Abarth 500e: nace el esperado escorpión de aguijón eléctrico

El nuevo deportivo italiano, basado en el conocido Fiat 500e, desarrolla 155 caballos para ser más despierto que las versiones Abarth con el motor turbo 1.4 litros.

por José Ignacio Gutiérrez
Abarth 500e

Abarth, la marca italiana del escorpión, acaba de presentar el esperado Abarth 500e, el pequeño modelo que toma el molde del Fiat 500e para darle un cariz mucho más deportivo. El auto del segmento A fabricado en planta de Turín, lleva un motor mejorado en casi 40 caballos, respecto del citado modelo de Fiat. Desde el norte de Italia aseguran que gracias a su arquitectura eléctrica el nuevo Abarth 500e es superior que su antecesor de motor térmico, gracias a una mejor distribución de peso, a un mejor torque y a una ampliada distancia entre ejes (+22 mm). Las vías (distancia entre ruedas del mismo eje) también son 60 mm más anchas.

Abarth 500e

Pueden preguntarse ‘¿por qué eléctrico?’. Básicamente, el rendimiento nos obligó a hacer el giro: de hecho, cada cambio realizado en Abarth se trata de obtener el mejor rendimiento en la conducción. Así es exactamente como lo pensó nuestro fundador, Carlo Abarth. Desde ese punto de vista, digamos que nada ha cambiado: tenemos mejor aceleración, mejor manejo y más diversión. Y no descuidamos el rasgo distintivo y legendario de Abarth: el sonido. Todo esto alimentará nuestro cambio de marcha hacia una presencia más global, porque el Abarth 500e llegará a mercados más allá de Europa, incluidos Japón y Brasil. ¡Es cosa de juntarlo todo y obtenemos lo que llamamos ‘más Abarth que nunca!“, dice Olivier Francois, CEO de Fiat y Abarth.

Abarth 500e

En lo mecánico -tal como se dijo- este Abarth 500e asoma crecido en potencia respecto del Fiat EV. En efecto, tiene un motor que desarrolla 155 Hp (o 113,7 kW) y 235 Nm de manera instantánea. Gracias a este propulsor, el 500e acelera de parado a los 100 km/h en siete segundos, siendo bastante más despierto en recuperaciones que sus antecesores con el bloque térmico de 180 Hp. De hecho, según detalla la firma, el nuevo Abarth eléctrico es poco más de un segundo más veloz que el 695 en el circuito Misto Alfa de Balocco.

Abarth 500e

Donde sí el deportivo italiano es igual a su hermano de base, es en el apartado de baterías. Y es que lleva la misma pila de 42 kWh de capacidad que el modelo que ya se exhibió en Chile durante la feria de electromovilidad Experiencia E. Por ahora no se ha revelado la autonomía máxima, aunque debería ser inferior que los 330 km del Fiat.

Diversión en tres diferentes niveles

El primer Abarth eléctrico de la historia cuenta con tres modos de manejo. De menos a más: Turismo, Scorpion Street y Scorpion Track. En el primero, esta ‘bola endemoniada’ solo libera un máximo de 100 kW, en lugar de los 113 kW, y de 220 Nm, en vez de los 235 Nm. En el modo ‘escorpión de calle’ se ofrece la máxima performance, maximizado con la función one-pedal para recuperar energía y prescindir del pedal izquierdo, en tanto que el Scorpion Track suelta toda la bravura de este heredero de 73 años de la firma de Carlo Abarth.

Abarth 500e

La aventura comercial del modelo más reciente de Abarth, arrancará con el special edition Scorpionissima. Se trata de una partida de 1949 unidades -por el año de fundación de la marca- y que equipa todos los opcionales disponibles, tales como llantas de 18″, asientos de Alcántara, pantalla central táctil de 10.25″ y sistema de audio JBL, entre otros. Solo está disponible en tonos de carrocería Verde Ácido o Azul Veneno.

¿Qué te parece esta nueva versión del más pequeño de los Abarth? ¡Coméntanos!