CONVERTIBLES

Porsche 718 Boxster S 2.5T 350 CV 7PDK: Equilibrio biplaza

Porsche 718 Boxster S 2.5T 350 CV 7PDK: Equilibrio biplaza

En el mundo de los modelos deportivos hay marcas que siempre han destacado, una de ellas, es claramente Porsche , la firma de autos deportivos de Stturgart, Alemania, que tiene una importante renovación en sus modelos de entrada, el 718 Cayman y 718 Boxster (convertible)presentes en el país desde inicios de 2017. Según indica la marca, “el 718 es la fusión de una leyenda de Porsche” y hoy está disponible a un precio de USD $81.900 en el Cayman y desde los USD $84,900 para el Boxster. En Rutamotor probamos la variente Boxster S, con un valor de USD $104.900.

Esta cuarta generación del modelo Cayman, mantiene la tradición deportiva del 718, un clásico con motor central que consiguió numerosas victorias en los años cincuenta y sesenta, en la Targa Florio y Le Mans, entre otras famosas carreras. Utiliza los mismos nuevos motores bóxer de 2.0T y 2.5T de cuatro cilindros con turbocompresor.

Descargar (PDF, Desconocido)

PORSCHE PRECIOS SEPTIEMBRE DE 2018:

  • 718 Cayman: USD $81.900
  • 718 Cayman S: USD $101.900
  • 718 Boxster: USD $85.900
  • 718 Boxster S: USD $105.900 (nuestro test)
  • 718 Cayman GTS: USD $113.900
  • 718 Boxster GTS: USD $117.900

La versión básica, con una cilindrada de dos litros, ofrece 300 caballos de potencia. El modelo S (el que probamos en Rutamotor), con sus 2.5 litros de cilindrada, llega hasta los 350 caballos, lo que representa un aumento de 25 caballos en comparación con los modelos anteriores. De acuerdo al Nuevo Ciclo de Conducción Europeo (NEDC, por sus siglas en inglés), el nuevo biplaza recorre en promedio entre 17,5 kilómetros por litro y 12,3 km/l. El propulsor dos litros consigue un par de hasta 380 Nm (90 Nm más que el Cayman anterior), que está disponible entre las 1.950 y los 4.500 rpm.

Por su parte, el motor de 2.5 litros del 718 Cayman S dispone de un turbocompresor con turbina de geometría variable (VTG), una tecnología que hasta el momento era utilizaba únicamente en el 911 Turbo. Este turbo VTG cuenta adicionalmente, y por primera vez, con una válvula de descarga (wastegate). Su par motor llega a 420 Nm (50 Nm más que el Cayman S anterior), entre las 1.900 y los 4.500 RPM.

El modelo viene equipado con una caja de cambios de doble embrague PDK, la cual le permite transmitir toda su potencia y alcanzar una velocidad máxima de 275 km/h, mientras que el 718 Cayman S llega a los 285 km/h. Con el paquete opcional Sport Chrono (disponible en este modelo de pruebas), el 718 Cayman acelera de 0 a 100 km/h en 4,7 segundos, mientras que el 718 Cayman S alcanza el hectómetro en 4,2 segundos.

Igual que en el resto de deportivos Porsche, los modos del paquete Sport Chrono se pueden regular a través de un mando existente en el volante. Como complemento a los programas ‘Normal’, ‘Sport’ y ‘Sport Plus’ anteriores, ahora existe uno adicional, el ‘Individual’, que permite el ajuste previo de varios elementos para personalizarlo a gusto de cada conductor.

Para estar en consonancia con el aumento de prestaciones del auto ha sido reforzado el sistema de frenos, que utiliza unos discos de 330 milímetros de diámetro en el eje delantero, mientras que los traseros pasan a ser de 299 milímetros. El 718 Cayman lleva ahora el sistema de frenos que previamente estaba reservado al Cayman S. Por su parte, el 718 Cayman S utiliza las pinzas de cuatro pistones del 911 Carrera, combinadas con discos de freno seis milímetros más anchos.

LÍNEAS DEPORTIVAS Y ENVOLVENTES

Revisando sus líneas, veremos el el Boxster S mide 4,379 metros de largo, 1,801 de ancho y 1,295 de alto. Estéticamente destaca por su capó envolvente con una suave inclinación. En general muchos de los elementos del diseño fueron tomados de otros autos deportivos Porsche (como el Porsche 550 de los años cincuenta, el de James Dean).

