Mazda prepara su nueva BT-50 2021 ahora basada en la Isuzu D-Max

por Gabriel Baeza

Dentro del competitivo y cada día más interesante nicho de las pick up medianas, hay algunas que nunca han logrado estar dentro de las más apetecidas, como la Mazda BT-50, aunque comparta plataforma con una de las más reconocidas en su segmento, la Ford Ranger. Pero eso puede cambiar con su próxima generación.

Las plataformas compartidas son muy eficientes para las marcas, ya que permiten disminuir los grandes costos de desarrollo de nuevas plataformas, tecnologías, motores, etc, y que especialmente cobra mucho sentido cuando existen nichos con especialistas.

Algo así pasa por ejemplo con Nissan, que desarrollando su pick up NP300 (puedes leer la prueba aquí), compartió la plataforma dentro de su familia para crear la Renault Alaskan, y luego a una prima lejana, la Mercedes Benz Clase X (puedes leer la prueba aquí). También ocurre con la Mitsubishi L200 (puedes leer la prueba aquí), que compartió su plataforma con Fiat, para lanzar la Fullback.

Pero una de las alianzas que más tiempo llevaba en el mercado, era la de Ford y Mazda para sus pick up, Ranger y BT-50. Incluso cuando Mazda dejo de pertenecer al grupo Ford, se mantuvo esta alianza para sus camionetas, hasta la actual generación de estas dos camionetas.

Nuevos aires

Y como toda alianza puede llegar a su fin, Ford ya anuncio que esta desarrollando su nueva Ranger en conjunto con Volkswagen y su nueva Amarok (puedes leer la nota aquí), dejando a Mazda totalmente libre para elegir nuevo partner en la siguiente generación de la BT-50

Por otro lado, uno de los grandes y más especializados fabricantes japoneses en este tipo de vehículos, Isuzu, también ha visto disminuida su alianza con Chevrolet y decidió desarrollar de manera solitaria la nueva generación de su D-Max, que ya fue estrenada en Octubre del año pasado (puedes leer la nota aquí).

Aquí es donde entra Mazda, y aprovechando de esta nueva camioneta japonesa, anuncia que su nueva generación de BT-50 estará basada en la robusta y totalmente renovada D-Max, algo que tiene mucho sentido dado el origen similar de ambas marcas. Te dejamos algunas imágenes de nuestros amigos de Drivemag. 

Diseño propio Kodo

Obviamente que lo que más diferenciará a la Mazda Bt-50 de la Isuzu D-Max va a ser su diseño exterior e interior, ofreciendo unas líneas más afiladas la camioneta de Mazda, pero ofreciendo un diseño más robusto que la generación actual.

Los trenes motrices es posible que sean totalmente Isuzu, algo también muy lógico debido a la gran experiencia de la marca en la fabricación de motores para trabajar. Los motores disponibles en la D-Max, ambos turbodiésel, comienzan con un nuevo 1.9 litros (RZ4E) que entrega 148 Hp a 3.500 rpm y 350 Nm entre 1.800 y 2.600 rpm, mientras que la versión más potente ofrece un 3.0 litros (4JJ3) que entrega 187 Hp a 3.600 rpm y un torque de 450 Nm entre 1.600 y 2.600 rpm. 

Las versiones 4×4 ofrecen caja reductora, y ofrece además un nuevo diferencial trasero con bloqueo electromagnético, que mejora sus capacidades off road. La capacidad de vadeo ha aumentado hasta los 800 mm. 

Así que esperamos saber más novedades sobre esta nueva Mazda BT-50, que si es muy posible que arribe a nuestro país, no así la nueva D-Max.