Las estaciones de carga eléctrica de camiones serán un problema para la red eléctrica

por Cristian Martinez
Semi

La electromovilidad se ve como la solución a los problemas de contaminación que generan los vehículos a combustión interna. Un auto que se mueva en silencio y sin emitir gases de ningún tipo dejó de ser una utopía y es una realidad que se expande rápidamente a todos los segmentos de la industria.

Pero estos nuevos vehículos hay que cargarlos. Y si actualmente hay lugares donde prender la lavadora y hervidor al mismo tiempo, imagina lo que sucederá cuando una flota de camiones, con paquetes de batería de gran tamaño y capacidad, se conecten al mismo tiempo al enchufe.

Un estudio en EEUU dijo que este escenario será un problema importante en un futuro no tan lejano, unos 10 a 15 años más adelante. Según sus resultados y predicciones, las futuras flotas de camiones podrían verse limitadas por la infraestructura eléctrica disponible, ya que una estación de carga para varios camiones eléctricos (como flotillas de logística por ejemplo) podrían llegar a consumir tanta electricidad como una pequeña ciudad, o cerca de 5 MW, lo que aumentaría exponencialmente a medida que aumenta el parque automotriz eléctrico.

El problema mayor es que las modificaciones a la red eléctrica debieron haber comenzado ya, para evitar esos problemas futuros, ya que son modificaciones de mediana a gran envergadura, que toma años en hacerse. Y sin una red de carga capaz de lidiar con una cantidad de camiones eléctricos, terminan siendo mucho menos útiles que lo esperado.