando una superficie de carga prácticamente plana. Hay bastante espacio para todos los ocupantes –incluidos los de la última fila- aunque el acceso no es muy cómodo.

Los asientos son algo duros pero cómodos y no tienen mucha sujeción lateral. En la segunda fila hay buen espacio para las piernas y permite viajar con suficiente comodidad a tres ocupantes. El la tercera corrida entran dos adultos sin mayor problema. La visibilidad trasera a través del retrovisor interior no es buena, aunque queda compensada parcialmente gracias a unos grandes retrovisores exteriores. Por su parte, el maletero con las siete plazas llega sólo a 100 litros, 490 litros con los 5 asientos y 890 litros con las dos filas de asientos abatidas.

ROBUSTEZ, FAMILIARIDAD Y UN EXCELENTE MOTOR

En sus líneas se combinan visualmente la robustez de un todoterreno y la apariencia de una SUV de lujo familiar. El perfil lateral está remarcado por los tapabarros con molduras y llantas de 6 rayos de 18 pulgadas en donde destaca una elegante línea central. Captiva continúa con la línea frontal que estrenó el Aveo en donde destaca la gran “corbata” con el signo Chjevrolet. Nos gustan sus faros “achinados” y la rejilla tipo colmena que abarca tanto la parrilla como la sección inferior del parachoques, como una toma de aire. A esa altura se encuentran instaladas las luces antiniebla.

06

En la versión LTZ que testeamos se ven muy interesantes los intermitentes integrados en los retrovisores exteriores, y la silueta remarcada por los accesorios típicos de los verdaderos todoterreno. En la zaga los dos escapes cromados le dan un toque muy deportivo y de robustez. Rutamotor testeó el modelo con motor 2.0 Diesel con inyección directa de combustible common rail, turbo de geometría variable, intercooler, culata de cuatro válvulas por cilindro y filtro de partículas Diesel. Este motor logra un nivel de prestaciones satisfactorio con unos 150 CV de buena aceleración, recuperaciones y adelantamientos.

El motordenominado “VCDi” no es de origen Fiat como en la línea alemana de Chevrolet (Astra, Zafira, Vectra). Su motor es enérgico y recupera bien. El motor muestra unas cifras de potencia y par muy satisfactorias, incluso mejores que las de la mayoría de sus rivales. No obstante una caja de cambios automática de 6 marchas (es de 5 velocidades con posibilidad de cambio secuencial) hubiera contribuido a mejorar la respuesta del motor y rebajar la sonoridad, algo fuerte a alto régimen pero dentro de lo normal en los diesel de nueva generación. El paso de los cambios de la caja automática es muy agradable y suave.

Dinámicamente el comportamiento de la Captiva sobre carretera y ciudad se asemeja bastante a un sedán convencional más que a una todoterreno. Sus movimientos son suaves y bastante predecibles. Una batalla bastante larga y una configuración de suspensiones independientes (McPherson delante y multibrazo detrás) permite que los desplazamientos de la carrocería sean progresivos y tranquilos. Cabe destacar que los amortiguadores traseros son de tipo Nivomat, que permiten mantener constante la altura de la carrocería independientemente de la carga.

09

Mostró un notable comportamiento en carretera. Tuvimos la oportunidad de testearla mucho en carretera entre Santiago y la V Región por cerca de 500 kilómetros y nos dejó un buen gusto por sus recuperaciones y suavidad de rodado. Su estanque de 65 litros permitió que no fuera necesario rellenarlo dado su autonomía de 870 kilómetros. Los frenos de discos ventilados son potentes y con buena resistencia al cansancio, tienen sistema ABS.

El sistema es de tracción total conectable automáticamente, con un control electromagnético que determina el grado de arrastre de las ruedas traseras. En condiciones normales funciona como un tracción delantera; si las ruedas delanteras patinan, las traseras pueden impulsarla. Es ágil (velocidad máxima de 180 km/h), y no es necesario anticipar algunas maniobras, como adelantar. En promedios cercanos o sobre 120 km/h es muy agradable (como casi todo motor diesel en carretera) con una excelente respuesta desde bajas revoluciones, empuja con fuerza suficiente para mantener elevados ritmos de crucero.

Concluimos que Captiva impactará gratamente por su calidad y motorización diesel. Nos parece un modelo interesante, atractivo y muy versátil. Un producto atractivo que ya es un fuerte participante en uno de los segmentos que más crecen en los últimos tiempos, el de los SUV o todoterrenos.

  • 03

LO BUENO:

  • Motor diesel enérgico
  • Estética atractiva
  • Equipamiento y terminaciones

LO MALO:

  • Suspensión algo blanda
  • Volante de grandes dimensiones
  • Falta de sexta velocidad

Retrotest
@Mauro_Tester

Periodista de profesión, obsesionado por los autos, de corazón. Experto en pistear como campeón. Ahora al volante de @rutamotor

Más en Retrotest

Subaru MV 1800 4WD 1993: Una camioneta muy singular

Raúl Fariasseptiembre 30, 2016

Toyota Cressida 2.4 GL 4AT 1992: Lujo en su máxima expresión

Raúl Fariasseptiembre 23, 2016

Mazda 929 2.0 DX SW 1989: Un familiar japonés excepcional

Raúl Fariasjulio 29, 2016

Honda Accord 1.6 EX Hondamatic 1983: Sedán muy equipado

Raúl Fariasjulio 22, 2016

Toyota Corolla 1.3 XL Special 1992: Un clásico es para siempre

Raúl Fariasjulio 15, 2016

Subaru REX 600 (1977-1983): El pequeño que nos revolucionó

Raúl Fariasjulio 6, 2016

Volvo V70 R 1997: Recuperando un clásico de las station deportivas

Mauricio Carvallodiciembre 18, 2013

Renault Sandero 1.6 2009: Amplitud para llenarlo de ideas

Mauricio Carvallooctubre 1, 2013

BYD F3R 1.5 2009: Imitando lo bueno

Mauricio Carvallooctubre 1, 2013

Send this to a friend