Chevrolet Corsa Sedán 1.6 2009: Siempre del gusto de los chilenos

por Don Ruta

Cuando hace años se lanzó el Chevrolet Corsa de tres volúmenes, muchos dudaron que alcanzaría el éxito de su hermano de tres puertas, y se equivocaron.

En la nueva versión 1.6 litros de 100 caballos logra un rendimiento más que aceptable, una habitabilidad que comparte virtudes con su hermano de sangre y la incorporación de un maletero de respetables dimensiones (390 litros). Además en el Corsa Sedán el equipamiento es más completo que el tres puertas. Incluye cierre central, y alzavidrios en las cuatro puertas. También la radio es distinta y viene equipado con una JVC con MP3/WMA, sin conectividad USB.

Es fabricado en la planta de General Motors en Toluca, México y se comercializa en una sola versión sedán cuatro puertas, modelo que testeamos luego de probar la versión tres puertas. Tiene un precio único de $5.140.000.

Chevrolet Corsa Sedán 1.6 2009 Retrotest Rutamotor-3

REJUVENECIDO

En el aspecto exterior, el Corsa de dos volúmenes (tres y cinco puertas) está mejor resuelto. Más allá del buen trabajo realizado por la gente de GM se nota que nació como bicuerpo o hatchback. En esta generación sus líneas son más atractivas. En general mantiene un buen equilibrio en sus trazos. Hay cambios en el frontal, que ahora adopta la nueva parrilla característica de Chevrolet, recorrida por líneas color carrocería, y coronada por el emblema de la marca en el centro. Los focos también cambian, ahora son halógenos, de mayor tamaño y con líneas más acentuadas.

Además destacan los espejos laterales abatibles (manuales), de mayor tamaño y que mejoran en un 40% la visión. Además ahora, en todas sus versiones, incorpora llantas de aluminio de 14 pulgadas y neblineros. Atrás cuenta con focos circulares de fondo rojizo que se ajustan al nuevo aspecto que entrega el modelo en general, más robusto y moderno.

En general sus líneas más marcadas refuerzan las líneas clásicas del modelo. El nuevo diseño frontal y la parrilla, junto a las ópticas delanteras y traseras modernizan el conjunto. Adentro en las plazas delanteras, las nuevas butacas son bastante cómodas, abundan los tonos oscuros. La amplitud se mantiene limitada por el excesivo tamaño del volante, que roza las piernas al accionar el freno o embriague; este detalle se hace más evidente para personas altas. Atrás el espacio es escaso, en especial cuando el asiento del conductor está hacia muy atrás lo que limita en demasía el espacio longitudinal.

Chevrolet Corsa Sedán 1.6 2009 Retrotest Rutamotor-5

Versus su hermano tres y cinco puerras, en el aspecto interior, esta versión está corrida para adelante respecto al dos volúmenes. La presencia del baúl obligó a correr el asiento posterior hacia adelante lo que le quita algo de espacio para las piernas. Si está pensando en comprar uno y tiene familia, un dato importantísimo. Los 390 dm3 del baúl son muy destacadas y aprovechables. Destacan las buenas terminaciones y la ausencia de ruidos denotan especial cuidado en un aspecto en que los mexicanos han mejorado mucho.

En los nuevos asientos hay cambios en el tapiz y nueva iluminación de los instrumentos, que combina azul con algunos detalles en rojo, provocando un ambiente más cálido. En general todo se mantiene inalterable a generaciones anteriores, y la mayoría de los cambios son cosméticos o estéticos. Comandos, panel central, tablero de instrumentos y volante mantienen un diseño muy similar al de antes.

MEJORAS EN ELASTICIDAD

Dinámicamente mantiene su cómodo andar en ciudad, que es muy agradable gracias al conjunto blando de suspensiones, manteniendo en carretera esta característica. No nos gusto su dirección, de respuesta lenta e imprecisa, lo que afecta su andar. Sus frenos son correctos pero con cierta tendencia al bloqueo.

Chevrolet Corsa Sedán 1.6 2009 Retrotest Rutamotor-2

Respecto a las mejoras en su desempeño, el New Corsa urbano conserva la capacidad de su motor de 1.600 cc, pero su configuración le permite incrementar su potencia hasta los 100 HP, y entregar a la vez un mayor rendimiento en el consumo de combustible, cercano a los 20 kilómetros por litro en carretera. En la versión sedán notamos que el tren trasero es algo más inquieto y el auto en general es excesivamente celoso ante cambios en los tipos de camino, algo que también sentimos en la otra versión.

El motor es bastante elástico, en especial en segunda y tercera marchas. No tiene tacómetro y si usted pasa a un régimen elevado de vueltas el sonido del motor se incrementa mucho. La palanca de cambios es algo lenta e imprecisa, constituyendo un punto a mejorar. El embrague, por su parte es algo brusco.

En suma el nuevo Chevrolet Corsa se ve rejuvenecido exteriormente, adentro se mantiene casi inalterable y manteniendo las características que han hecho posible que sea un elegido entre los jóvenes y familias que acceden a su primer auto o bien buscan un modelo noble. Sume a ellos un generoso maletero de casi 400 litros, un item imprescindible para muchas familias.

LO BUENO:

  • Confort en ciudad
  • Simpleza y nobleza del conjunto
  • Motor más elástico
  • Maletero de 390 litros

LO MALO:

  • Suspensiones blandas
  • Caja de cambios algo dura e imprecisa
  • Motor ruidoso a regimenes altos
  • Volante muy grande y cercano al asiento