HATCHBACK

MINI Cooper S 5P 2.0T 6AT Pepper 2018: Diversión para cinco

MINI Cooper S 5P 2.0T 6AT Pepper 2018: Diversión para cinco

Si algo funciona, que siga igual. Las tradiciones nunca se rompen, ya que “lo bueno, repite”, hay muchas formas de llamar a una continuidad. Este es el caso del  emblemático MINI Cooper, que cumple esa premisa al 100%. Recordemos que este modelo volvió en 2001, esta vez producido por BMW, la actual dueña del fabricante británico. Esta es su tercera generación, nacida por el 2015. En ella, integra un diseño retro fue creado por Frank Stephenson inspirado en el MINI original (lanzado al mercado en 1959). Se fabrica actualmente en Oxford, Inglaterra. En el mercado chileno, compite dentro de un nicho de mercado específico en donde tenemos modelos como el Audi A1 cinco puertas, BMW Serie 1 5p, Volvo V40 y Mercedes Benz Clase A.


Al Cooper, con el tiempo, se le han sumado nuevos modelos, como el Cooper cinco puertas (el modelo de esta prueba) y el Clubman. La versión que probamos para Rutamotor aterriza actualmente en seis versiones, cuatro Cooper “normal” y dos Cooper S, la versión “con picante” de toda la gama. Llega a Chile con dos propulsores gasolineros completamente nuevos, ambos con la tecnología MINI TwinPower Turbo. Parte en el 1.5 litro de tres cilindros que tiene una potencia máxima de 136 HP entre las 4.500 y 6.000 rpm, con un torque máximo de 220 Nm a las 1.250 rpm. Por su parte, el motor de gasolina de 2.0 litros y cuatro cilindros del MINI Cooper S de esta prueba, tiene una potencia máxima de 192 HP entre las 4.700 y 6.000 rpm, con un torque máximo de 280 Nm a las 1.250 rpm.

 

MINI COOPER CINCO PUERTAS PRECIOS MARZO DE 2018:

    • Cooper 1.5T 6MT Classic: CLP $13.990.000
    • Cooper 1.5T 8AT Salt: CLP $17.490.000
    • Cooper 1.5T 6MT Pepper: CLP $18.190.000
    • Cooper 1.5T 8AT Pepper: CLP $19.490.000
    • Cooper S 2.0T 8AT Pepper: CLP $23.590.000 (nuestro test)
    • Cooper S 2.0T 8AT Chili: CLP $24.190.000

MÁS DETALLES DEL MINI 5P

Aterriza con la nueva caja de cambios de seis marchas en versión manual y Steptronic de seis en la automática, y a la aplicación de numerosas soluciones correspondientes a la tecnología MINIMALISM. Según versiones, agrega el MINI Driving Modes que permite un estilo de conducción desde lo más económico posible hacia lo más deportivo. Utilizando un selector giratorio que se encuentra junto a la base de la palanca de cambios o, si el vehículo tiene una caja automática, al pie de la palanca selectora, es posible activar, además del modo estándar MID, el modo SPORT y el modo GREEN.

Estando activo el modo SPORT, se modifican las líneas características del acelerador y de la dirección y, en el caso de los modelos equipados con la caja de cambios Steptronic de seis marchas, se reducen los tiempos necesarios para cambiar de marchas, de manera que el comportamiento del automóvil es más dinámico. Si se activa el modo GREEN, se favorece un estilo de conducción más relajado y, por lo tanto, de menor consumo.

En esta nueva entrega en formato cinco puertas, la distancia entre ejes es 72 milímetros mayor que la del nuevo MINI tres puertas, así como la longitud de la carrocería 161 milímetros mayor. Ahora, comparando ese espacio con el disponible en el modelo de tres puertas, los ocupantes de los tres asientos traseros del MINI de 5 puertas disponen de 15 milímetros más por encima de sus cabezas y, además, tienen la ventaja de contar con 61 milímetros adicionales a la altura de sus codos. Adicionalmente, también el maletero, que ahora tiene un volumen de 278 litros, es 67 litros mayor que el compartimiento de carga del modelo de tres puertas.

En el item seguridad agrega el sistema de regulación de la estabilidad DSC (Dynamic Stability Control) de serie, el sistema antibloqueo ABS, la distribución electrónica de la fuerza de frenado EBD (Electronic Brakeforce Distribution), la función de regulación de los frenos en curva CBC (Cornering Brake Control), el asistente de frenado y el asistente de poner en marcha el automóvil, la función de secado de los frenos, la compensación de la merma del rendimiento de los frenos por «fading», y el modo de control dinámico de la tracción DTC (Dynamic Traction Control).

Como en las versiones tres puertas las de cinco puertas “estándar” 1.5T se diferencian del Cooper S por no tener la entrada de aire ubicada en el capó delantero, un diseño distinto de los parachoques, que en este Cooper S encuentro que quedan bien, resaltando el espíritu deportivo de la gama alta de MINI. Atrás veremos un solo tuvo de escape (dos centrales en el “S”). En su diseño destaca el perfil hexagonal de la parrilla, los marcos de las luces intermitentes laterales («Side Scuttle»), los faros redondos, los pilotos traseros en posición horizontal y el marco circundante de color negro en la parte inferior de la carrocería.

