MG6 1.5T DLX 7DCT 2021 – Interesante opción asiática

por Gabriel Baeza

Esta semana les traemos una prueba de manejo de un modelo que, aunque hace un tiempo la tenemos en nuestro canal de Youtube, nos había quedado en el tintero subirlo al sitio, y queríamos aprovechar de colocar otros temas sobre la mesa que van relacionadas con el modelo.

Se trata de un interesante sedán-liftback de la marca MG, el MG6, que probamos en su versión intermedia con caja automática, que se posiciona como una interesante opción dentro de un mercado que cada vez tiene una oferta menor de sedanes y que también cada vez sube más los precios en todos los segmentos.

Precios New MG6 Marzo 2021 (incluyen bonos):

  • MG6 1.5T 6Mt COM: CLP $11.490.000
  • MG6 1.5T 6Mt DLX: CLP $12.690.000
  • MG6 1.5T 7DCT DLX: CLP $13.790.000 (nuestro test)
  • MG6 1.5T 7DCT Trophy: CLP $14.790.000

Descargar (PDF, Desconocido)

Antes del test

Pero posiblemente antes de leer el test no falten los que comenten “pero MG no era la marca que fallaba” o “la caja del MG6 es mala” y otros comentarios que muchas veces son sin fundamento (al menos en mi experiencia) y que solamente son repetidos de algo que escucharon.

Creo que una marca como MG o varias de las de origen chino que han crecido fuertemente en los últimos años, como Chery, Changan, Haval, Great Wall, Maxus y otras más, que han visto aumentar sus ventas, lógicamente que también se han visto más en la palestra de dueños, no dueños y especialmente, redes sociales.

Digo esto, ya que vivimos en un país que se especializa en repetir lo que escuchamos, aumentarlo y compartirlo, sin siquiera tratar de corroborar la veracidad, la que muchas veces no es la más fidedigna, por decir lo menos.

Experiencia propia

Yo de hecho, y debido a mi interés por conocer y poder hablar de mejor manera de las marcas chinas, que las he visto evolucionar enormemente en los últimos 10 años, decidí comprarme mi primer vehículo Chino a fines del año pasado, para poder probarlo de manera más extendida que los usuales días asignados a una prueba de prensa.

Hasta el momento debo decir que me he llevado una grata sorpresa, por la buena experiencia que he tenido, los kilómetros que he manejado sin problemas y la excelente relación precio/producto que entregan muchos productos de origen Chino, en un mercado que ha elevado muchos sus precios, especialmente en marcas tradicionales.

Y esta experiencia se suma a la de muchos (y si, digo muchos amigos y conocidos en mi entorno) que han comprado modelos de MG, GWM, Haval, Changan, Mxus, y otras marcas chinas, con las que han tenido muy buenas experiencias e inclusive, varios han renovado por la misma marca.

No quiero con esta reflexión defender solamente a marcas chinas, sino recalcar que en un mercado donde el 25% de los autos vendidos en el 2020 son de origen chino, sin duda que pueden existir dueños con problemas en sus autos, al igual que puede ocurrir en marcas tradicionales, y que he visto en todas, desde modelos económicos hasta super deportivos y de super lujo.

Espero que nuestro mercado madure en todo sentido, comenzando por los productos de diferentes orígenes, por la venta y postventa de las marcas y distribuidores, y finalmente por la cultura automotriz de los usuarios, que aun creo existe un gran desconocimiento en muchos aspectos, que puede afectar en la experiencia de compra.

Volvamos al test: Diseño atractivo

Comenzando por sus líneas, sin duda que se trata de un modelo atractivo, que recuerda en algunos de sus ángulos a modelos más reconocidos (aló, Mazda 6), pero con toques propios y característicos de la marca, como los focos con el diseño London Eye. Su largo alcanza los 4.695 mm, los 1.848 mm de ancho y los 1.462 mm de alto, con una distancia entre ejes de 2.715 mm.

Su grilla frontal deportiva, con diseño 3D llamado “star dust”, se ve coronada por el logo al centro, con detalles cromados a su alrededor, que se suma a un atractivo color rojo. Debajo de los focos, halógenos en esta versión DLX, nos encontramos con unos intermitentes con tecnología LED secuencial en la zona baja, donde podrían ir normalmente los neblineros.

El lateral alberga unas atractivas llantas de 17 pulgadas, con neumáticos Michelin en medida 215/50, que dejan ver sus discos en las cuatro ruedas. También encontramos algunos detalles cromados en los bordes de los vidrios y en la zona baja de las puertas, así como una inscripción “Performance” en una placa en su lateral.

Para cerrar, la última parte de la carrocería baja suavemente, dejando ver una forma tipo Liftback, que implica que la luneta trasera se abre junto al maletero, formando un amplio portalón, y permitiendo acceder a una amplia zona de carga, de más de 420 litros. Las luces traseras también tienen tecnología LED y abajo vemos dos escapes decorativos.

Interior amplio y deportivo.

Su interior, aunque se trate de una versión con equipamiento intermedio, se siente muy completo y con varios detalles que nos hacen sentirnos en un modelo con guiños deportivos, comenzando con su atractivo volante forrado en ecocuero liso y perforado, comandos de su sistema multimedia y computador a bordo, además de paletas para su caja automática.

