Lanzamientos

Geely X7 Sport 2.4 GT AWD 6AT 2019 – Toma de Contacto

Geely X7 Sport 2.4 GT AWD 6AT 2019 – Toma de Contacto

Muchos de quienes lean esta nota, ya habrán leído nuestra nota relativa al relanzamiento de Geely en nuestro país, ahora de la mano del Grupo Minvest, por medio de Automotores Fortaleza.

Pues bien, tuvimos la oportunidad de poder realizar parte de la prueba de ruta comprendida entre Algarrobo y Marbella al mando del SUV mediano X7 Sport en su variante tope de gama: 2.4 GT AWD 6AT. Este modelo,forma parte del trío conformado por los modelos GS y Emgrand 7, llega a plantar cara frente a varios representantes de idéntico origen: Changan CS75, Chery Tiggo 7 y el recién lanzado Haval H6.

Cabe señalar que Geely no es cualquier aparecido en el mundo automotor, donde tiene una trayectoria que se remonta a 1996, pero cuyo principal hito tuvo lugar en 2010, cuando Geely compra Volvo Cars Group, lo que además de aumentar su volumen de negocios, le ha permitido potenciar su gama de modelos, además de aprovechar todo el talento de destacados diseñadores como lo es su actual vicepresidente de diseño de Geely y Volvo, Peter Horbury y del director de diseño, Guy Burgoyne.

Por más que tenga alcance de nombre con otro modelo del segmento, el X7 Sport presenta una estética más europea que oriental, puesto que al verlo de costado nos recuerda al Range Rover Evoque de primera generación. Pero veámoslo en detalle, partiendo por su frontal, con una grilla en la que destaca el nuevo emblema de Geely en relieve con contornos dorados y una mezcla de negro y azul. Esta máscara va flanqueada por estilizados ópticos que cuentan con luces diurnas LED (de serie en las versiones equipadas con el motor 2.4). Resulta curiosa la ranura ubicada sobre el portapatente delantero, mientras que la sección baja del parachoques, vemos los neblineros en encastres con forma de C invertida, una gran toma de aire inferior central.

DISEÑO ROBUSTO

Visto de costado, el X7 Sport exhibe un capó robusto, dado por la presencia de dos nervaduras superiores. La sensación de robustez también la transmiten a los ojos del observador por los pasos de ruedas, especialmente los delanteros. La línea de techo tiene su cima en la zona de los ocupantes delanteros, pero desciende levemente hacia atrás. La línea de cintura nace desde el costado de las luces traseras y se extiende por sobre las manillas de ambas puertas. Como buen SUV, presenta la zona del zócalo con revestimientos de resina plástica, resaltados con ornamentaciones satinadas.

Tampoco podemos dejar en el tintero, la presencia de ornamentos cromados alrededor de los contornos de las ventanas laterales y la presencia del pilar C flotante con revestimiento negro.

El X7 Sport se desliza sobre neumáticos Giti SUV 520 de medida 225/60 R18 (esta medida es exclusiva de las versiones 2.4 GL y GT), puesto que las restantes emplean la medida 225/65 R17, todas con llantas de aleación bitono de cinco rayos dobles o formato de estrella, que le otorgan un toque de deportividad al modelo.

La zona posterior del X7 Sport está presidida por un spoiler trasero con tercera luz de freno al centro, elemento que luego da paso a una ensanchada zona acristalada que parece estar enmarcada por los pilares flotantes señalados precedentemente, lógicamente complementada con la presencia de un limpiaparabrisas trasero.

Las luces traseras lucen afiladas y alargadas, extendiéndose hacia los costados de la carrocería. No lucen mal, pero tampoco son de las más atractivas que hemos visto en este tipo de vehículos. Ambas se unen por medio de la presencia de un generoso listón cromado, en cuyo centro va en relieve el logo de Geely.

No sé si será por una suerte de TOC o manía de quien escribe, pero encontramos que existe una ligera asimetría en cuanto a la disposición (no lineal o a la misma altura) de los monogramas alusivos a la marca y el modelo en el portalón trasero (el de Geely va más alto que aquel que alude al modelo).

El parachoques trasero luce parcialmente del color de la carrocería, por cuanto tiene revestimiento en resina plástica negra con una aplicación satinada al centro con difusores de aire y las salidas de escape dobles cromadas, una de cada lado. Resalta también una llamativa luz antiniebla trasera. Todo ello, también le confiere una apariencia más deportiva al X7 Sport.

En cuanto a dimensiones, Geely señala que el X7 Sport alcanza los 4.519 mm de largo; 1.831 mm de ancho y 1.619 mm de alto, mientras que su batalla llega a los 2.619 mm. La marca no informa acerca del despeje mínimo del suelo, pero a simple vista luce generoso.