En esta generación, en la consola central, ya no se da prioridad al marcados de la velocidad, como existía en todos los anteriores Cooper. El velocímetro y el tacómetro, así como otros elementos que informan sobre datos de relevancia para la conducción, se encuentran en el tablero de instrumentos, montado sobre la barra de la dirección. El característico instrumento central ofrece bastantes cambios, aglutinando informaciones sobre el estado dinámico del automóvil y sobre la activación de numerosas funciones que puede activar el conductor. Estos datos se pueden controlar mediante el botón de control MINI Controller que se encuentra abajo, en la consola central. Algunas de las informaciones se resaltan con un anillo luminoso de LEDs, para que se perciban con mayor claridad.

Integra unos nuevos sistemas de información y entretenimiento denominados MINI Connected. Las funciones disponibles son mediante aplicaciones, correspondientes a los sectores de redes sociales, información y entretenimiento (versiones topes de gama, no la que probamos). Pueden instalarse en el iPhone de Apple y también en smartphones con el sistema operativo Android.

Sobre sus dimensiones interiores, se siente obviamente más grande que el de tres puertas. Acá se priorizó el espacio en los asientos delanteros, mientras que en los traseros se mantienen todavía algo cortos, justos para dos personas. Las butacas delanteras no se sienten duras pero si bastante deportivas. A pesar de la gran cantidad de botones y pulsadores, no es complicado encontrar una buena posición de manejo y no costará mucho superar el agobio de tanta tecnología debido a la correcta distribución de los botones. Uno de sus puntos altos es su gran sistema de sonido Harman Kardon, uno de los elementos que más dsfruté en los días de test, una delicia.

DIVERSIÓN PARA CINCO

La unidad que probamos agrega el motor de gasolina de 2.0 litros y cuatro cilindros del MINI Cooper S, tiene una potencia máxima de 192 HP entre las 4.700 y 6.000 rpm, con un torque máximo de 280 Nm a las 1.250 rpm. A este 2.oT se le agregó un compresor para aumentar la presión del aire y un intercooler. En cuanto pisamos el acelerador, tanto en bajo como medio régimen, se obtiene una respuesta enérgica e inmediata. Logra 0-100 km/h en 6,7 segundos y llega a los 245 km/h. En modo Sport es donde más se disfruta, muy rápido, progresivo, quizás nervioso.

A pesar de su mayor distancia entre ejes (es más largo, obvio) se siente igualmente sofisticado. Es un cohete de bolsillo con una facilidad que sorprende para ir a altas velocidades y las recuperaciones son muy ágiles desde muy bajas RPM. Lo entretenido es que también en el nuevo Cooper S se siente como el tren trasero fuera a perder el control, pero que nunca lo hace, lo que al llevarlo al límite entretiene mucho, y siempre bien protegido por elementos de seguridad activa y pasiva realmente vanguardistas.

Está homologado desde el 3CV (Consumo Vehicular) con unos 14,3 km/l de consumo en ciudad, 21,7 km/l en carretera (a 90 km/h) y de 18,2 km/l como mixto. En Rutamotor logramos un promedio de 14,8 km/l., bastante buenos para su potencia.  En su dinámica, y si lo llevamos más al límite, su frenaje es impecable, estable totalmente dosificable, frena y doble donde uno quiere que vaya. Un aspecto que también me gustó mucho, es sobre las reacciones de esta caja automática. Es deportiva y raída, a pesar de nos ser de las nuevas DSG, se nota un gran trabajo en este aspecto, con una eléctronica que siempre permite llevar una marchas alta sin que los cambios pasen si uno no lo quiere (para ello es recomendable el modo Sport). Ahora, igualmente le hubiera agregado una o dos marchas más a la caja AT.

En suma, el nuevo MINI Cooper S cinco puertas 2018 confirma lo entretenido que puede ser este clásico hot hatch. No es grande por dentro, no es tan práctica pero uff! que es entretenido. Ahora el juguete es para cinco, ¿Qué opinas?

HATCHBACK
@Mauro_Tester

Periodista de profesión, obsesionado por los autos, de corazón. Experto en pistear como campeón. Ahora al volante de @rutamotor

Más en HATCHBACK

Hyundai Veloster 2.0L 6MT Value 2019 – Toma de Contacto

Raúl Fariasagosto 29, 2018

Hyundai lanza un renovado Veloster 2019 con el 1.6T GDI

Mauricio Carvalloagosto 28, 2018

Citroen C4 Cactus 2019: Más hatchback, nueva suspensión

Mauricio Carvalloagosto 28, 2018

Mercedes Benz A200 1.4T 163 CV 7G-DCT 2019: La reinvención de un ganador

Gabriel Baezaagosto 22, 2018

Alfa Romeo quiere ser marca deportiva, pero reemplazará al MiTo por un crossover compacto

Christian Martinezagosto 16, 2018

Seat dejará de fabricar versiones de tres puertas del Leon y Mii

Christian Martinezagosto 9, 2018

Mercedes-Benz Clase A 2019: Cuarta generación interactiva

Mauricio Carvallojulio 28, 2018

Renault presenta la nueva versión del Megane RS Trophy 2019

Christian Martinezjulio 19, 2018

El facelift al Honda Civic Type R le bajará el tono a su apariencia

Christian Martinezjulio 17, 2018

Send this to a friend