El nuevo Acura Integra es más lento que sus predecesores

por Cristian Martinez

Cuando se confirmó una nueva generación del extinto Integra, muchos estaban felices con la resurrección del emblema, que seguía el trabajo de Honda recuperando viejas glorias, al igual que con el Civic Type R por ejemplo. Pero las primeras dudas aparecieron cuando se supo que volvería como un sedán, y no como el coupé que fue.

Ahora que está disponible el sedán con aires deportivos, algunos medios han aprovechado de hacerle las primeras pruebas, con unos resultados algo desalentadores. Una de sus ventajas es que es uno de los pocos del segmento que aún conservan una transmisión manual, pero en pruebas se encontraron con que la aceleración, en particular el 0-100 km/h, es más lento en este modelo que en sus predecesores.

El nuevo Acura Integra hace el 0-100 en 7.7 segundos, una cifra aceptable pero no impresionante para estos tiempos, mientras que los 400 metros los recorre en 15.7 segundos. Pero el último Integra Type R del año 2001 lo hacía en 7 segundos, y el RSX Type S (considerado como el sucesor del Integra del 2001) lo hace en 6.2 segundos.

También hay que tener en consideración el hecho que el nuevo Integra tiene mucho más equipamiento que los modelos anteriores, además de dos puertas más, y el ser orientado a un segmento superior, como un sedán rápido en lugar de un vehículo deportivo ligero. Pero aún así, los años de diferencia podrían haber traído una mejor respuesta.