Geely MK 1.5 2009: La nueva generación

por Don Ruta

El Geely MK es uno de los representantes de la nueva “camada” de autos chinos. Estas marcas buscan desmarcarse de otras y para ellos se empecinan lograr su identidad propia. En este grupo están BYD, Great Wall, Chery y Brilliance, representantes que privilegian la calidad por sobre altos volúmenes de ventas.

La competencia es amplia, encontramos modelos como el BYD F3, Kia Río, Hyundai Accent, SMA Serie C, Renault Logan y Chevrolet Aveo. El precio de la versión que testeamos es de $6.490.000. Termina en $6.590.000 en la versión con cuero. Su garantía es de 3 años o 100.000 kilómetros. Su equipamiento es extenso: frenos ABS, doble airbag, cierre central, alzavidrios y espejos eléctricos., radio CD con USB, aire acondicionado, sensor de retroceso y volante ajustable en altura, entre otros.

Situemos al Geely MK. Se trata de un sedán mediano de líneas correctas con un diseño “generalista”, es decir que busca llegar a la mayor cantidad e público posible. Tiene un motor 1.5 litros de 92 caballos.

Geely MK 2009 Retrotest Rutamotor-2

FORMAS PROPORCIONADAS

Las líneas agradables de este chino parten adelante. Sus formas son algo inclinadas, agrupando focos de gran tamaño, asociado a una parrilla frontal de grandes dimensiones con el logotipo de la marca. Por los costados las líneas son rectas y bien formadas. Destacan sus espejos con luces de viraje. Atrás sigue la línea delantera y presenta dos enormes luces, algo exageradas.

Por dentro, el Geely MK está bien diseñado. Sus formas están bien orientadas, con centro de instrumentos al centro y abajo una consola que integra radio (doble DIN) color negro, comandos de calefacción y el reloj del censor de retroceso abajo. Los instrumentos ubicados en la parte central son de fácil lectura. El volante es grueso y de buena empuñadura.

En general los materiales son débiles como también sus terminaciones. Los asientos son excesivamente blandos y entregan poco apoyo lateral. Un punto negativo son los plásticos del sistema de calefacción, de un calidad bastante pobre. La posición de manejo es buena. Tanto manos como pies quedan bien posicionados y no cuesta mucho lograr la posición ideal de manejo. El espacio sobra para cinco pasajeros. Atrás el espacio no sobra, pero es lo justo para pasajeros de estaturas medianas. Su baúl logra 430 litros de capacidad, con una boca de carga algo estrecha.

Geely MK 2009 Retrotest Rutamotor-5

TRANQUILO-NERVIOSO

El Geely MK monta un motor a gasolina de 1,5 litro con 92 CV y 137 Nm de torque a 4.400 revoluciones, asociado a una transmisión mecánica de cinco velocidades. Se trata de una planta motriz algo nerviosa, que requiere llevarla sobre 4.000-5.000 RPM para desplegar lo mejor de su caudal. Ahora sobre ese régimen la pérdida de fuerza es notable. En carretera no es necesario esforzar tanto la caja o llevarlo “alto” de vueltas, ya que sus desarrollos están pensados para un uso relajado en trayectos por autopistas. No es un auto silencioso, el rodado y la configuración de su caja hacen que sobre 100 km/h lleguen sonidos de rodado a su interior. En ciudad no se nota tanto.

La suspensión es independiente en ambos ejes, y los frenos consideran disco delantero y tambor trasero. Entre un alto confort de marcha, es blanda, en especial en caminos citadinos y con escasas imperfecciones. La dirección tiene una trayectoria uniforme, recta y confiable, pero entrega poco feeling al conductor. Sus frenos son correctos, pero la asistencia ABS es algo escasa.

En suma el Geely MK es un sedán correcto y marca una evolución dentro de los productos de origen chino. Es cómodo, racional y bien equipado, orientado a un público amplio que busca conseguir lo mejor por su dinero.

Geely MK 2009 Retrotest Rutamotor-4

LO BUENO:

  • Equipamiento
  • Interior cómodo
  • Andar equilibrado

LO MALO:

  • Materiales de la consola
  • Dirección con poco feeling
  • Asientos muy blandos