Honda presentó su actualizado CR-V 2020, sumado a una inédita versión híbrida

por Raúl Farias

Honda acaba de presentar en el mercado estadounidense, la actualización de media vida de su exitoso SUV mediano CR-V, modelo que por primera vez en su historia estrena una variante híbrida, por lo que la Toyota RAV4 Hybrid ya no estará sola dentro de su segmento.

Las modificaciones externas de la quinta generación de este SUV, el más vendido en EE.UU. a lo largo de 22 años, nos obligan a agudizar nuestra capacidad de observación, por cuanto éstas resultan bastante menores, donde la máscara luce una terminación en negro brillante, sumado a la presencia de un listón cromado que se adentra en las luces delanteras, y se extiende hasta el logo.

La zona del parachoque luce un rediseño completo con trazos más rectos, además de un nuevo encastre para los neblineros LED, que ahora cuentan con una nueva ornamentación en forma trapezoidal y una toma de aire de mayores dimensiones.

De costado, los únicos cambios advertibles, se remiten al diseño de las llantas de aleación, que en las versiones Touring pasan de 18″ a 19″, mientras que en su zaga presenta: luces traseras ahumadas, aplicaciones cromadas más oscuras en las salidas de escape, situadas bajo las luces reflectantes ubicadas en las esquinas del parachoques trasero. El vidrio trasero también es más oscuro, lo que ayuda a darle un toque más sofisticado.

Las variantes híbridas se reconocerán por la presencia de neblineros delanteros con cinco LED, el logo azul de Honda, y la presencia de escapes ocultos, además de los monogramas Hybrid en los cuartos delanteros y el portalón trasero.

El interior de la actualizada CR-V presenta una consola central rediseñada, con puertos USB reubicados de manera más conveniente, sumado a la presencia de espacios de almacenamiento más flexibles. Las variantes Touring agregan sistema de recarga de teléfonos inalámbrico, detalles en madera y volante calefaccionado.

El híbrido dispone de un sector exclusivo para la palanca selectora de marchas con botón pulsador, y otro para los modos de manejo, sumado a la presencia de paletas en el volante para seleccionar los niveles de frenado de regeneración, además de sistema de arranque remoto del motor para todas las versiones.

En relación a la oferta de propulsores, se mantiene el bencinero turboalimentado de 1.5 litros con 188 caballos y 240 Nm, asociado a una caja automática CVT. La novedad corre por cuenta del nuevo propulsor de 2 litros con cuatro cilindros y ciclo Atkinson, que genera en conjunto 212 CV y 315 Nm de par, donde 181 CV son aportados por el motor bencinero y los restantes 31 CV por un motor eléctrico. Esta variante, que dispondrá de tracción total de serie, se fabricará en la planta de Indiana (EE.UU.), donde Honda invirtió USD 4,2 millones, por lo que las primeras unidades saldrán desde la línea de producción a principios del año entrante.

Finalmente, en el apartado de seguridad, todos los CR-V consideran el sistema de asistencias al manejo: “Honda Sensing” que considera;

  • Sistema de frenado con mitigación de colisión, que considera: advertencia de colisión frontal y sistema de detección de peatones.
  • Sistema de mitigación de salida de carretera, con advertencia de salida de carril.
  • Control crucero adaptativo con seguimiento a baja velocidad.
  • Asistente de mantenimiento de carril.

Los modelos híbridos CR-V se benefician de un nuevo sistema de alerta acústica de vehículos (AVAS) diseñado para aumentar la conciencia de los peatones cuando viajan con energía eléctrica. Un altavoz montado en el parachoques delantero genera una alerta audible distinta que varía en volumen según la velocidad del vehículo y es fácilmente perceptible para los peatones, pero casi inaudible para el conductor o los pasajeros en la mayoría de las circunstancias.