DEPORTIVOS

Chevrolet Camaro SS 6.2L 8AT 455 CV: Musculoso inteligente

Chevrolet Camaro SS 6.2L 8AT 455 CV: Musculoso inteligente

La marca norteamericana del corbatín, que llega gracias a General Motors Chile, nos dio la oportunidad de probar a fondo su nuevo musculoso (o “Muscle Car” como se llaman en inglés). Nos referimos al Chevrolet Camaro Six, que llega en su sexta generación renovado por completo, y en búsqueda de competir en  ligas mayores tanto por manejo como por tecnología.

Aterriza en nuestros país en una única versión totalmente equipada con paquete deportivo SS, motor V8 de 455 hp, caja automática de 8 velocidades y con un diseño que recuerda mucho (incluso demasiado) a la anterior generación, pero le permite por otro lado mantener no solo la estirpe, sino que lo que siempre lo ha caracterizado: los músculos en su carrocería y bajo su capo.

FICHA TÉCNICA

Descargar (PDF, Desconocido)

CHEVROLET CAMARO PRECIOS JULIO DE 2016:

  • Camaro Six SS 6.2 8AT: CLP $39.990.000 

Para situarlo en el mercado, la verdad es que solamente encontramos competidores directos cuando analizamos su mismo origen, donde encontramos al Ford Mustang 5.0 (V8 de 435 hp), un Dodge Challenger SRT 6.4 (V8 Hemi de 470 hp), que están cercanos en precio, configuración y potencia, ya que los de origen europeo, como el Audi RS4, Bmw M4 o Mercedes C63 AMG, casi lo duplican en precio, además de que tener motores de menor cilindrada y turbo.

DISEÑO RECONOCIBLE COMO UN CAMARO DE SIEMPRE

El diseño como ya comentamos antes, se mantiene muy parecido a la quinta generación, por lo que mirándolo de manera rápida podríamos hasta confundirlo si lo colocamos al lado de uno del mismo color y versión de la generación anterior. Por un lado, eso es bueno para los que les gusta su diseño y la tradición del modelo, pero los que prefieren sentir un cambio generacional más marcado, se sentirán un poco decepcionados.

Su frontal nos entrega un musculoso parachoques, con dos focos que parecieran disminuyeron su tamaño, pero cuentan con un atractivo arco LED, junto con dos focos más abajo también LED, que dejan unas luces diurnas dobles muy atractivas. Extrañamos los sensores de estacionamiento delanteros, ya que con un capo tan largo es difícil ver donde termina la parte delantera, así que tendremos que realizar las maniobras con extremo cuidado.

El lateral nos muestra como mantiene las formas de siempre, con un capo largo, pasos de rueda musculosos, grandes llantas de 20 pulgadas y calzadas en neumáticos 245/40 adelante y 275/35 atrás, una gran puerta a cada lado y zona vidriada muy pequeña, con una ventana casi testimonial para los asientos traseros. La silueta sigue con una parte trasera estilo fastback, con un pequeño maletero con un alerón superior.

La parte trasera nos entrega nuevamente un musculoso parachoques, donde vemos arriba de este los focos que si cambiaron bastante frente a su generación anterior, aun manteniendo su diseño básico. Cuenta con tecnología LED y un atractivo diseño. La parte inferior muestra dos colas de escape, sensores de estacionamiento y una cámara trasera. Además cuenta con unos útiles sensores de tráfico cruzado. No podemos olvidar los difusores de fibra de carbono.

INTERIOR MUCHO MÁS TECNOLOGICO

Donde sí apreciaremos los cambios es en su interior, el que avanza radicalmente frente a su anterior generación. Ya de entrada veremos un nuevo y moderno volante, con el podemos controlar desde el sistema multimedia, computador a bordo hasta los cambios de su caja automática con las paletas traseras. Tiene la parte baja plana, para darle un detalle más deportivo y las siglas SS en rojas y hasta puede ser calefaccionado en los días fríos.

El tablero de instrumentos también cambia y mejora mucho, ya que deja de tener dos grandes relojes marcados, sino que ahora integra una gran pantalla configurable, que nos muestra desde información del computador, medidores deportivos de aceleración G, navegación, sistema multimedia, lo que le da un detalle moderno y de completa información. Se complementa con un sistema head display, que proyecta la información en el parabrisas, para no tener que bajar la mirada de la carretera.

