JAC T8 Advance 2.0 Tdi 4×4 6mt 137 Hp – Belleza asiática para el trabajo

JAC T8 Advance 2.0 Tdi 4×4 6mt 137 Hp – Belleza asiática para el trabajo

Las camionetas medianas son un segmento que cada día esta más peleado en nuestro país, especialmente en la parte baja de los precios donde el nicho de origen Chino gana cada día nuevos integrantes y estos van mejorando a pasos agigantados lo que eran anteriormente. Es el caso de la interesante JAC T8 que probamos en esta ocasión.

Precios JAC T8 Diciembre 2019 (incluyen bonos):

  • JAC T8 Confort 2.0 CDTI 4×2: CLP $9.490.000 + IVA
  • JAC T8 Advance 2.0 CDTI 4×2: CLP $10.990.000 + IVA
  • JAC T8 Confort 2.0 CDTI 4×4: CLP $10.790.000 + IVA
  • JAC T8 Advance 2.0 CDTI 4×4: CLP $12.290.000 + IVA (Nuestro test)

Descargar (PDF, Desconocido)

Es por esto, que la marca JAC, que llega a Chile importada por Derco, estreno hace algunas semanas su nueva pick up T8, que ofrece un hermoso diseño, muy buen equipamiento y una relación precio/calidad difícil de comparar.

Diseño moderno y atractivo.

El diseño exterior es muy atractivo, con una gran máscara frontal con detalles cromados, un gran logo JAC en color negro, unas atractivas luces principales bi-xenón, con luces diurnas LED, sensores de estacionamiento y cámara delantera, con una buena robustez y altura al suelo, que además ofrece un buen ángulo de entrada.

Su lateral continua con unas atractivas llantas de 18 pulgadas bicolores, calzando unos neumáticos 265/60R18, unos pasos de rueda ensanchados de plástico, pisaderas negras con aluminio, manillas cromadas, espejos con señalizador, cámaras y abatimiento eléctrico.

La parte trasera ofrece también unas luces con tecnología LED, parachoques del color de la carrocería, sensores de estacionamiento, cámara trasera. El recubrimiento del pick up tiene un material antideslizante de muy buena calidad, mucho mejor que los cubre pick up alternativos.

Sus dimensiones 5.325 mm de largo, 1.880 mm de ancho, 1.8130 mm de alto y una distancia entre ejes de 3.090 mm, con una distancia mínima al suelo de 220 mm y una capacidad de carga de 900 kg.

Interior bien equipado

Ingresando  su interior, nos encontramos que nos recuerda mucho su hermana menor, la T6, aunque mejorada en varios detalles. Comenzando por su volante forrado en ecocuero, con comandos para la velocidad crucero y controles de su sistema de audio, que deja ver quizás el punto menos trabajado, su anticuado tablero de instrumentos. Este es igual al de la T6, con dos grandes relojes a los lados, una pantalla central monocromática, que se siente que desentona en un vehículo que se siente moderno en su diseño.

El tablero central esta mejorado al de la T6 al ofrecer un recubrimiento suave que mejora a la vista y al tacto, donde encontramos el botón de encendido de esta versión, con acceso sin llave también, una amplia pantalla táctil de su sistema Mp5, detalles de aluminio y un aire acondicionado muy simple de ocupar. Abajo tenemos algunos botones de la selección de modos de su 4×4 (2H,4H,4L), desconexión del ESP, filtro DPF y cámara 360°. 

Los asientos están forrados en un ecocuero, con costuras rojas, pero que no son los más indicados para los días de calor, y tampoco tienen el mejor tacto, aunque igualmente se agradecen en uso familiar, ya que son más fáciles de limpiar cuando se ensucian. La posición del conductor es algo elevada, que para conductores altos podría incomodarles. El asiento trasero es amplio, con buena apertura de sus puertas, cuenta con espacio bueno para las piernas y ancho para tres adultos. 

Su equipamiento de confort y seguridad es correcto, ofreciendo en todas las versiones desde frenos de disco en las cuatro ruedas, con ABS y EBD, control de estabilidad, asistente de partida en pendiente, asistente de frenada de emergencia, control de tracción, doble airbag, sensor de estacionamiento trasero, agregando en esta versión tope de gama, el sensor de presión de neumáticos, los sensores de estacionamiento traseros y la cámara de 360°. Me parece muy completo, y solo podría mejorarse con mayor cantidad de airbags. 