El tablero de instrumentos es simple, con dos grandes esferas, un velocímetro a la izquierda y un tacómetro a la derecha, con un computador a bordo al centro. Encontramos un elegante botón de encendido del motor, comandos que nos recuerdan a modelos del grupo VW, algo que tiene sentido ya que el grupo SAIC, dueño de MG, también fabrica otras marcas en China, incluida VW.

Al centro vemos un sistema multimedia táctil, de diseño simple, 8 pulgadas, con conectividad Bluetooth y Apple Carplay, además de cámara de retroceso. También veremos freno de mano eléctrico, con modo Autohold, climatizador bizona, asientos tapizados en ecocuero con regulación eléctrica para al conductor, sunroof, entre otros detalles destacables.

El espacio de los asientos traseros es muy amplio, donde podremos acomodar a dos adultos muy cómodamente o hasta tres, todos con cinturones de tres puntos, apoyacabezas, salidas de aire trasera, además de buenos materiales en general, solo con algunas partes con plástico duro.

La seguridad viene dada por sus airbags delanteros y laterales, frenos de disco en las cuatro ruedas con ABS y EBD, control de estabilidad, control de tracción, control de partida en pendientes, anclajes Isofix, por mencionar lo principal, solo quedando al debe, los airbags de cortina, reservados a la versión Trophy.

Motor turbo y caja de doble embrague

Un detalle interesante es que todas las versiones del MG6 vienen equipadas con un potente motor de cuatro cilindros, 1.5 litros turbo, que entrega una potencia de 166 Hp a 5.500 rpm, con un torque de 250 Nm entre las 1.700 y las 4.300 rpm.

Se acopla en esta versión a una caja automática de doble embrague, de siete velocidades, con modo sport y secuencial desde la palanca, además desde las paletas en el volante. Con su tracción delantera, permite acelerar de 0 a 100 km/h en solo 8.5 segundos, alcanzando una velocidad máxima de 210 km/h.

Este motor además homologa un consumo de 11.2 km/l en ciudad y hasta 18.1 km/l en carretera, siempre en ciclos de manejo relajado, algo que no siempre pasa, gracias a la potencia de su motor. Cuenta con una suspensión independiente en las cuatro ruedas, delantera del tipo McPherson y trasera del tipo multilink, con barras de torsión. 

Manejo directo y ágil

Pero llego el momento de manejarlo y saber como se mueve este sedan. Nos acomodamos en su asiento y sentiremos una agradable postura de conducción, además de una buena sensación de calidad general, desde el volante, tablero, asientos y telecomandos.

Encendemos su motor, cobra vida y engranamos D para empezar a movernos. La salida de donde estemos estacionados, será facilitada por sus sensores de retroceso y cámara, además de una dirección directa y ágil, que hace parecer más pequeño su tamaño exterior.

Desde que comenzamos la marcha, sentiremos el buen empuje de su motor, donde los 250 Nm están disponibles desde bien abajo, lo que ayuda a no necesitar de subir mucho de vueltas en manejo normal, lo que ayuda a mantener su consumo acotado, cerca de 10 km/l en ciudad.

La caja de cambios tiene el clásico funcionamiento de las automáticas de doble embrague, que comienzan la marcha similar a una manual, y que van subiendo de cambios de manera suave, aunque no tanto como pueden ser las más modernas cajas automáticas con convertidor de torque.

Al menos bajo mi experiencia, este tipo de cajas tiende a pasar los cambios muy rápido para mejorar el consumo, por lo que si bajamos la velocidad y tratamos de acelerar rápido, la caja puede demorarse un poco en encontrar la marcha ideal, sonando un poco a veces, algo normal en su configuración interna, que es básicamente una manual.

Para solucionar esto, lo mejor es colocarla en modo Sport o prepararla enganchando mediante las paletas del volante, lo que mejorará la respuesta del motor y ayudará además a cuidar la caja, que ya sabemos que este tipo puede llegar a ser delicado si no se trata bien.

El manejo en ciudad, se siente ágil, con una dirección directa, suspensión suave, pero que podría calificarse como algo deportiva, frenos de buena capacidad de frenada, y un motor dispuesto a acelerar en cualquier momento.

Si ingresamos a la autopista, se siente como en casa, con un chasis que invita a manejar por muchos kilómetros, un motor potente y que puede ser bastante eficiente en carretera a velocidades de crucero, y una suspensión que permite manejar en caminos con curvas de manera muy entretenida.

Los puntos mejorables de este modelo, debemos buscarlos en algunos faltantes de equipamiento, ya que habría sido esperable que ofreciera mejor conectividad, como Android Auto, así como airbags de cortina y luces LED en más versiones y no solo en la Trophy.

En resumen, se trata de un interesante modelo de la marca MG, con un diseño muy atractivo, un ágil motor y chasis, un muy buen espacio disponible para sus pasajeros y carga, y un precio que es competitivo dentro de un mercado que ha subido muchos sus precios en todos los segmentos.