Silenciosamente Chevrolet comienza la venta de su Silverado Duramax diésel

por Gabriel Baeza

Es bien conocido el gusto de los chilenos por las pick ups, especialmente si son las más grandes y equipadas, como la Chevrole Silverado, Ford F150 o RAM 1500, donde la Chevy fue la que más éxito y crecimiento tuvo el año pasado con el lanzamiento de su última generación.

Hasta el momento, solo estaba disponible con el motor V8 gasolina de 5.3 litros, de 355 Hp y 518 Nm, en versiones TrailBoss y LTZ. Pero fue a fines del año pasado que la marca confirmo que llegaría una nueva versión con el motor diésel Duramax, para plantarse cara a la RAM 1500 diésel, la única disponible hasta el momento con este tipo de motorizaciones de este nicho.

Se trata de una versión que se posiciona por sobre la LTZ gasolina, a un precio con IVA de $40.990.000 (incluyendo bonos), ofreciendo el mismo equipamiento de lujo, pero agregando un nuevo motor de ciclo diésel, inédito en este modelo full size.

Diseño y equipamiento máximo

El diseño exterior no cambia en nada, solo delatando que se trata de la versión con el nuevo motor por los anagramas Duramax en su capot, manteniendo las luces LED frontales, llantas de 20 pulgadas color plata brillante, pisaderas electrónicas, y suspensión high performance.

Su interior ofrece el mayor equipamiento disponible en la gama, con asientos de cuero perforados, calefaccionados y ventilados adelante, head up display, audio Bose, y mucho más. La seguridad viene también muy completa, con control crucero adaptativo, alerta de colisión frontal, asistencia de mantención de carril, detección de peatones y más.

La gran diferencia esta bajo el capot

Pero el mayor diferencial de esta nueva Silverado es que ofrece por fin un motor turbo diésel, y se trata de un impresionante seis cilindros en línea, de 3.0 litros, que entrega una potencia de 277 Hp a 3.600 rpm y un colosal torque de 619 Nm a solo 1.600 rpm.

Se acopla a una caja automática de diez velocidades, un sistema de tracción en las cuatro ruedas Autotrac, con una capacidad de carga de 916 kg, un peso bruto vehicular de 3.266 kg.

Homologa un consumo impensado hace años para una Full size, con un valor de 9 km/l en ciudad y de hasta 14,6 km/l en carretera, lo que unido a su estanque de 91 litros de capacidad, le permiten soñar con una autonomía de más de 1.000 kms en ciclo mixto. Y al precio del litro de diésel.

Esperamos poder subirnos a manejar esta interesante versión, pero hasta el momento, las pocas que han llegado al país, han sido vendidas rápidamente, aunque esperamos aumente la llegada de esta versión.