Es un modelo muy llamativo como lo son en general todos los biplaza (por eso lo egoísta del título, porque son sólo para dos, el resto no se podrá subir y lo tiene que mirar por fuera), en un diseño, que me gusta mucho, me sorprende. Se ve muy compacto y sobre todo más bajo. Por los costados su estética presenta una fuerte personalidad de rasgos deportivos en donde destaca al frente una gran entrada de aire acompañado por de dos entradas más pequeñas, que poseen en su borde superior luz de conducción diurna de LED.

Pero, en donde creo que más destaca el Boxster S es en su parte trasera, muy bien lograda y es muy original, también inspirado en el 918 Spyder, un modelo con el que comparte más elementos como los focos, la parrilla delantera y trasera, con leves cambios en los ópticos y con un interesante línea centro que lo recorre de manera transversal. Abajo, al centro dos escapes circulares cromados que le dan esa estirpe deportiva, tan de Porsche.

 CALIDAD Y ESPACIO PARA DOS

Adentro integra el nuevo volante Porsche con mucho botones al centro de la consola central (pero que luego del impacto inicial uno se acostumbra). El acceso a las plazas delanteras es óptimo, con una altura libre al techo blando justa. En el ancho está bien pero lo que si se agradece es el espacio para las piernas, ya que estos spyder (biplazas) se anda en general muy abajo, casi acostado, por lo que la presión está más bien en las piernas. Acá dos adultos viajarán cómodamente (además tiene dos lugares para guardas cosas, en el capó delantero y en el portalón atrás, sirve para llevar algunos bolsos.

Como hay poco espacio, o no sobra, todo está distribuido de una manera muy funcional. Adelante las butacas son muy cómodas contando con una buena sujeción lateral y memorias para los asientos (en la parte alta de las puertas). ¿Lo malo?, la visibilidad hacia atrás, la que se ve reducida por el gran tamaño de los apoyacabezas y el difusor central, que evita la entrada excesiva de aire. En general la calidad de los materiales es inapelable, con ajustes perfectos y de aspecto suave al tacto. El equipamiento de confort y de seguridad es completísimo.

Si revisamos su instrumental, veremos que tiene tres relojes circulares. El central y más grande es el del las revoluciones (como en todo Porsche). Abajo un display digital que muestra la velocidad en en km/h en un tono gris grafito. A la izquierda el velocímetro (a veces poco legible) y abajo de este el marcador digital con el odómetro parcial y total.

A la derecha tenemos una gran pantalla color que permite informar distintos parámetros resumidos en donde podemos encontrar distinta información sobre el computador abordo, el GPS (ahora en todos los Porsche) y la radio. Arriba a la derecha vemos el nivel de depósito de combustible digital. Esta unidad también tiene el audio premium Bose que suena excelente, incluso cuando lo llevábamos descapotado. No tiene parlantes en la parte alta del asientos como otros convertible, pero no es necesario.

UN 2.5T QUE VUELA GRACIAS AL VTG

Al inicio de este test, les contamos que el nuevo Boxster, tiene en su versión básica un motor 2.0 turbo, ofrece 300 caballos de potencia (colocado también en varios modelos de Audi pero acá con mayor potencia. El modelo S  de esta prueba es un notable 2.5 litros de cilindrada, cuatro cilindros, llega hasta los 350 caballos, lo que marca un aumento de 25 caballos en comparación con los modelos anteriores.

Además, tiene un rendimiento realmente notable. De acuerdo al Nuevo Ciclo de Conducción Europeo (NEDC, por sus siglas en inglés), el nuevo biplaza recorre en promedio entre 17,5 kkm/l y 12,3 km/l. Según el 3CV (Consumo Vehicular) el Boxster S está homologado con 6,7 km/l en ciudad, unos 14,2 km/l en carretera, generando un mixto de 10,1 km/l. En Rutamotor logramos un promedio de de 11,4 km/l, con bastante uso en carreteras urbanas (donde hay que probar este tipo de autos y casi siempre descapotado).

El propulsor dos litros consigue un par de hasta 380 Nm (90 Nm más que el Cayman anterior), que está disponible entre las 1.950 y los 4.500 rpm. Por su parte, el motor de 2.5 litros del 718 Cayman S dispone de un turbocompresor con turbina de geometría variable (VTG), una tecnología que hasta el momento era utilizaba únicamente en el 911 Turbo. Este turbo VTG cuenta adicionalmente, y por primera vez, con una válvula de descarga (wastegate). Su par motor llega a 420 Nm (50 Nm más que el Cayman S anterior), entre las 1.900 y los 4.500 RPM.

