Volvo y Daimler se unen para desarrollar camiones y buses a hidrógeno

por Christian Martinez

Los camiones eléctricos son uno de los rubros que más problemas han presentado al pasar a la electrificación, por las grandes distancias que deben recorrer y los tiempos teóricos de carga, que se hacen muy largos para el rubro.

Pero desde tiempo de Robotech inmemoriales que se nos ha presentado al hidrógeno como el combustible del futuro, que alimentará motores eléctricos sin producir nada más que vapor de agua en el escape, y que se carga tan fácil como un combustible líquido. Por eso es que el grupo Volvo (el grupo de camiones) y Daimler Truck AG se han unido en una joint venture para el desarrollo y producción a gran escala de celdas de combustible para camiones y buses de pasajeros.

Ambas compañías tendrán el 50% de la joint venture, pero trabajarán de forma independiente en otras áreas para mantener la competencia. Daimler aprovechará la experiencia que tiene la división de celdas de combustible de Mercedes Benz, que lleva más de 2 décadas de desarrollo en el tema. De todas formas, hicieron un llamado a “otras instituciones y compañías” para acelerar el desarrollo, ya que también hace falta infraestructura general para su uso.

El acuerdo final se cerrará antes de fin de año, y la oficina central de esto será en Nabern, Alemania, con plantas de fabricación en Alemania y Canada. De funcionar como se está planeando, los primeros vehículos deberían estar listos para el año 2025.