El Volkswagen Golf R se presenta con 315 hp, AWD, y modo Drift

por Christian Martinez

Finalmente Volkswagen estrenó al Golf R, el modelo tope de gama de la línea de Golf, más potente que el GTI, y que incorpora novedades como el modo Drift, y un ajuste más deportivo que sus modelos anteriores.

Exteriormente cuenta con parachoques y faldones que mejoran aún más el flujo de aire, y le dan un aspecto algo más deportivo que al GTI, pero sin caer en un estilo sobrecargado. Incluye también un difusor trasero y un escape de gases de 4 salidas, llantas y una parrilla frontal exclusivas para el modelo.

Bajo el capot trae el conocido 2.0 turbo de 4 cilindros, con 315 hp y 420 Nm de torque. La transmisión será una DSG de 7 marchas y doble embrague, o una manual de 6 marchas que estará disponible en EEUU y no Europa, algo curioso considerando que menos del 5% de los autos vendidos anualmente en EEUU traen caja manual. Para transmitir la potencia al suelo, tendrá tracción total con torque vectorial, que según Volkswagen ayudará a reducir el subviraje y el radio de giro a alta velocidad.

Lo anterior le permitirá acelerar hasta los 100 km/h en 4.7 segundos, y puede llegar a una velocidad máxima de 250 km/h, limitada electrónicamente. Para frenar también tiene un freno optimizado, con discos más grandes adelante y atrás, y cálipers delanteros de doble pistón. Gracias a los seis modos de conducción se puede modificar la amortiguación, dirección, aceleración, y respuesta general del vehículo.

Una novedad es el modo Drift, que cambia los parámetros del control de estabilidad para permitirle un “coleteo” controlado. Además tiene el modo Special, optimizado para pista o circuitos ondulados, especialmente el Nurburgring Nordschleife.