Al centro del tablero, preside una pantalla táctil de su sistema MyLink, la que maneja de manera muy intuitiva las distintas funciones de su sistema multimedia, con conexión bluetooth, navegador, apoyados por un sistema de alta fidelidad firmados por BOSE. El climatizador dual se maneja de manera curiosa girando las salidas de aire, y desplegando la temperatura en dos pequeñas pantallas, una a cada lado. Por si esto fuera poco, podemos calefaccionar o enfriar los asientos delanteros.

Estos últimos están forrados en cuero, tienen regulación eléctrica y con memoria, por lo que su ajuste es muy simple. Un detalle de este modelo, que en general se encuentra en muchos otros deportivos, es que la posición de manejo es muy baja, sensación que se magnifica con la pequeña zona vidriada. Los asientos delanteros son muy cómodos y deportivos, pero los traseros son realmente pequeños y pensados solo para niños o adultos en distancias muy cortas. Uno de los detalles a destacar, es su mejora en los materiales de todo el habitáculo, donde realmente se aprecia el salto generacional y el trabajo de la marca en ofrecer un producto más Premium en todo sentido. Un detalle interesante y práctico, es el cargador inalámbrico de Smartphone, que se ubica en la parte trasera de la consola central.

Como equipamiento de seguridad, incluye airbags frontales, laterales delanteros, de rodilla delanteros, de cortina adelante y atrás, junto con los sistemas eléctricos encargados de evitar un posible choque, como los frenos de disco Brembo con ABS y EBD, control electrónico de estabilidad Stabilitrak, alerta de cambio de carril, sistema de detección de punto ciego, control de tracción y alerta de trafico cruzado.

CORAZÓN MEJORADO Y DE VERDADERO MUSCLE CAR

Y como lo que realmente importa en un deportivo va debajo del capo, y sobre todo en un modelo que proviene de los EEUU, no podía faltar un motor de 8 cilindros, 6.2 litros, que entrega 455 hp a 6.000 rpm y un torque de 617 nm a 4.400 rpm, el que además de entregar un sonido maravilloso, sube de vueltas con una increíble facilidad. Se acopla a una caja automática de 8 velocidades, con modo Sport y paddle shift en el volante, transmitiendo esta potencia a las ruedas traseras.

Su chasis ha sido mejorado de manera profunda, con una mejora en la rigidez de un 26%, mientras que el peso disminuyo en casi 90 kg. Los componentes usados en el Camaro son únicos para este modelo en un 70% de su construcción, lo que demuestra su especialización en lo deportivo. Ofrece una suspensión Magnetic Ride Control, que ofrecen diferentes ajustes y pueden variar su dureza en hasta 1000 veces por segundo. Los modos disponibles son Tour, Nieve/Hielo, Sport y Track, pensado solo para la pista. Los frenos han sido mejorados y están pensados en ofrecer un alto desempeño, gracias al desarrollo por Brembo, permiten detener desde los 100 km/h en solo 35.7 metros. Y no hemos dicho que para llegar hasta los 100 km/h solo tarde 4 segundos.

CHASIS Y MANEJO MUY MEJORADOS

Pero si esto impresiona en papel, veamos si pasa lo mismo cuando lo llevemos a la calle. Basta encender su motor, para escuchar el rugido de su V8, el que podremos oír incluso antes de subirnos gracias a su encendido remoto. Este útil sistema nos permite preparar el habitáculo antes de subirnos, ya que en los días fríos de invierno, conectara la calefacción o en el verano su aire acondicionado. Además de preparar el motor para cuando lleguemos a manejarlo.

Ya sentados y acomodados en su puesto de manejo, vemos que la información desplegada es muy completa, por lo que podremos configurarla a nuestro gusto, no solo en el tablero sino también en el head up display. La radio también es muy completa, pero la verdad es que queda en segundo plano al escuchar el hermoso sonido que emana de su motor.

