Retrotest

Changan Benny 1.3L 2007: Pelea contra los mitos

Changan Benny 1.3L 2007: Pelea contra los mitos

La llegada de los autos chinos trae asociada un alto número de dudas sobre precio y temores. Sin embargo, las marcas del gigante asiático desde hace más de uño que iniciaron su desembarco “masivo” en el mercado nacional. Estas nuevas marcas, desconocidas por muchos, luchan por conquistar una participación importante y permanente, dentro de las exigentes preferencias del público chileno.

Uno de ellos es la marca Changan (en Chile representada por el Grupo Derco), y que incluye en su palmarés la distinción de ser reconocida como uno de los “cuatro grandes” en su mercado de origen, tras FAW, Dongfeng y SAIC. En Chile tenemos el modelo Benni, un hatchback o más bien un monovolumen de buen diseño, motor y correctamente equipado (cierre central a distancia, alzavidrios eléctricos para las cuatro ventanillas, aire acondicionado, además de airbag y frenos con ABS), entre otros. El precio de las versión que testeamos en esta oportunidad para Rutamotor es de $4.590.000.

Su interior destaca porque hay muy buen espacio para los pasajeros de adelante. Atrás es cómodo para pasajeros hasta 1.70 centímetros. En general, el Changan tiene un habitáculo amplio, con un ancho y alto excelentes. Sin embargo, la calidad de diversos materiales no es la óptima, como su tapiz, plásticos y terminaciones.

Changan Benni 1.3L 2007 Retrotest Rutamotor-3

Exteriormente el Benni es sin duda un auto entretenido y atractivo. Tiene un diseño parecido a un vehículo europeo, y representa una “mezcla” de distintos segmentos automotrices. No es un citycar, van y tampoco un monovolumen, pero si un complemento de todos ellos. De los últimos vehículos chinos que han llegado al mercado chileno, sin duda es uno de los más logrados en su diseño.

Sobre su planta motriz, el Benni cuenta con un 1.3 litros de 85 CV de potencia. Este propulsor ofrece buen rendimiento para su cilindrada. En las aceleraciones y sus recuperaciones anda bien, en espacial sobre 3.500 RPM. Además es muy cómodo y fácil de manejar, las suspensiones absorben bien las imperfecciones de los caminos, pero en curvas se muestran algo inestables.

En resumen, el Benny es un producto amigable, muy bien equipado, pero carente de terminaciones y detalles propios de algunos modelos de la competencia. Con seguridad con el tiempo estos defectos iràn mejorando e igual es un buen punto de partida dentro del creciente mercado de los productos que llegan del gigante asiático.

Retrotest
@Mauro_Tester

Periodista de profesión, obsesionado por los autos, de corazón. Experto en pistear como campeón. Ahora al volante de @rutamotor

Más en Retrotest

Subaru MV 1800 4WD 1993: Una camioneta muy singular

Raúl Fariasseptiembre 30, 2016

Toyota Cressida 2.4 GL 4AT 1992: Lujo en su máxima expresión

Raúl Fariasseptiembre 23, 2016

Mazda 929 2.0 DX SW 1989: Un familiar japonés excepcional

Raúl Fariasjulio 29, 2016

Honda Accord 1.6 EX Hondamatic 1983: Sedán muy equipado

Raúl Fariasjulio 22, 2016

Toyota Corolla 1.3 XL Special 1992: Un clásico es para siempre

Raúl Fariasjulio 15, 2016

Subaru REX 600 (1977-1983): El pequeño que nos revolucionó

Raúl Fariasjulio 6, 2016

Volvo V70 R 1997: Recuperando un clásico de las station deportivas

Mauricio Carvallodiciembre 18, 2013

Renault Sandero 1.6 2009: Amplitud para llenarlo de ideas

Mauricio Carvallooctubre 1, 2013

BYD F3R 1.5 2009: Imitando lo bueno

Mauricio Carvallooctubre 1, 2013
Send this to a friend