Triumph Motorcycles continuará como exclusivo proveedor de motores de Moto2 hasta 2024

por Mauricio Clunes

El fabricante británico entrega desde 2019 a las escuderías motores tricilíndricos preparados para la competición de 765 cc, basados en los que equipa su modelo de producción Street Triple RS.

En la actualidad la marca ha renovado por un segundo período de tres años su nexo con la categoría intermedia del Campeonato Mundial de Velocidad de la Federación Internacional de Motociclismo (FIM), convirtiéndose en el exclusivo proveedor de motores hasta el 2024.

Provisto de evoluciones propias de las más altas exigencias, el bloque exhibe una admisión mejorada y mayor aceleración, lo cual se traduce en una potencia máxima cercana a los 138 hp, es decir, un aumento de alrededor de 17% respecto del propulsor de serie.

En los últimos dos años, los pilotos más veloces de Moto2 han conseguido múltiples victorias y podios en sus primeras incursiones en MotoGP, lo cual demuestra que la serie intermedia se ha convertido en un real trampolín para la máxima categoría.

Por ejemplo, el monarca de Moto2 en 2019, el español Álex Márquez, consiguió dos segundos puestos (Francia y Aragón) en la campaña 2020 de MotoGP, mientras que el vicecampeón, el sudafricano Brad Binder, se adjudicó el Gran Premio de República Checa.

Algo similar ha sucedido con Jorge Martín durante la campaña en curso de MotoGP. Al cabo de 2020, el corredor madrileño fue quinto en Moto2, con dos fechas ganadas. Hoy, acumula un triunfo (Estiria) y dos terceros lugares (Doha y Austria) en la elite del motociclismo de velocidad.

El ingreso de Triumph Motorcycles ha redefinido la categoría. Desde su ingreso hace dos temporadas, 14 pilotos han ganado al menos una carrera y en 34 ocasiones se rompieron récords de vuelta.

Entre otros logros, con el motor tricilíndrico de 765 cc derivado de la Street Triple RS por primera vez se superó la barrera de los 300 km/h en Moto2. El registro pertenece al italiano Stefano Manzi, quien llevó el velocímetro hasta los 301,8 km/h en Phillip Island, Australia.