Renault da máximo voltaje a su estrategia de electrificación regional

En São Paulo, Brasil, la firma gala puso ON al switch eléctrico regional. ¿Qué tan ambicioso es el proyecto de Renault? A los números: hasta hoy la marca romboide ha comercializado 6 mil unidades EV en la región, mientras que para 2030 se traza como meta haber puesto entre 250 y 350 mil EV. Chile vuelve a ser central en esa hoja de ruta

por José Ignacio Gutiérrez
Renault

A inicios de 2021 Renault anunció un ambicioso plan para volcarse a la electromovilidad -lo llamó la ‘Renaulution’- que fue uno de los requisitos que Francia exigió a la centenaria compañía automotriz antes de actuar de garante en un millonario préstamo de € 5 mil millones que le dio oxígeno en sus momentos más difíciles (vio de cerca la quiebra). Y a aquella prerrogativa, la firma fundada en 1899 por los hermanos Renault ha dado cumplimiento cabal, siguiendo también otra de las directrices establecida por las autoridades: producir menos afuera y potenciar así la industria local.

Renault

Pues si bien hasta ahora ese nuevo trato estaba casi enteramente concentrado en el Viejo Continente, ahora Renault dio un paso enorme para hacer lo propio en América Latina, donde no solo contempla el lanzamiento del Kwid EV -esa especie de auto de pueblo en los eléctricos- sino también una agresiva carta de navegación que incorpora a otros tres autos 100% eléctricos que estarán en Chile antes de diciembre de 2023.

Térmico o eléctrico: hay un Kwid para todos

El primer modelo que Renault destapará en Chile será el citado Kwid E-TECH. Este subcompacto para cuatro ocupantes está llamado a ser la punta de lanza de la ‘Renaulution con sabor latino’ y tendrá su esperado debut durante el primer trimestre del año entrante.

Renault

Como ya te contamos en la toma de contacto publicada hace semanas, este es un producto que nació a la par del Dacia Spring europeo, pero que recibió especial calibración para crecer en 20 caballos (65 Hp en total), ajustándose mejor a la realidad de la accidentada geografía de América Latina. Así, los ingenieros de Renault lograron extraer 65 caballos del motor eléctrico instalado dentro del capó que mueve las ruedas delanteras y que -junto a una batería de 27 kWh de capacidad- permite a este pequeño y animado auto citadino rodar casi 280 kilómetros en condiciones óptimas.

A recuperar el terreno

Antes de que concluya la primera mitad de 2023, Renault volverá a llenar el hueco de los comerciales eléctricos (antes ya vendió -aunque en número marginal- el Kangoo ZE de primera generación). El encargado de abrir los fuegos en los vehículos con el overol bien puesto, será el furgón Master E-TECH, modelo que tendrá la misión de enfrentarse con rivales como el Maxus eDeliver 9 ya bien posicionado como una alternativa para las empresas de reparto que operan principalmente en la Región Metropolitana. El ‘maestro’ francés es un furgón que puede llevar 1.6 toneladas en un espacio de 22 m3, que además cuenta con boca de carga lateral, un motor delantero de 76 Hp y un pack de baterías en el piso que le confieren unos 200 km de autonomía en los repartos del día a día.

Renault

Sobre el segundo semestre, al Master E-TECH también se le unirá su hermano pequeño Kangoo E-TECH, un producto enfocado aún más en el reparto urbano de última milla. Este furgón con la clásica forma de vehículo repartidor de pan vendrá para posicionarse en solitario en un nicho que alguna vez estuvo habitado también por el Peugeot Partner EV y que hoy animan en el Viejo Mundo modelos como el Mercedes-Benz eCitan (muy emparentado con este Kangoo).

Renault

El Kangoo, pensado de lleno en ofrecer practicidad y espacio para las entregas, cuenta con un diseño interior modular que permite ampliar la zona de carga en el puesto que habitualmente ocuparía el copiloto.

La reinvención de un nombre muy clásico

Finalmente, el último sorbo de la Renaulution local la dará el primer eléctrico de pasajeros desarrollado por y para Europa (con permiso de los precursores Twizy y Zoe, que también hicieron de las suyas hace algunas temporadas). Se trata del Mégane E-TECH, la reinterpretación eléctrica del tradicional compacto galo que saltó de ser un hatchback (y sedán) del segmento C a un distinguido crossover, que, merced a un look futurista y deportivo, pasará muy pocas veces desapercibido.

Renault

Este Mégane de la post Renalution -valga la analogía histórica- está montado sobre la base modular CMF-EV de la alianza Renault-Nissan-Mitsubishi, siendo entonces una especie de hermano del Nissan Ariya, revelado en julio de 2020 en Japón. Este Mégane E-TECH llama la atención de inmediato por voladizos notoriamente ajustados, concentrando así el mayor espacio de vista lateral en el intereje, lo que evidentemente trasunta en una habitabilidad que ningún automóvil con motor a combustión podría permitirse (con hechos así la electromovilidad cautiva hasta a los más reticentes. Y de hecho, en Europa este crossover acumula 30 mil perdidos, previo a su arribo a concesionarios).

En lo mecánico, el Mégane de los nuevos tiempos está impulsado por un único motor eléctrico que desarrolla 215 caballos de potencia y 300 Nm de par desde parado. El estiloso modelo ensamblado en la Usine Renault de Douai -cuyo primer producto fue el Renault 5, en 1974- puede recorrer 470 kilómetros con una sola carga y requiere de 30 minutos para volver a rellenar energía para rodar otros 200 km.

En Brasil Renault dejó muy claro que la su propia “revolución ya está en movimiento”. Chile es el siguiente paso y la conocerá muy bien en cuestión de meses.

¿Qué te parece la ‘Renaulotion’ aterrizada a la realidad local? ¡Coméntanos!