Volkswagen estrena en el país el nuevo Tiguan, ahora solo en formato grande

El familiar mexicano -que crece en 22 mm- aterriza en cortes de equipamiento Comfortline, Highline y R-Line. Precios desde $ 27.490.000.

por José Ignacio Gutiérrez

Volkswagen completa la renovación de su portafolio de familiares en el país, con la llegada del nuevo Tiguan 2022. A partir de ahora, el SUV que se ubica por encima del VW Taos se venderá únicamente en versión de chasis largo All-Space con tres filas de asientos, para no canibalizarse precisamente con el SUV argentino que debutó en agosto del año pasado. El Tiguan -que ha puesto en Chile ya casi 9 mil unidades- estará disponible en cortes Comfortline y Highline -ambos impulsados por el motor TSI 1.4- y en las versiones tope R-Line y R-Line Black Edition, que saltan a la motorización TSI 2.0 e incorporan la tracción total 4MOTION.

Ficha Técnica Nuevo VW Tiguan

PRECIOS Y VERSIONES MAYO 2022

  • Volkswagen Tiguan Comfortline 1.4 TSI DSG6: $ 27.490.000 (US 32.700)
  • Volkswagen Tiguan Highline 1.4 TSI DSG6: $ 31.490.000 (US 37.500)
  • Volkswagen Tiguan R-Line 2.0 TSI DSG7 4MOTION: $ 37.490.000 (US 44.600)
  • Volkswagen Tiguan R-Line Black Edition 2.0 TSI DSG7 4MOTION: $ 37.890.000 (US 45.100)

El Volkswagen Tiguan 2022 es una actualización visual y de equipamiento respecto de su antecesor, que había salido hace meses de la oferta local de la marca alemana. Así, conserva su arquitectura MQB-A2 y tiene medidas de 4.728 mm de largo (+22 mm), 1.839 mm de ancho y 1.656 mm de alto, siendo 263 mm más largo que el mencionado Taos (y 369 mm más corto que el gigantón estadounidense Atlas).  La batalla se estaciona en 2.790 mm y el maletero alberga 340 litros con la tercera fila abatida, ampliables a 1.860 litros cúbicos cuando se abaten también las tres plazas centrales.

Tiguan

Los cambios estéticos residen en faros delanteros LED de nueva factura (son IQ.Light en el corte Highline y Matrix LED en los R-Line), un parachoques también de renovado estilo y una zaga que ahora lleva el nombre de modelo en el centro del portalón -como el Nivus, el T-Cross y el Taos- aunque ahora justo por debajo del emblema VW. A partir del corte Highline los faros traseros son también LED. En materia de llantas, ahora se ofrecen nuevos diseños de 18″ en el Tiguan más asequible y de 19″ en Highline (se llaman Auckland y son bitono) y R-Line (Valencia y Valencia Black).

Tiguan

El interior también hay mejoras. Según versión, el Tiguan cuenta con tres tipos de tapices: tela (Comfortline), ArtVelours (Highline) y cuero (R-Line). Todos integran una pantalla central de 8″ para sistema Android y iOS, la cual se combina con el tablero digital Virtual Cockpit de 10”, también elemento de serie. Hay más. Ahora la central de climatización es totalmente táctil y cuenta con tres zonas independientes dentro del habitáculo (conductor, acompañante y segunda fila de asientos) y además, el cargador por inducción está igualmente en los tres cortes de equipamiento.

Tiguan

Son exclusividades desde la versión Highline la luz de ambiente de 30 tonalidades, el sunroof panorámico, el portalón con función manos libres y el navegador Discover Media. Para los R-Line se reservan butacas de ajuste eléctrico, con soporte lumbar, con memoria y calefaccionadas, el control de descenso y el head-up display, además de una serie de detalles estéticos interiores y exteriores (partiendo por una grilla LED).

Un VW Tiguan de cinco estrellas

En seguridad la batería es idéntica en toda la gama. Se compone de seis bolsas de aire, controles de estabilidad y de tracción, bloqueo electrónico del diferencial y monitor de subinflado de neumáticos. En seguridad activa se cuentan alerta de cansancio del conductor, frenado de emergencia autónomo con detección de peatones y control crucero de tipo adaptativo. Con este equipamiento el Tiguan obtuvo cinco estrellas en las pruebas de impacto de Latin NCAP.

Tiguan

Finalmente en el apartado mecánico, la oferta es dual: los Tiguan Comfortline y Highline se mueven gracias a la sociedad que conforman el motor 1.4 TSI de 150 Hp y 250 Nm entre 1.500 y 3.500 rpm y la caja automática doble embrague de seis relaciones. Por su parte, ambos Tiguan R-Line saltan al motor 2.0 TSI de 220 Hp y 350 Nm entre 1.500 y 4.4000 rpm, que se gestiona por la caja DSG7. El Tiguan de acceso y el intermedio son de tracción simple delantera, en tanto que los 2.0 TSI llevan la tracción total 4MOTION.

Todas las versiones del Volkswagen Tiguan se producen en la planta de Puebla, en México.

¿Qué te parece esta evolución familiar más popular de los alemanes? ¡Coméntanos!