El fabricante japonés Hino reconoce que falseó datos de emisiones por 20 años

Una investigación publicada este martes, certifica que la integrante de Toyota Motor Corporation adulteró resultados a partir de 2003.

por José Ignacio Gutiérrez
Hino

Hino Motors, el fabricante pesado que es propiedad de Toyota Motor Corporation, falsificó sistemáticamente información de emisiones desde 2003, según un investigación revelada este martes en Japón. Su presidente Satoshi Ogiso citó a una conferencia para pedir perdón a los clientes e involucrados directos en el escándalo.

Hino

Según recoge la agencia de noticias Associated Press, el citado máximo dirigente de Hino expresó “lamentar profundamente la situación” y a renglón seguido apunto a que “desafortunadamente, esta mala conducta ha sido llevada adelante con varios modelos“. Los equipos de ingenieros habrían tenido claro que no podrían alcanzar las metas de emisiones, pero sin embargo, y producto de la presión que pesaba sobre sus hombros, habrían tomado el mal camino de adulterar los resultados, explicó el propio Ogiso. A esta trampa luego siguió el hecho que los mismos trabajadores encubrieron sus fechorías.

Hino

Hino ya había reconocido en marzo que había falseado testeos de emisiones y rendimientos de combustible en motores de trabajo pesado. En la página 17 del informe revelado ayer, se establece que se habría detectado una “cultura introspectiva y conservadora” en la empresa que provocó una falta de implicación y solidaridad entre los empleados. Los expertos señalaron a la prensa que el liderazgo de la empresa no se comprometió con los trabajadores de primera línea, poniendo por delante los objetivos numéricos y plazos, sacrificando a la vez los procedimientos operativos.

A través de su presidente, Hino respondió que toma los hallazgos con seriedad y propondrá medidas para evitar que se repitan a futuro, incluidas la creación de un sistema de verificación adecuado, la revisión de sus reglas y el fortalecimiento de la cultura corporativa. Ogiso dijo que toda la empresa tuvo la culpa y no solo los operarios que están en la palestra. “Estoy decidido a hacer que renazcamos y lo llevamos a cabo con acciones claras“, recalcó Satoshi Ogiso, quien anteriormente trabajó en la división automóviles de Toyota.

Hino

Hino ya hizo un recall de casi 70 mil vehículos en Japón, relacionado justamente con la información errónea. El número total de unidades afectadas por la adulteración, podría llegar a unas 300 mil. Si la actual plana de Hino será removida, será algo que la marca decidirá luego de una completa revisión de este escándalo. Por su parte, Akio Toyoda, CEO de Toyota Motor Corporation, sostuvo que “las irregularidades en Hino traicionaron la confianza de los clientes y otros interesadas. Lamento profundamente lo sucedido“.

¿Qué te parece esta noticia que remece las confianzas al interior del primer fabricante de automotrices del planeta? ¡Coméntanos!