Great Wall estrena en Shanghai la Poer X y la edición Baja Snake de la misma

por Gabriel Baeza

Cuando recién están comenzando las novedades del Salón de Shanghai 2021, la marca Great Wall nos muestra el que ya habíamos adelantado hace algunos días, la edición especial llamada Poer Baja Snake, además de su hermana mayor, Poer X.

La Poer Baja Snake, se convierte en un ejercicio de diseño de como sería una versión extrema de la camioneta mediana, pensada para circular en carreras de Baja California, con un frontal inspirado en una serpiente, así como su color arena.

Detalles racing

Su diseño exterior ofrece de serie un snorkel, para poder superar vadeos profundos, un parachoques reforzado, dos huinchas negras en su capó y que siguen hacia el techo, unas gráficas en el lateral con la inscripción “Baja Snake”, así como pisaderas off road, una barra deportiva por sobre su pick-up.

Su motor de cuatro cilindros y dos litros, ahora ofrece una potencia de 190 Hp, que se acopla a una caja automática de ocho velocidades. La suspensión cuenta con amortiguadores regulables Fox Racing, con 14 niveles, además de un kit de levante de dos pulgadas.

El paquete se complementa con unas llantas negras KMC con neumáticos Toyo, un parachoques trasero reforzado con enganche de arrastre y dos neumáticos de repuesto en su caja de carga.

Su habítaculo también recibe mejoras, agregando detalles en naranjo en puertas, volante, pespuntes, asientos, así como una tapicería con cuero y alcántara. El resto, parece ser similar a la Poer más equipada con caja automática.

Nueva camioneta full size

Pero si la Baja Snake llamaba la atención, la nueva Poer X no paso desapercibida, con un look muy imponente, mayores dimensiones, que aunque no han sido confirmadas, deja abierta la puerta a que entrará a competir con las tradicionales F150, Silverado o Ram 1500.

El frontal se aprecia muy robusto y elegante, con unos grandes focos con diseño cuadrado y circular, con tecnología LED, una enorme grilla brillante, ganchos de arrastre, luces traseras verticales comunicadas, llantas multirayo y una tapa rígida en su caja de carga.

Se fabricará sobre la plataforma del Tank800, ofreciendo una suspensión independiente delantera y trasera, la que puede opcionalmente incorporar un sistema neumático para variar su altura. El motor será un nuevo V6 3.0 turbo a gasolina, con una potencia cercana a los 350 Hp y 500 Nm de torque, acoplado a una nueva caja automática de nueve velocidades.

También se ofrecerá una versión con tren motriz híbrido, que sumado a este 3.0T, se acoplaría un motor eléctrico a la transmisión, para mejorar la potencia, torque y disminuir el consumo. 

¿Qué te parecen las novedades de Great Wall?