Motor correcto

Abriendo su capot, nos encontramos con un eficiente motor turbo diésel, con tecnología common rail, de 2.0 litros, que entrega una potencia de 137 Hp a 3.600 rpm y un torque de 320 Nm entre 1.600 y 2.600 rpm. Se acopla a una caja manual de seis velocidades, de recorrido y desarrollos bastante cortos, que serán de utilidad en condiciones de carga, pero que en otros momentos, obliga a hacer muchos cambios de marcha, quedando algo corto a mi parecer en carretera en sexta, que se siente poco descansado a velocidades cercanas a 120 km/h.

Ofrece una tracción 4×4 conectable, con modos tracción trasera (2H), a las cuatro ruedas en alta (4H), y una excelente reductora (4L), con un desarrollo bien corto, que permite circular por terrenos rotos con una excelente reserva de torque. Su radio de giro de 6.2 metros y sus ángulos de 30,9° y 23,3° de entrada y salida, también permiten bastante libertad en terrenos más rotos, junto a su buena altura al suelo de 220 mm. 

El consumo homologado esta en torno a los 11 km/l en ciudad y casi 13 km/l en carretera, que son correctos para su peso. Nosotros logramos en torno a los 10.5 km/l mixtos, lo que unido a su estanque de 76 litros, permite ofrecer una autonomía superior a los 700 km. Un detalle muy importante y que demuestra el buen trabajo hecho por la marca, es la buena presentación de su motor, con pistones que afirman su apertura y una excelente disposición de todos los elementos, con una tapa decorativa que mejora su look. 

La suspensión ofrece un esquema tradicional de pick up, con un eje delantero independiente con espirales y un eje trasero rígido con paquete de resortes, pero lo interesante es la excelente calibración de esta, con una gran suavidad, sensación de estabilidad y capacidad de copiado en diferentes terrenos, también a mi gusto la mejor calibrada entre las de origen chino y superior incluso a algunas tradicionales. 

Excelente manejo

Ya comenzando a conducirla, la abrimos solo apretando el botón que encontramos en su manilla cromada, se abren los espejos retrovisores y nos subimos. Encendemos solo apretando un botón y cobra vida su motor turbo diésel. Suena como tal, pero esta bien lograda la insonorización, ya que no llega de manera tan fuerte su sonido al habitáculo. 

Engranamos primera y empezamos a conducir. En ciudad, se mueve de buena manera, siempre considerando los 5.3 metros de largo, aunque la altura y posición de manejo siempre se agradecen en tráfico denso, ya que podremos tener un punto de vista privilegiado de que esta ocurriendo. El motor responde bien, aunque debemos estar en torno o sobre las 2.000 rpm, que es donde despierta. La caja de cambios tiene un manejo correcto, aunque el tacto de esta no es su fuerte, algo que ocurre en general en las cajas de cambio manuales de las camionetas chinas.

La suspensión trabaja de muy buena manera en la ciudad, con una buena suavidad, estabilidad y filtrado de los baches, que además se ve complementado por sus buenos neumáticos en medida 265/60R18, aunque podría ser algo más suave si el perfil fuera mayor, considerando que tiene sus atractivas llantas de 18 pulgadas. Los frenos son un punto alto, con una excelente capacidad de detención, aunque cuando llegamos al limite de adherencia y se activa el ABS, transmite un sonido algo marcado al habitáculo. 

En autopista mantiene su excelente comportamiento, con apenas ruidos aerodinámicos hasta los 120km/h, una suspensión que invita a circular por zonas de curvas sin problemas y una capacidad de filtrado realmente destacable para una camioneta de su altura y que puede cargar hasta 900 kg. Solo me gustaría tener un desarrollo algo más largo de su caja, para que el motor fuera más desahogado, pero por otro lado, la respuesta es mejor en caso de necesitar recuperar velocidad en marchas largas. De noche se agradecen sus excelentes luces bi-xenón, que vienen de serie en toda la gama y permiten mejorar la seguridad en carreteras y caminos poco iluminados. 