Su habitáculo luce moderno, pero con una calidad percibida que podemos calificar como buena. Partiendo por su tablero con abundantes aplicaciones de símil de aluminio cepillado, elemento que se hace presente desde los tiradores internos de las puertas, pasando por toda la zona media del tablero

El volante de tres rayos, presenta una forma de D con recubrimiento de simil cuero con pespuntes blancos, y en donde se reiteran las aplicaciones de símil de aluminio cepillado. Dispone de comandos multifuncionales, con 10 teclas (cinco de cada lado), por medio de las cuales se opera el control crucero, sistema de audio y gestión de llamadas telefónicas.

El cubretablero exhibe una suerte de injerto simil cuero, que en nuestra opinión sólo recarga la apariencia. Preferible hubiese sido prescindir de ese recurso estilístico.  Pasando al cuadro de instrumentos totalmente digital, a color y de fácil lectura. La información se muestra en tres pantallas, siendo la más relevante la principal de 7″. De izquierda a derecha encontramos: indicador del nivel de combustible, la central agrupa el velocímetro, fecha, hora, temperatura exterior, selector de marcha, odómetro, contador parcial y total.

Además , si escogemos alguno de los tres modos de manejo: normal, económico o deportivo, esta pantalla varía su presentación (ver foto), así en modo sport la velocidad para al centro con el tacómetro alrededor en un agradable color rojo. Finalmente, del lado derecho, encontramos el indicador de la temperatura del refrigerante del motor.

BIEN EQUIPADO

Prosiguiendo con nuestro análisis, los asientos, al menos en esta versión tope de gama, disponen de tapizado de cuero, con buena sujeción lateral, pero que resultan algo cortos para una persona con piernas largas.Nos gustaron los apoyacabezas delanteros de amplia superficie. El del conductor tiene regulación eléctrica en seis posiciones. Al acomodarnos en el puesto de manejo, resulta fácil ajustar los reglajes del volante (regulable en altura y profundidad), aunque el ajuste en altura no es tan amplio para una persona de estatura alta, lo que por cierto no llegó a provocar incomodidad durante nuestro manejo. Los espejos, sobre todo los externos, son generosos en cuanto a la retrovisión que dan. Se agradece que tengan abatimiento eléctrico.

La parte alta de la consola la presiden las rejillas de flujo de aire dispuestas de manera horizontal, flanqueadas por el interruptor de los intermitentes de emergencia. Inmediatamente bajo ella, encontramos la pantalla táctil de 8″ que alberga el sistema de infoentretenimiento, donde del lado izquierdo inferior, se ubica el botón de encendido/apagado del motor. La pantalla, está pensada para los “Millennials” y aquellos que somos “No Millennials”, aunque el proceso de enlace del sistema de teléfono (Mirrorlink) con el auto, debe pasar por una serie de pasos, que esperamos sea subsanado en futuros embarques.

La información se muestra sobre un agradable fondo azul, con gráficas blancas y de color. La presencia de dos clásicas perillas, una a cada lado, permiten encender o apagar el audio o bien cambiar de radioemisora. En ella, además se visualiza la cámara de retroceso, que complementa los sensores de proximidad, delantero y trasero.

Seguidamente encontramos los comandos de visualización del sistema de climatización, con pantalla digital. Nos hubiese gustado que el comando que regula la velocidad del ventilador, fuese de perilla, siendo más fácil de operar sin tener que quitar la vista del camino.

Finalmente, en el túnel central que se ubica entre las plazas delanteras, econtramos la palanca de transmisión, que al igual que los del climatizador tienen enmarques en piano black que le otorgan un toque de elegancia. Va rodeada del lado izquierdo por mandos que operan el freno de estacionamiento eléctrico, el sistema retenedor en pendientes (Autohold) y el que desconecta el control de estabilidad. Del lado derecho se ubican aquellos relativos a los modos de manejo (señalados más arriba), el control de descenso, el que desconecta los sensores de proximidad, y en caso de disponer de sistema de tracción integral, el sistema de bloqueo de diferencial, para tener par adicional durante travesías más complejas. Hay un posavasos doble con tapa, además de un portaobjetos con tapa que hace las veces de apoyabrazos central.

Nuestra versión de entrada disponía de un generoso techo corredizo eléctrico en dos secciones, que incluso beneficia con luminosidad a los pasajeros traseros y hace que la cabina aparente ser más grande.

Atrás, las plazas traseras disponen de espacio suficiente para albergar a tres ocupantes adultos, aunque no tuvimos la oportunidad de probarlas durante las pruebas de manejo, el grado de inclinación del respaldo puede resultar algo incómodo para largos viajes, puesto que mucho modelos de este segmento, permiten regular ligeramente el grado de reclinación. Los pasajeros traseros disponen de una ventila central y una toma adicional de 12 voltios. El túnel central de la transmisión, sólo provoca un ligero abultamiento central en el piso, que no llega a incomodar a quien viaje en el asiento trasero central.

