Peugeot presenta el Partner Rapid, en la práctica un Fiorino pero con el león

El nuevo furgón de reparto urbano se produce en Minas Gerais, Brasil, y está impulsado por un bloque Fiat de 1.4 litros y 85 Hp.

por José Ignacio Gutiérrez
Partner Rapid

Tal como te lo habíamos adelantado hace una semana, este jueves Peugeot de Brasil presentó en sociedad un nuevo furgón utilitario al que bautizó como Partner Rapid. ¿Cuál es la particularidad del hecho? Pues que el nuevo integrante del león es prácticamente un Fiat Fiorino (en Chile también se llamó RAM Van 700 Rapid) pero con el emblema de la marca francesa.

Partner Rapid

En el apartado estético, este especialista del reparto de última milla no se diferencia prácticamente en nada con el citado Fiorino. Se trata de un vehículo comercial que responde bien a su espíritu de producto hecho para el día a día y que es más bien limitado en equipamiento, por ejemplo, llevando llantas de acero de 14 pulgadas con tapas de rueda. En el habitáculo, si bien hay un cluster en el centro del panel de instrumentos, no hay ni una pantalla, ni radio, ni menos mandos al volante. Por el contrario, el Peugeot Parner Rapid sí integra aire acondicionado manual, alzavidrios eléctricos y además cuenta con regulación de altura del volante y de la butaca del conductor.

Para la carga, el Peugeot Partner Rapid dispone de 3,3 metros cúbicos de volumen, para objetos que pesen hasta 650 kilogramos. Ambas puertas abren hasta 180º, de modo que se facilita la carga y descarga de las mercancías.

Partner Rapid

En materia de seguridad, y apegado a la nueva normativa brasileña, la oferta base del Partner Rapid es con frenos ABS, control de estabilidad, luces de encendido diurno, faros neblineros y asistente de partida en pendientes.

Bajo el capó este último integrante de Stellantis Latinoamérica, lleva el motor Fiat 1.4 litros Fire EVO Flex de ocho válvulas, un propulsor aspirado que se parea con una caja MT5 y que desarrolla 85 Hp y 120 Nm de par máximo.

El Peugeot Partner Rapid inicia su aventura en el mercado brasileño por un precio desde los 101.390 reales, unos $ 17 millones, posicionándose como una alternativa algo más económica que el mismo Fiat Fiorino.

¿Qué te parece que Stellantis ponga a competir a sus marcas de esta forma? ¡Coméntanos!