Engranamos D y comienza el entretenido paseo. Lo primero que sorprende es el tremendo empuje de su motor, el que se siente mucho mayor al de su generación anterior, algo que se complementa con la baja de peso y con la nueva caja de cambios de 8 velocidades, la que es mucho más rápida en la subida y bajada de cambios, junto con tener más relaciones para elegir y disfrutar de la potencia del motor.

Realmente sentimos los 455 hp en el eje trasero, y en cada situación que apretamos con decisión el pedal derecho, sentimos las ganas de desacomodarse a las ruedas traseras, que tratar de ser domesticadas por los controles electrónicos. Obviamente que si seleccionamos los modos más deportivos (Sport o Track), estos funcionan de manera menos intrusiva, permitiéndonos manejar más y hasta derrapar algo en eje posterior, una maniobra no apta para cardíacos o conductores menos experimentados.

Si aceleramos a fondo, sentiremos como nuestro cuerpo se pega al asiento y esos cuatro segundos que tarda en llegar a 100 km/h pasan en un parpadeo, por lo que cualquier calle se angostara si no tenemos cuidado. Lo mejor es hacer esto en un lugar seguro, una carretera abierta o una calle sin tránsito, ya que el resto de los peatones o automóviles que nos rodean no se imaginan lo rápido que se puede acercar este Camaro.

El motor sube de vueltas sin preguntar, llega a las 6.500 rpm en un abrir y cerrar de ojos, y los cambios pasan sin que nos demos cuenta. Si manejamos suave, estaremos en 8va marcha sin apenas darnos cuenta, pero si manejamos de manera más agresiva, mantendrá los cambios hasta el corte sin problemas.

El chasis ha progresado mucho también, donde apreciaremos la disminución de peso, la nueva suspensión y frenos mejorados, permitiendo realizar una conducción más deportiva de manera más entretenida y segura. Incluso en test realizados en circuitos por medios especializados de otros países, ha podido plantar cara y hacer tiempos muy cercanos a rivales europeos, como el Bmw M4 por ejemplo, rompiendo con el estigma de que los deportivos norteamericanos solo sirven para acelerar en línea recta.

Como detalles criticables, podemos hablar de varios que son esperables en un deportivo, como su menor visibilidad, manejo algo más áspero (menos de lo esperado), consumo elevado (no podemos esperar menos de un motor de su cilindrada y potencia), pero quizás lo peor sea la visibilidad en maniobras y el hecho de no contar con sensores delanteros para estacionarnos.

Cerrando esta prueba extrema, vemos que el Camaro Six ha sabido mantener todos los atributos que buscan sus dueños, pero mejorando los aspectos que lo hacían estar distantes de su competencia europea, como la agilidad y prestaciones de motor y caja, a un precio muy competitivo si lo comparamos con ellos y con un nivel de tecnología aplicada muy elevado. Una buena sorpresa.

DEPORTIVOS
@gabobaeza

Ingeniero Civil Industrial de profesión, tuerca de corazón desde mi primer auto a pedales. Deportista part-time y bueno para viajar. Aficionado al todo terreno y a todo lo que incluya aire libre

Más en DEPORTIVOS

Bmw tiene su competidor al VW GTI con el nuevo 128ti

Gabriel Baezaoctubre 7, 2020

Nissan presenta su concepto Z que anticipa el futuro 400Z

Gabriel Baezaseptiembre 16, 2020

Hennessey Mammoth 6×6 hace parecer a la RAM TRX como una pick-up tranquila

Gabriel Baezaseptiembre 2, 2020

Aterriza en Chile el primer eléctrico de Porsche – Bienvenido Taycan

Gabriel Baezaagosto 29, 2020

RAM estrena la versión TRX que quiere destronar a la Ford F150 Raptor

Gabriel Baezaagosto 17, 2020

Ferrari estrena en Chile el F8 Tributo con su V8 de 720 caballos

Gabriel Baezaagosto 15, 2020

Se estrena el impresionante T.50 del creador del McLaren F1

Gabriel Baezaagosto 4, 2020

Ford F150 Raptor 2022 comienza sus pruebas con nueva suspensión trasera

Gabriel Baezaagosto 4, 2020

Bmw M3 2021 es cazado con bastante poco camuflaje

Gabriel Baezaagosto 1, 2020
Send this to a friend