La Escalade-V de 689 hp es el vehículo más potente que Cadillac ha fabricado

por Cristian Martinez

El Cadillac Escalade ha ganado una nueva versión, que llega a posicionarse en el tope de la gama y con la mira en la línea deportiva de las SUV premium, ya que su principal novedad es el motor más potente que hayan utilizado anteriormente para cualquier vehículo.

A pesar de que es el más potente, no es el más grande, ya que en los años 70 llegaron a instalar unidades monstruosas de 7 litros y más, pero con unas deficiencias tremendas que no podían generar más de 200 hp. El Escalade V trae en el vano motor un V8 sobrealimentado de 6.2 litros, el mismo del CTS-V Blackwing pero con un supercargador más grande, capaz de erogar 689 hp y 885 Nm (que también lo deja como el SUV más potente actualmente en el mercado) conectado a una transmisión automática de 10 marchas y tracción a las 4 ruedas.

La transmisión también es parte del paquete especial, ya que está ajustada específicamente para este modelo, al igual que el sistema de tracción. En circunstancias normales el torque se reparte 50:50 entre ejes, pero al acelerar, el eje trasero se lleva el 67% del torque para mejorar la tracción, algo esperable considerando que el vehículo pesa entre 2.8 y 2.9 toneladas según versión.

También incorpora la cuarta generación del sistema de suspensión Magnetic Ride Control, que asegura un andar suave y es capaz de adaptarse mucho más rápido a los cambios e imperfecciones del camino que cualquier otro sistema. El control de altura variable también es parte del sistema, para modificar el despeje a piso según la necesidad.

Por dentro no escasea en equipamiento ni tecnología. Apenas entrando a la cabina destaca la pantalla de 38″ y resolución 4K, que ocupa el panel de instrumentos como el sistema de infotainment al centro del tablero. Los asientos de la fila delantera (ya que es de 3 filas) cuentan además de climatizador y masajeador. Coronan el equipamiento interior el sistema de audio de alta fidelidad, con 36 parlantes y audio 3D. En cuanto a equipamiento de conducción automatizada cuenta con el sistema Super Cruise de General Motors, que permiten una conducción autónoma bajo ciertas condiciones, principalmente de carretera.

Lamentablemente el Escalade-V hacer notar su superioridad con el precio, ya que el valor en EEUU comienza en USD$150.000, casi el doble que el BMW X7 M60i, y acercándose mucho al territorio del superlujo, donde el Mercedes-Maybach GLS domina por apenas USD$10.000 más.