Chery Face 1.3 2009: Marcando la revolución asiática

por Don Ruta

La marca china Chery presentó durante enero de este año, y sin mayores “bombos y platillos” uno de sus modelos que bien puede llegar a ser uno de los buenos exponentes de la nueva “camada” de autos del gigante asiático llegan a nuestro país. Lo que destaca a este modelo sobre el resto es su diseño original y alta calidad de fabriación, además de un andar y terminaciones destacables, considerando su precio y segmento. La competencia se sitúa en el Toyota Yaris, Hyundai Getz y Chevrolet Aveo, Citroen C3, Renault Sandero. Su garantía es de dos años o 50.000 kilómetros.

El Face es diseñado por Pininfarina y fue presentado en el Salón del Automóvil de Santiago 2008. Viene en una sola versión de 1,3 litros Euro IV, con 83 caballos de potencia y transmisión mecánica de cinco velocidades. Su tracción es delantera. Su precio único es de $5.490.000, unidad que (gentileza de SK Bergé, su importador). Chery ya tiene en nuestro mercado los modelos IQ, S21, A516, la familiar Destiny y la SUV Tiggo.

Su equipamiento es extenso. Destacan sus frenos ABS con EBD, doble airbag delanteros, habitáculo con deformación programada. En el ítem confort incluye cierre centralizado con mando a distancia, alzavidrios y espejos eléctricos, radio con CD y lector de MP3, además de entrada para minipuerto de USB, llave codificada con sistema antirrobo, entre otros elementos.

Chery Face 1.3 2009 Retrotest Rutamotor-3

NOVEDOSO EN DISEÑO

Siempre hay un antes y después, en todo… Bueno ello pasa también con las marcas chinas. Hemos probado varias y realmente el Chery Face tiene un nivel superlativo respectos a otros modelos del gigante asiático. Visualmente es atractivo. Tiene grandes grupos ópticos delanteros, y dos amplios focos verticales atrás que le aportan deportividad y dinamismo al conjunto. Este hatchback urbano no tiene elementos que lo saturen y que exageren sus formas, como otros modelos chinos. Aquí prima el buen gusto y la originalidad, no como en fabricantes chinos que no saben más que copiar y copiar.

Adentro hay mucho espacio. Los asientos son cómodos y con un buen ajuste. La maleta tiene un tamaño acorde con el segmento. La postura de manejo es buena, sobre todo por la visibilidad. Las terminaciones son correctas, y su diseño está orientado al público juvenil. Lo negativo está en el diseño del volante, que integra unos aros metálicos a los costados que se calientan en días de sol y nos parecen absolutamente innecesarios. Además hay muy pocos espacios donde guardar cosas. Nos gustó el diseño de sus relojes, tanto tacómetro como velocímetro, además de integrar un computador abordo que nos entrega rendimiento instantáneo de combustible en el display del odómetro, muy útil.

MOTOR LENTO, PERO SILENCIOSO

Su planta motriz es multivalvular de 1.297 cc, con acelerador electrónico Drive by Wire, y capaz de erogar 83 caballos de potencia, además de un torque de 114 Nm entre las 3.800 y 4.500 revoluciones. Está unida a una transmisión mecánica de cinco velocidades. Es lento de reacciones y escaso en torque. Sin embargo igual cumple a la hora de moverse por la ciudad. Sufre mucho al partir desde ralentí, pero en general no desentona tanto. Sus frenos son correctos, con la asistencia justa.

Chery Face 1.3 2009 Retrotest Rutamotor-1

Hay que jugar mucho con la caja para encontrar fuerza, por ello recomendamos tener el motor revolucionado para sacar lo mejor de sí, aunque con ello los consumos se eleven. El motor está orientado al ahorro de combustible y la falta de fuerza se siente claramente en subidas.

Ahora si lo lleva a carretera, la situación cambia. ¿Porqué?, acá destacada su silencio de rodadura y lo bien equilibrada de la suspensión, aunque en exceso blanda, lo que lleva a tener más cuidados a la hora de afrontar una zona de curvas o caminos irregulares. El confort es bueno pero no hay mucho feeling con la dirección, de mucha asistencia y, de accionamiento eléctrico. La maniobrabilidad es óptima y su radio de giro es notable, en especial en maniobras de estacionamiento.

En suma el Chery Face es un vehículos bien fabricado, de un diseño atractivo, distintivo y original. Su motor es justo, pero ahorra y ahorra combustible. Adentro el espacio sobra y su equipamiento también. Además, cuesta sólo $ 5.390.000, un precio por el que no hay tantos autos que generen tan buenas sensaciones por un costo bastante menor.

Chery Face 1.3 2009 Retrotest Rutamotor-2

LO BUENO:

  • Precio versus calidad
  • Terminaciones
  • Equipamiento
  • Diseño
  • Originalidad
  • Espacio interior

LO MALO:

  • Motor muy justo
  • Algunas terminaciones
  • Dirección con poco feeling