Como en el resto de deportivos Porsche, los modos que tienen este paquete Sport Chrono pueden regular a través de un mando existente en el volante. Sobre la respuesta del motor, destacamos a este 2.5 turbo como un “cohete equilibrado”, en donde desde bajas RPM nos dejará clavados al asiento a la más mínima insinuación, sobre todo en el modo “Sport Plus” en donde los cambio se mantienen en la zona alta del tacómetro optimizando al máximo la performance deportiva del motor y con los escapes “libres” en rigor más destapados en donde escucharemos mucho más al motor y con esos lindos “petardos” cuando dejamos de acelerar, una delicia. En el modo “Normal” el comportamiento cambia bastante, pasando los cambios a bajas RPM, privilegiando un mejor consumo de combustible. En modo “Sport” el paso de las marcha es bastante más arriba, logrando un equilibrio entre los “dos mundos”.

Lo probamos por cerca de 230 kilómetros  y se agradece el excelente rendimiento a cualquier régimen así como la elasticidad del motor y su sonido rondo adictivo y inconfundible. Lo mejor de la caja PDK de siete marchas es su respuesta instantánea, sobre todo si lo llevamos en modo manual, “jugando” con la paletas al volante. Con esta caja doble embrague PDK y el motor 2.oT, el Boxster alcanza una velocidad máxima de 275 km/h, mientras que el 718 Cayman S llega a los 285 km/h. Con el paquete opcional Sport Chrono (disponible en este modelo de pruebas), el 718 Cayman acelera de 0 a 100 km/h en 4,7 segundos, mientras que el 718 Cayman S alcanza el hectómetro en 4,2 segundos.

Otra cosa que me sorprendió mucho es lo aplomado (y no necesariamente duro) que es el Boxster. Es muy equilibrado para el uso diario, no rebota nada, tiene un equilibrio de suspensión y chasis notable, como hay mejorado las marcas de autos deportivos en este aspecto, con autos biplaza realmente para el uso diario. Ademas como tiene buen consumo y andar es una delicia subirse a el, no dan ganas de bajarse.

Otro punto muy alto es su reforzado sistema de frenos, que utiliza unos discos de 330 milímetros de diámetro en el eje delantero, mientras que los traseros pasan a ser de 299 milímetros. El 718 Cayman lleva ahora el sistema de frenos que previamente estaba reservado al Cayman S. Este 718 Cayman S de la prueba utiliza las pinzas de cuatro pistones del 911 Carrera, combinadas con discos de freno seis milímetros más anchos. Frena tanto o mejor de como acelera, notable.

En conclusión, el nuevo 718 Boxster es una delicia manejarlo, lamentable no podemos a llevar más que una persona más, Solo para elegidos. La performance de su motor, el equilibrio en el consumo, lo bien regulado que está sus chasis y todos sus componentes lo elevan hacia lo mejor que tenemos disponible para dos. Que ganas de poder acceder a uno o ser millonario. ¿Qué opinas?

CONVERTIBLES
@Mauro_Tester

Periodista de profesión, obsesionado por los autos, de corazón. Experto en pistear como campeón. Ahora al volante de @rutamotor

Más en CONVERTIBLES

BMW presenta mayor información de su renovado Z4 2020

Christian Martinezagosto 23, 2018

Las primera fotos oficiales del nuevo BMW Z4 2019 se adelantan a su estreno mundial del 23 de agosto

Gabriel Baezaagosto 16, 2018

Nuevo Tesla Roadster llegará a los 100 km/h en 1.9 segundos

Christian Martineznoviembre 17, 2017

El Vision Mercedes-Maybach 6 Cabriolet Concept fue presentado en Pebble Beach

Christian Martinezagosto 21, 2017

Revelado el BMW Z4 Concept: Roadster a la antigua

Mauricio Carvalloagosto 17, 2017

Porsche patentó un airbag para el pilar A en convertibles

Christian Martinezmayo 4, 2017

Llega a Chile el Mazda MX-5 RF con techo duro retráctil

Raúl Fariasfebrero 17, 2017

Llega a Chile el Rolls-Royce Dawn 2017: Convertible seductor

Mauricio Carvallodiciembre 22, 2016

MINI Driving Experience y presentan el MINI Cabrio 2017

Mauricio Carvallonoviembre 24, 2016

Send this to a friend