Jaguar E-Pace 2018: Crece la conquista del mundo de los SUV

por Gabriel Baeza

La marca de lujo británica Jaguar acaba de presentar mundialmente su nuevo modelo E-Pace, el segundo modelo de la marca pensado para transitar en todo tipo de camino, por debajo del F-Pace, al que pronto se sumará el I-Pace, modelo completamente eléctrico.

Tiene capacidad para 5 pasajeros, mientras que su largo total de 4.39 metros lo colocan como directo competidor del Audi Q3, Bmw X1, Land Rover Range Rover Evoque, o Volkswagen Tiguan por mencionar algunos. Se estrena con motores de gasolina y diésel, todos de 4 cilindros de 2.0 litros con uno o dos turbos, con potencias entre los 250 y 300 hp para los gasolina y entre 150 y 240 hp para los diésel.

Puede equipar caja de cambios manual de 6 velocidades o automática de 9, con tracción delantera o a las 4 ruedas. Para las versiones con tracción total, existen dos opciones a elegir: el primero, un Standard Driveline, que permite repartir la potencia entre el eje delantero y trasero de manera activa.

El segundo sistema, Active Driveline, además integra un diferencial activo trasero, que además de enviar más potencia al eje trasero en condiciones normales, puede enviar hasta el 100% de la potencia hacia una rueda de manera activa, en caso de que las otras 3 tengan baja adherencia.

La suspensión puede tener amortiguadores fijos o de dureza variable, las llantas pueden ser desde 17 hasta 21 pulgadas. Como muchos otros modelos de la marca, cuenta con varios modos de manejo que varían la respuesta del acelerador, transmisión automática, dirección y suspensión (si es de dureza variable). 

Su diseño exterior podemos ver que es más redondeado y pequeño que el F-Pace, con unas medidas exteriores bastante contenidas, con un largo de 4.39 mt (casi 35 cm menos que el F-Pace de 4.73 mt), 1.98 mt de ancho, 1.65 mt de altura con una distancia entre ejes de 2.68 mt. Su capacidad de maletero es muy buena, con 557 litros. La parte frontal nos recuerda rápidamente al F-Type, mientras que todas las líneas generales recuerdan a un F-Pace más acortado y redondeado.

Su interior recuerda a los últimos lanzamientos de la marca, integrando una pantalla principal Touch Pro de 10 pulgadas, que puede acoplarse a un sistema de sonido Meridian, con una calidad de sonido muy elevada. La pantalla de instrumentos integra una pantalla de 12.3 pulgadas, para configurar diferentes vistas y colores según el modo de manejo.

Como en otros modelos de la marca, ofrece opcional mente una Active key, que es simplemente una pulsera que hace de llave-control remoto, la que es resistente al agua y a golpes, por lo que es especialmente útil para personas que realizan deportes y no necesitan estar preocupados de donde dejar la llave. 

En temas de seguridad, lógicamente equipa los últimos avances de la marca, incluyendo detección de obstáculos, servofreno de emergencia, asistente de cambio de carril involuntario, control de crucero adaptativo, detección de fatiga del conductor, alerta de tráfico cruzado delantero y trasero, e incluso ofrecer un airbag para peatones. 

La producción comenzaría a finales del 2017, por lo que la llegada a los diferentes mercados aun no ha sido definida, pero como siempre, podrás informarte de ello en Rutamotor.