Volkswagen dice tener importantes avances en las celdas de combustible

por Christian Martinez

Si bien la mayoría de los fabricantes automotrices está enfocando esfuerzos en vehículos eléctricos a baterías, la “eterna promesa” de la industria son los vehículos impulsados con celdas de combustible, que funcionan con hidrógeno como combustible principal, y que ofrecen lo mejor de ambos mundos: la limpieza de un eléctrico con lo práctico de uno a combustible líquido.

Volkswagen dice haber logrado “avances importantes” en el área, a pesar de que actualmente están invirtiendo mucho en mejorar y economizar sus plataformas eléctricas. Esto gracias a una asociación con la Universidad de Stanford, donde se han enfocado en bajar el costo que significa implementar este tipo de tecnología.

Para simplificar, el principal logro fue desarrollar un proceso en el cual requieren una menor cantidad de platino (metal necesario para la reacción química en la celda de combustible) lo que mejora la duración de las celdas, y aumenta la eficiencia de éstas en 3 veces, comparado con una celda actual, que genera una “pérdida de platino” con su consecuente valor.

Esto significa que al necesitar menos platino, el costo de fabricación de la celda es menor, y la duración del sistema es mayor. Si bien fueron bastante cautos en adelantar que aún falta la forma de pasar esto al proceso a gran escala, saben que ésto podría suponer un nuevo impulso a esta tecnología, que es una real alternativa a los vehículos eléctricos actuales. Hasta que se den cuenta que la red de distribución de hidrógeno (y el costo para obtenerlo) sigue siendo la mayor piedra de tope.