Pagani presenta al Utopia con trasmisión manual y 864 hp

por Cristian Martinez

El fabricante de superdeportivos exóticos Pagani presentó al mundo su tercer modelo, el Utopia, que llega como reemplazo del Huayra, que se va finalmente a las pasturas del cielo de los motores.

A pesar que todo el mundo está girando hacia la electromovilidad o asistencias de motores eléctricos, Pagani siguió con la fórmula de un gran motor V12, esta vez un 6.0 twinturbo de origen AMG, capaz de generar 852 hp y 900 Nm. La transmisión es una manual de seis marchas, algo novedoso en el segmento y para Pagani, que ocupó una transmisión manual por última vez en el Zonda, y que además es algo muy escaso en vehículos de +700 hp.

Para hacerlo competitivo trataron de mantener el peso a raya, que finalmente quedó en 1280 kg, 70 kg menos que el Huayra. La configuración se mantiene de motor central y tracción trasera, y un lenguaje de diseño claramente reconocible de Pagani, con detalles en el interior que lo hacen ver atemporal, y al igual que Bugatti por ejemplo, no tiene una radio o pantalla a la vista en posición central, para no quedar desactualizado o desfasado en algún momento.

Detalles reconocibles de la marca son el frontal de focos independientes, las salidas de escape agrupadas al centro como de cohete, y el spoiler trasero de tipo puente; el diseño total del modelo les tomó cerca de seis años en pulir. Y al destapar la parte trasera para dejar a la vista la suspensión, vemos como pareciera ser una artesanía antigua, de la época donde “todo era acero de verdad” (aunque abunde los materiales compuestos y modernos).

Claramente un vehículo así no será barato, ni siquiera para los estándares actuales de superdeportivos exóticos, incluso me quedo corto al decir que será “para unos pocos”. Estamos hablando de más de dos millones de dólares por unidad, lo que, haciendo honor al nombra, la idea de tener uno pasa a ser derechamente una utopía.