Finalmente, en cuanto a volumetría, Geely declara que el portaequipajes del X7 Sport admite 320 litros de equipaje sin tener que abatir los asientos traseros. Hay una cortinilla plegable que permite ocultar la carga de miradas ajenas, mientras que bajo el piso alfombrado encontramos una rueda de repuesto de uso temporal, aunque nos hubiese gustado que fuese de tamaño normal.

DOS MOTORES ASPIRADOS

El Geely X7 Sport, se ofrece en Chile con dos alternativas de motorización, ambas bencineras: La primera corresponde a un 2 litros con 141 caballos de fuerza y 178 Nm de par, asociado únicamente a una caja manual de seis marchas. El segundo eleva su desplazamiento hasta los 2.4 litros, mientras que su potencia llega a los 162 caballos, con un par de 220 Nm, acoplado solamente a la caja automática de igual número de velocidades, con la opción de tener tracción delantera o bien integral a las cuatro ruedas. Nos gustó que los soportes del capó fuesen a gas. El bloque motor luce empotrado en una posición más baja, mientras que para acceder a la batería se requiere remover una tapa.

Para tener presente, el 3CV homologó los siguientes rendimientos para este SUV: 6,8 km/l en ciudad; 10,5 km/l en carretera y 8,7 km/l promedio. La verdad, durante el período que me tocó manejarlo, circulando a una velocidad promedio de 80 km/h, puedo decir que anduve cerca de la cifra señalada por el 3CV, eso sí, el computador de abordo lo informa en litros cada cien kilómetros. Extráñamente, durante una pequeña congestión a la altura de la refinería de Con Con, habiendo recibido el auto con poco menos de medio estanque, producto de los arranques y paradas, el nivel de combustible bajó rápidamente, lo que atribuimos al parecer al trabajo realizado por la caja para movilizar los casi 1.700 kilos de peso de este SUV.

En el andar en ruta, este motor se muestra dócil, pero advertimos que cuando se requiere una repuesta rápida, la comunicación entre motor y caja no es tan ágil como esperaríamos. Circulando a velocidad crucero o dentro de los márgenes legales, el X7 Sport se muestra muy silencioso y bien insonorizado, entregando su potencia de manera muy progresiva. La caja automática dispone de un modo manual, desplazando la palanca hacia la izquierda, podemos subir o bajar cambios, lo que le otorga más dinamismo al manejo. Ahora, si se opta por el modo deportivo (Sport), la caja estira los cambios por la parte alta del tacómetro, tornándose lógicamente más ruidoso.

En seguridad, el X7 Sport no escatima: frenos de discos a las cuatro ruedas (ventilados delanteros/ sólidos traseros), apoyados por ABS y EBD, control electrónico de estabilidad, sistema de asistente de frenado, cuatro bolsas de aire (para las versiones GS 2.0 y 2.4), agregando dos adicionales de cortinas para las 2.4 GL y GT, control de ascenso y descenso.

A modo de corolario, podemos señalar que estamos en presencia de un SUV que se alza como una opción a considerar dentro de su origen, con un buen nivel de equipamiento, pero que con pequeñas mejoras, como el tema de la relación motor/caja, pero creemos que le juega en contra su precio de CLP  $15.490.000, que abre un abanico de opciones más amplio.

Lanzamientos

Cabeza de tuerca desde que era un Citycar. Estudió periodismo para dedicarse seriamente al mundo motor. Japan Carslover, especialmente de Subaru y Toyota. Anhela tener una colección de autos tan grande como lo es su colección de catálogos.

Más en Lanzamientos

Changan Chile celebra 10 años y presenta su nuevo CS55

Gabriel Baezadiciembre 8, 2018

Aygo 2019 en Chile: Toyota inicia su aventura en compactos

Raúl Fariasdiciembre 7, 2018

Jeep lanza oficialmente su camioneta Gladiator basada en el Wrangler 2019

Gabriel Baezadiciembre 5, 2018

Porsche 911 2020: Más potente, rápido y muy tecnológico

Raúl Fariasnoviembre 28, 2018

Geely vuelve con tres modelos: Emgrand7, GS y X7 Sport

Mauricio Carvallonoviembre 27, 2018

Renault Mégane RS 2019: Revolución de la tercera generación

Mauricio Carvallonoviembre 23, 2018

MG3 2019: Estrena mejoras para seguir siendo un superventas

Gabriel Baezanoviembre 23, 2018

Mini presenta en Chile su nueva gama con motores diésel

Claudio Marffulnoviembre 21, 2018

ZX Auto Terralord 2019: Nueva opción en camionetas medianas

Mauricio Carvallonoviembre 19, 2018

Send this to a friend