Mustang 2024: la séptima generación del padre de los ponycars suelta al fin las amarras

Pese a los rumores en la antesala, el deportivo más vendido en el mundo no traiciona su pasado y seguirá montando el V8 Coyote de 5.0 litros, ahora incluso más picante.

por José Ignacio Gutiérrez
Ford Mustang

La estampida finalmente llegó con todo. Tal como había prometido, este 14 de septiembre a última hora Ford Motor Company descubrió la séptima generación de su aclamado ponycar Mustang, que viene a estirar el legado de la auténtica revolución nacida en 1964. Y, ¿qué es los más destacado? Pues que esta nueva entrega del más popular de los deportivos estadounidenses (con 10 millones de matriculaciones), continuará transitando por la senda de los clamorosos motores de ocho cilindros sin electrificación: así, sigue habiendo vida para el Coyote y, además, la marca estrena el ‘acelerador remoto’, un invento que había patentado en mayo pasado. Bajo el citado motor de aspiración natural -que incluso fue revisado para cruzar la frontera de los 460 Hp- la marca alista el regreso del Mustang a las competencias mundiales.

Mustang

Pero todo entra por la vista. En materia de diseño,  el Ford Mustang 2024 -que reemplaza a la sexta generación nacida en 2015- luce más estilizado y es dueño de una mirada mucho más afilada que recae en faros LED Tri-Bar. Asimismo, el capó pasó a tener un diseño mucho más anguloso, aunque mantiene el rasgo de una musculatura pronunciada. En el caso del Mustang GT se añaden también las tomas de aire centrales, las que, sin duda, aportan a una parada mucho más enérgica y la parrilla se presenta más grande y agresiva, y es que está diseñada para permitir un mayor flujo de aire al renovado V8 5.0 litros (el apodado Coyote).

Ford Mustang

Puertas adentro, el Mustang 2025 es una revolución. Y ese gran cambio está dado por una notable cuota de tecnología. De base el deportivo hecho en Michigan lleva una pantalla de 12.4″ para las instrumentación y un display de 13.2″, para la infoentretención que corre el nuevo sistema operativo Ford Sync4. Si bien estos dos proyectores están separados en el Mustang de base, salta a la tradicional vista de una pieza en las versiones más altas.

Ford Mustang

Invertir en otra generación de Mustang es una declaración de principios en un momento en que muchos de nuestros competidores están abandonando el negocio de los vehículos con motor a combustión interna“, dijo Jim Farley, CEO de Ford Motor Company, en clara alusión a Dodge, que anunció la sentencia de sus modelos Challenger y Charger. “Ford, sin embargo, está turboalimentando su plan de crecimiento en los autos con motor térmico, añadiendo tecnología conectada, derivados asertivos y opciones híbridas a nuestros modelos más populares, además de invertir a 2026 más de 50 mil millones de dólares en vehículos eléctricos“.

Fiesta en cuatro y ocho cilindros

En el apartado técnico, lamentablemente -y como acostumbra Ford- no se entregaron cifras. Sí se detalló que como base el modelo norteamericano estará impulsado por un reconfigurado motor 2.3 turbo EcoBoost de cuatro cilindros y que, como tope de gama, estará el ya mencionado 5.0 litros atmosférico V8, que, por su parte, estrena un sistema de admisión con doble entrada, así como un doble cuerpo de acelerador. Ford dice que este propulsor de ocho cilindros será el más radical ofrecido en el Mustang de serie, de manera que tendrá que sobrepasar los 480 Hp que ya desarrolla del actual Mustang Mach1 (en Chile desde hace un año).

Mustang

Para el motor más generoso Ford pone sobre la mesa una transmisión manual de seis cambios, que posee función rev-matching (un efecto punta-tacón, que no permite que las revoluciones no caigan entre pasos de marcha), en tanto que para el motor más chico, solo estará la transmisión automática de 10 cambios con convertidor de par, que ahora también fue recalibrada. En cualquier caso, el Mustang es un tracción trasera puro y duro y puede sumar opcionalmente un diferencial de deslizamiento limitado Torsen.

El Ford Mustang 2024 se producirá en la planta Ford de Flat Rock, en Michigan, y llegará a las calles durante el tercer trimestre del próximo año.

¿Qué te parece la evolución del fundador del segmento de los pony cars? ¿Te parece un remake a la altura? ¡Coméntanos!