Tata Motors se queda con la antigua planta Ford de India por más de US 90 millones

El gigante asiático ampliará su producción en 420 mil unidades por año. Los empleados también pasarán a estar bajo su tutela.

por José Ignacio Gutiérrez
Tata Motors

Este 7 de agosto el gigante indio Tata Motors informó en su sitio de prensa la firma del acuerdo final de compra de la planta Ford de la ciudad de Sanand, en el estado de Guyarat. La marca asiática adquirió por 7.257 millones de rupias (unos US 91 millones) por las instalaciones que hasta ahora habían pertenecido a la compañía estadounidense, que, por su parte, anunció en septiembre 2021 su retirada de ese país tal cual había hecho en enero del mismo año en Brasil.

Según detalla Tata Motors, el acuerdo contempló la cesión de los terrenos y edificios, de la maquinaria y equipos, además de la transferencia de todos los colaboradores. Gracias a su nueva propiedad, el gigante indio ampliará la capacidad productiva a otras 420 mil por año, algo que Tata Motors buscaba imperiosamente puesto que se encontraba muy cerca de alcanzar su límite de fabricación por temporada. Por su parte, al momento de comunicar su retiro de India, Ford tenía menos del 2% de dicho mercado y había transitado dos décadas de problemas para generar beneficios.

Tata Motors

Por último, de ahora en adelante y por los próximos meses, Tata Motors y Ford trabajarán en conjunto para que la transición se dé de la manera más armoniosa posible.

¿Qué te parece el nuevo movimiento de Tata Motors? ¿Pondrá con su ampliada capacidad de producción otra vez a Sudamérica en la mira?