Infiniti Q50S Hibrido 3.5L 360 CV 7AT 2015: La reinvención de un concepto

por Gabriel Baeza

Esta semana les traemos el test de un modelo que fue lanzado el año pasado y tuvimos la oportunidad de probar su versión de entrada, la que incluye el motor de 2.0 litros turbo y la intermedia que incorpora el clásico V6 3.7 de la marca, de la mano de Mr. Carvallo. En esta ocasión, les traemos la versión tope de gama, que nos sorprendió gratamente y que probablemente lo hará a muchos de uds.

Se trata del nuevo sedán  de lujo de la marca japonesa Infiniti, el Q50 Hibrido, que incorpora un motor V6 de 3.5 litros acoplado a un motor eléctrico, que en conjunto alcanzan los 360 hp y unos impresionantes 546 nm a solo 1.470 rpm, los que permiten un manejo realmente deportivo, sin tener que ofrecer un consumo alto, todo lo contrario.

La gama del Q50 se compone de 3 modelos, los que para Abril del 2015 tienen los siguientes precios:

Infiniti Q50 2.0t 7AT: CLP $21.900.000

Infiniti Q50 3.7 7AT: CLP $24.900.000

Infiniti Q50 3.5 Híbrido 7AT: CLP $28.900.000

Pero vamos a la prueba y sigamos descubriendo este interesantísimo modelo de la marca de lujo Infiniti. Como ya dijimos, tuvimos la oportunidad de probar las otras dos versiones de este increíble modelo, el Q50 con motor 2.0 turbo y el Q50 con el clásico motor V6 de 3.7 litros de la casa japonesa, ambos acoplados a una caja automática tiptronic de 7 velocidades con posibilidad de manejo secuencial.

Exteriormente tiene varias diferencias con sus hermanos de gama, partiendo por las llantas de 19 pulgadas, de 5 rayos triples, donde el central es color gris y los externos son color aluminio, calzadas en unos deportivos neumáticos 245/40 R19 runflat con diseño de verano. Fuera de esto, solo apreciaremos un sistema de frenos más grande y deportivo, que además funciona como sistema regenerativo de energía.

Infiniti Q50 Hibrido (19)

El resto, mantiene las líneas elegantes y deportivas de sus dos hermanos de gama, con un muy equilibrado tamaño exterior, estando en la parte de arriba de los sedanes medios Premium, con un largo de 4.800 mm (10 más que sus hermanos), un ancho de 1.820 mm y un alto de 1.445 mm, con una distancia entre ejes de 2.850 m. Su maletero ha disminuido su tamaño respecto a sus hermanos, para poder acomodar el juego de baterías del sistema hibrido. Su pero también lo resiente, con un neto de 1.794 kg, unos 150 kg más que sus hermanos. La capacidad del estanque se mantiene en unos excelentes 80 litros.

Interiormente la tónica se mantiene muy similar a sus hermanos, pero agregando algunos detalles relevantes, como los paddle shift para los cambios, atrás del volante, volante ajustable eléctricamente, pedales de aluminio, asientos delanteros deportivos con ajustes eléctricos y memoria, pero las diferencias quedan ahí.

Infiniti Q50 Hibrido (44)

Su diseño es muy atractivo, bastante más que el modelo al que reemplaza, pero siempre manteniendo unas líneas muy japonesas, fluidas pero deportivas. Cuenta con luces diurnas con tecnología LED, focos de bi-xenón, neblineros LED. De hecho, me recuerda un poco al Subaru WRX en alguno de sus ángulos delanteros.

Su lateral entrega una línea fluida, con rasgos muy felinos y pequeñas líneas que recorren desde su capot hasta su maletero, dándole formas y fluidez muy fresca y única. Recuerda sin duda a otros modelos de su tipo (sedán) japoneses, como el Mazda 6 también, lo que es algo muy bueno. Sus focos traseros también incorporan tecnología LED, y destacan especialmente de noche, algo tradicional en los modelos de la marca hace varios años.

