¿Mejora la performance de un motor con mejores fluidos? Veamos que ocurre

por Gabriel Baeza

En el mercado, existe una gran oferta de diferentes tipos de aceites y aditivos para este, así como para el combustible, inyectores, etc. Pero la pregunta del millón, ¿existe alguna mejora apreciable al usar aceites de mejor calidad y aditivos? Realzamos una interesante prueba con productos de la marca alemana Liqui Moly, obteniendo un interesante resultado.

Para esta prueba, utilizamos un vehículo bastante común, un Volkswagen Gol 1.6 del 2010, que ya tiene un uso normal, buenas mantenciones según pauta del fabricante y una pérdida de potencia normal para el año y kilometraje.

Lo primero, fue dirigirnos a la sede del Duoc Uc de la comuna de Maipu, para comenzar midiendo la potencia a la rueda de este modelo. El resultado fueron 50.4 Hp a la rueda a 5.900 rpm, que se traducen en algo como unos 86.1 Hp de motor.

Lavado y cambio de lubricantes

El primer procedimiento será agregar un enjuague al aceite actual, llamado Engine Flush Plus, que debería ayudar a disolver y arrastrar los sedimentos acumulados en distintas partes del motor que tienen en contacto con el aceite. Se mantiene el motor circulando durante unos 15 minutos, para que pueda actuar, y luego de esto, se realiza el cambio de aceite.

Otro proceso realizado, no al motor propiamente tal, sino al estanque de combustible, es agregarle un limpiador de inyectores, el que se agrega directamente al estanque de combustible, y que ayuda a limpiar los inyectores al funcionar, lo que también debería ayudar a recuperar algo el rendimiento original de este motor (cerca de 100 Hp).

Luego, se procede a botar todo el aceite usado, sacar el filtro, y como en un cambio de aceite normal, se coloca el filtro nuevo junto con el aceite Liquimoly 3w-30 Top Tec  4200 Loglife III. Junto con este aceite, se incorporó un aditivo Molyen protector del interior del motor, para reducir la fricción aún más.

 

Para finalizar, se procedió a medir nuevamente en el dinamómetro la potencia a la rueda, arrojando ahora 55.0 Hp a 5.901 rpm, que se traducen en este caso en 88.1 Hp al motor. Si comparamos la potencia medida a la rueda, esta aumento en casi un 10%, no así la del motor, que igualmente aumento 3 Hp.

Mayor suavidad

De todas maneras, un cambio apreciable fue que disminuyo bastante el ruido del motor, casi eliminando un pequeño ruido de metálico, posiblemente los taques hidráulicos. También, el motor se mostró más dispuesto a subir de vueltas con facilidad, y la curva de potencia y torque fue más pareja, algo que se notó al momento de llevarlo a su máxima potencia en el dinamómetro.

Queremos aclarar que los resultados obtenidos son tratando de replicar las condiciones lo más posible entre prueba y prueba, pero debido a condiciones difíciles de controlar, pueden existir variaciones al momento de la medición. Lo que si fue evidente por todos los que acompañamos este test, es la disminución de ruidos, mayor suavidad y facilidad de acelerar.

Una prueba más detallada, podría además demostrar una mejora en el consumo y en las emisiones de gases contaminantes, la que sería ideal de haber realizado en un lapso de mayor tiempo, dándole así más posibilidad de limpiarse y lubricarse mejor al motor.

¿Qué piensan de estos aditivos, limpiadores o aceites de mejor calidad? Han tenido alguna experiencia similar? Coméntanos…