Volvo estrena el S60 2019 y su primera planta en EEUU

por Don Ruta

Con la nueva generación de la serie 60 de Volvo lo hicieron al revés de la mayoría, ya que el primer representante fue el SUV XC60, luego el station wagon V60, y finalmente llegamos al sedán S60, el primero fabricado en la nueva planta de Carolina del Sur, EEUU.

Manteniendo el lenguaje de los nuevos modelos de Volvo, se presenta como una alternativa a los sedanes medianos premium, como el Serie 3 de BMW y el Audi A4. Pero se diferencia del resto por ser el primero que no tendrá una opción motriz diesel disponible, como parte de la visión de Volvo de dejar ese combustible de lado, y enfocarse en opciones eléctricas o híbridas.

Según Volvo han enfocado el vehículo en las sensaciones de manejo, por lo que le han dado especial cuidado a la puesta a punto del chasis y suspensión, incluyendo tecnología de la serie 90 de la compañía, lo que fue más simple de adaptar considerando que ambos se fabrican sobre la misma plataforma SPA.

Bajo el capot estarán versiones con turbo, turbo y supercargada, e incluso con opciones híbridas, por lo que el rango de potencia será desde 250 hasta 415 hp en la versión T8 TwinEngine Polestar Engineered, que será híbrido enchufable y con modificaciones a la suspensión, frenos, control de motor y dirección de parte de Polestar. La tracción será delantera en el modelo base, y a las 4 ruedas en los modelos más potentes.

Al igual que el resto de la gama, podrá tener disponible todos los sistemas de seguridad de la marca, siguiendo la tradición de ser el símbolo en cuanto a seguridad automotriz, y para continuar con la meta de disminuir a cero las muertes por atropellos o accidentes en un futuro cercano.