Infiniti Q50 Hibrido (69)

Sobre su equipamiento principal, vemos que como muchos o casi todos los modelos japoneses, cuenta solo con asistencia de una cámara de retroceso, pero no tiene los sensores, que actualmente encontramos en casi todos los segmentos. Tampoco cuenta con sensores de proximidad delanteros, algo que se agradecería dado su largo capot.

Su tablero de instrumentos es de muy lindo diseño, y que algo nos dice acerca de su deportividad, ya que el tacómetro llega hasta las 9.000 rpm y su velocimetro hasta los 280 km/h, algo que probablemente alcance si no tuviera limitador. Las terminaciones son realmente de muy buen nivel, sobretodo para tratarse de un modelo japones, conocidos por su durabilidad, pero no por tener los mejores materiales.

Infiniti Q50 Hibrido (25)

Sus asientos deportivos envuelven al cuerpo de excelente manera, con un soporte lateral muy bueno, ademas de las múltiples regulaciones eléctricas y que se pueden memorizar para el caso del conductor. El espacio alcanza sin problemas para 5 adultos, aunque si viajan solo dos atrás, podrán disfrutar de su amplio asiento y gran confort de marcha.

De su equipamiento, nada más se puede decir que no se haya dicho con sus hermanos de gama, ya que es muy completo, y actualiza los puntos bajos de otros modelos de la marca que carecen de sistemas de info entretenimiento a bordo, en donde este nuevo Q50 saca a relucir no una sino dos grandes pantallas centrales. La superior entrega mucha información, pero la inferior además se maneja con controles táctiles.

Infiniti Q50 Hibrido (61)

La información que entregan y la cantidad de opciones son muchas, por lo que realmente cumplen con la premisa que les da su nombre de entretenimiento a bordo. Además, es muy interesante ver cómo va trabajando el sistema híbrido, ya según el modo de manejo elegido, permite moverse solo eléctrico, solo combustible o con ambos.

Y aquí es donde realmente veremos una tremenda diferencia versus lo que son los sistemas híbridos tradicionales, que buscan maximizar la eficiencia, pero sin aprovechar esto para además mejorar las prestaciones. Se logró en este modelo mejorar la eficiencia en varios puntos, alcanzando un rendimiento muy bueno real, homologado en 10.5 km/l en ciudad y hasta 18.3 km/l en carretera, un consumo de motor de menos de la mitad de su cilindrada y un tercio de su potencia.

Infiniti Q50 Hibrido (60)

Pero este excelente rendimiento, que detallaremos más adelante como se comportó en la vida real, no se riñe con las prestaciones, permitiendo acelerar desde 0 hasta los 100 km/h en solo 4.9 segundos, una cifra realmente buena para un sedán de su tamaño y eficiencia. La verdad es que se siente como un empuje de un motor turbo o un V8, ya que el torque que entrega esta planta motriz y al ser desde abajo, hace que las ruedas traseras tengan una tarea difícil al acelerar con contundencia.

Recordemos que el tren motriz se compone de un tradicional V6 de 3.5 litros, de doble árbol de levas, sistema de control variable de apertura de válvulas, el que entrega una potencia cercana a los 300 hp, unido a un motor eléctrico de 67 hp y que en conjunto alcanzan los 360 hp a 6.500 rpm y un impresionante torque máximo de 546 nm a solo 1.470 rpm, algo prácticamente de locomotora. Se acopla a un cambio automático de 7 velocidades con control de cambios adaptativos, modo manual deportivo y adaptación de régimen al reducir, que funciona a las mil maravillas.

Infiniti Q50 Hibrido (34)

Para no quedar cortos, esta versión incluye una suspensión deportiva, que no es para nada incomoda, pero si mantiene un aplomo muy alto al practicar una conducción intensiva. Por último, esta versión incluye además una dirección adaptable en 4 modos de distinta dureza, y su radio de giro alcanza los 11.2 metros.