Feliz al salir de camino

Tuvimos la oportunidad de llevarla a caminos de montaña y de arena, y la verdad es que esta pick up china se siente muy firme y que puede aceptar desafíos off road bastante superiores a los que posiblemente la lleven sus dueños. Comenzando por su buena altura de carrocería y libre al suelo, que hace que no debamos preocuparnos de terrenos rotos o grietas. En estas condiciones basta engranar 4H y disfrutar, ya que su suspensión entrega una muy buena capacidad de absorción y por ende, de tracción en terrenos de tierra suave. 

Ya en terrenos más rotos, engranamos 4L y veremos como su excelente reducción nos permite subir, bajar y avanzar por lugares complicados a muy baja velocidad, que es lo que buscamos para cuidar la carrocería y superar los obstáculos de manera segura. Aquí, encontramos posiblemente algunos límites de sus neumáticos mixtos, algo que es fácilmente solucionable para algún dueño que la utilice en terrenos agrestes, ya basta unos neumáticos más especializados, para mejorar la tracción y resistencia. 

Para los más extremos, siempre se puede mejorar un poco la altura libre y cambiar el juego de llantas por unas más anchas, que permitan equipar neumáticos más todo terreno, lo que creo que sentaría muy bien a su look y no tendría problema de mover gracias a sus desarrollos cortos. Aquí si el motor se siente algo corto a bajas revoluciones, aunque superando las 2.000 rpm, el torque se siente plenamente disponible.

Lo mejor y lo peor

Resumiendo las características de la JAC T8, vemos que lo mejor que ofrece es un diseño realmente atractivo y bien logrado, con un equipamiento muy completo en todas sus versiones, un buen espacio para carga y pasajeros y quizás un manejo muy bueno gracias a su excelente suspensión. También se agradece el consumo de su motor turbodiésel.

Los puntos mejorables están en la calidad de algunos plásticos de su interior, que tienen calidad mejorable en algunas zonas, el diseño de su tablero de instrumentos, y el tacto de su caja de cambios. Su motor también adolece de un marcado turbo lag, que obliga a ir sobre las 2.000 rpm para que responda de buena manera.

En conclusión, se trata de un excelente producto, a un precio realmente interesante para una camioneta nueva de su tamaño, con motor turbodiésel y que viene bien configurada en toda su gama en temas de confort y seguridad. Habrá que ver como se comporta cuando pasen los kilómetros y años por ella, pero al menos ofrece un paquete que se ve muy bien ensamblado. 

CAMIONETAS
@gabobaeza

Ingeniero Civil Industrial de profesión, tuerca de corazón desde mi primer auto a pedales. Deportista part-time y bueno para viajar. Aficionado al todo terreno y a todo lo que incluya aire libre

Más en CAMIONETAS

RAM estrena en Chile la nueva 1500 Bighorn con tecnología híbrida eTorque

Gabriel Baezaenero 21, 2020

Hummer parece que estaría a punto de regresar a la vida con un pick up eléctrico

Gabriel Baezaenero 12, 2020

Mercedes Benz prepara el estreno de su Clase X con pick up extendido

Gabriel Baezaenero 8, 2020

Para comenzar el año les dejamos nuestra primera comparativa de pick ups chinas!

Gabriel Baezaenero 2, 2020

Nuevas fotos espías de la Hyundai Santa Cruz muestran su silueta doble cabina

Gabriel Baezadiciembre 31, 2019

Nissan NP300 Navara 2.3 LE 4×4 158 Hp – Japonesa a la segura

Gabriel Baezadiciembre 18, 2019

Neuron T/One – Una camioneta 100% eléctrica que compite con la Cybertruck

Claudio Marffuldiciembre 15, 2019

Shelby F-150 Super Snake confirmada para su producción con 770 Hp y menos de 3.5 segundos de 0 a 60 mph

Gabriel Baezadiciembre 8, 2019

Prototipo de la pick up Hyundai Santa Cruz es vista por primera vez en Corea del sur

Gabriel Baezadiciembre 5, 2019

Send this to a friend