Mitsubishi comienza las pruebas de su futura L200 2024 con genética Nissan

por Gabriel Baeza

La marca de los diamantes, ya se encuentra en pleno desarrollo de la siguiente generación de su camioneta L200 o Triton, como se le conoce en otros mercados, la que será desarrollada compartiendo plataforma con la Nissan Navara o Frontier, dependiendo del mercado, aunque con diferencias importantes de diseño.

Esta camioneta camuflada, comúnmente llamadas “Mulas”, ya que utilizan la carrocería de la versión actual, pero con un chasis, motores y otros componentes que se encuentran en pruebas por debajo, que además, están normalmente muy camufladas.

Diseño diferenciado

Ya es común que las marcas se asocien debido a los beneficios de compartir costos de I+D, y en este caso, Mitsubishi fue adquirida por Nissan hace algunos años, por lo que era de esperarse que la siguiente generación de la pickup fuera desarrollada en conjunto con esta marca.

Esta nueva pickup siempre se ha caracterizado por ser una de las más robustas y confiables del segmento, especialmente elegida en faenas de trabajo intenso, algo que no debería cambiar, y que la ha llevado a ser la pickup más vendida en Chile por ya siete años. También, siempre ha destacado por un diseño diferente, lo que no debería cambiar en esta nueva entrega.

La primera “mula” ya fue cazada en Suecia en pruebas, y las fotos son de nuestros colegas de Motor.es, en pruebas de invierno (algo muy importante para una camioneta), y se aprecia claramente que el chasis no corresponde a la carrocería, al ver desplazado el eje trasero hacia atrás.

Plataforma compartida

Esta nueva generación esta siendo desarrollada en conjunto entre Nissan, Mitsubishi y Renault, las que compartirán chasis, motores y otros componentes, pero con una estética distinta entre cada una, para poder diferenciarlas mejor, sin perder el lenguaje de diseño de cada marca.

No es muy fácil empezar a inferir las novedades, solo que la plataforma crecerá en distancia entre ejes y largo total, quizás integre un eje trasero del tipo multilink, al igual que sus primas Navara y Alaskan, y posiblemente, integre algún grado de electrificación, que complementará sus motores diésel. 

Aún no hay fechas claras, pero dado los tiempos de desarrollo, es probable que ya a fines de este año o principios del próximo, podamos empezar a ver versiones camufladas finales, para un estreno a fines del 2023 o principios del 2024, como modelo 2024. 

¿Qué te parece que la nueva L200 comparta desarrollo con dos pickup más? ¿Mantendrá su calidad tradicional?