Volvo y Uber trabajan juntos en un XC90 autónomo

por Claudio Marfful

Volvo Cars y Uber, han presentado el primer auto de conducción autónoma, el cual está basado en el XC90, y ha sido desarrollado conjuntamente, lo cual significa el siguiente paso en la colaboración estratégica entre ambas compañías.

La marca sueca y Uber firmaron un acuerdo de ingeniería en 2016 y desde entonces han trabajado en varios prototipos destinados a acelerar el desarrollo del auto de conducción autónoma. El Volvo XC90 es la primer SUV que, en combinación con el sistema de conducción automática de Uber, es capaz de conducir por sí solo.

Dentro de las características más importantes de la nueva variante del XC90, se encuentran sus sistemas de respaldo para las funciones de dirección y frenado, así como la energía de respaldo de la batería. Si cualquiera de los sistemas primarios fallara por alguna razón, los sistemas de respaldo actuarían de inmediato para detener el auto.

Además de estos sistemas de respaldo incorporados por Volvo, una serie de sensores agregados en la parte superior del modelo están diseñados para que el sistema de autoalimentación de Uber pueda operar y maniobrar de forma segura en un entorno urbano.

Volvo Cars planea utilizar un concepto similar de auto de conducción autónoma para la introducción de sus futuros modelos a principios de 2020. Estas tecnologías, que se presentarán en la próxima generación de variantes de la marca sueca basados en la arquitectura del auto SPA2, incluirán características diseñadas para permitir la conducción autónoma sin supervisión.