Ya llegando el momento de manejarlo, e inmediatamente nos damos cuenta de que no es un automóvil tradicional. Al partir de manera tranquila, sale de los semáforos de manera 100% eléctrica, donde se ve un testigo en su tablero que dide EV (electric vehicle), con una total ausencia de ruidos de motor, pero sin sentirnos con falta de empuje. Y basta acelerar un poco más, para que rápidamente se encienda el motor a gasolina y se acople al empuje, catapultándonos hacia adelante.

Infiniti Q50 Hibrido (55)

Realmente se nota la fuerza ya que apretando a fondo, sentiremos casi como empiezan a perder tracción ambos neumáticos traseros. Y de hecho, en cualquier situación de baja adherencia, se activan los controles de tracción y estabilidad para controlar esto. Y si los desconectamos, podemos disfrutar de un derrape con facilidad, pero siempre que nos encontremos en algún lugar controlado, como una pista.

Sobre el manejo normal, realmente funciona sin darnos cuenta que se trata de un modelo híbrido, ya que la transición de uno a otro motor es tan imperceptible que nos acostumbramos rápidamente. Comenzando por la ciudad, el manejo en modo eléctrico es todo un agrado, ya que se mueve con agilidad, sin emitir ni un solo sonido, y gastando cero combustible. De ahí los cerca de 10 km/l que entrega sin muchos problemas.

Infiniti Q50 Hibrido (9)

Luego, ya desplazándose con motor a gasolina, vemos en su diagrama como alterna la carga de la batería con el apoyo en la entrega de fuerza, lo que además nos entretiene bastante y según el tránsito, nos incita a jugar con nosotros mismos a ver si podemos mejorar el consumo promedio, cargar más las baterías o movernos una mayor cantidad de tiempo en modo solo eléctrico (cuando cuidamos mucho el acelerador).

Una grata sorpresa de este motor es que el sistema hibrido, junto con un potente motor a gasolina, permiten que se mejore drásticamente el rendimiento en carretera, ya que no es común que un motor aspirado de 3.5 litros y 6 cilindros logre una marca de 18.3 km/l en carretera (si, en condiciones ideales), pero la verdad es que lograr un consumo muy bajo no es difícil aun a velocidades legales y un poco sobre estas.

Infiniti Q50 Hibrido (70)

Tuvimos la oportunidad de realizar un recorrido largo, desde Santiago hasta el lago Ranco, en el sur de Chile, y el consumo obtenido en el trayecto fue a lo menos que sorprendente, manteniendo una velocidad de crucero de 130 km/h, logramos un consumo medio de 14.1 km/l en el viaje completo, un valor buenísimo para el tamaño, peso y sobretodo, confort y prestaciones que ofrece.

Este valor es de un manejo completamente real, con aceleradas intensas a momentos, con frenadas y aceleradas en los peajes, adelantadas, por lo que hablar de un modelo de 360 hp, aceleración de 0-100 km/h en menos de 5 segundos, que permite viajar sobre 800 kms sin cargar combustible, realmente hay que decir que Infiniti se merece un aplauso.

Infiniti Q50 Hibrido (65)

Lo único que nos falto fue hacer una prueba intensa en modo deportivo, ya que realmente el automóvil incita a hacerlo. Sus frenos, suspensión, caja de cambios y sobretodo el tren motriz, incitan a sacar la esencia de deportivo que tiene adentro. Y sin sacrificar el espacio, confort y seguridad que esperamos de un sedán Premium como Infiniti.

Como conclusión, debo decir que si bien es el tope de gama, y habiendo probado la versión de entrada e intermedia que nos gustaron mucho, creo que esta versión podría llegar a ser uno de los modelos con mejor relación precio-prestaciones-tecnología del mercado, por lo que hago el llamado a que los que no lo conocen y tienen la opción, lo hagan, no se defraudaran.