Opina: Con la escalada del costo de combustible, ¿bajará el precio de los autos?

por Cristian Martinez

Los últimos tres años han sido, por decirlo de forma suave, curiosos. Después de décadas de calma a nivel global (salvo uno que otro conflicto en zonas puntuales del mundo, que siempre los veíamos como lejanos), ahora difícilmente podrías encontrar a alguien que no fue sacudido o visto cómo se alteró su realidad a causa de los problemas del último tiempo, como la pandemia del Covid19, alzas bruscas de precios y su consecuente aumento en costo de la vida, la guerra en Ucrania, Piñera, Boric, Godzilla, etc.

Una de las áreas donde más fuerte se vio la alteración de precios fue en la subida de valor de autos usados, ante la poca oferta de vehículos nuevos (ya que no llegaban al país) y que la gente tenía mucho dinero de golpe, por lo que ahora más podían comprar un auto, llegando a verse precios que rayaban en lo ridículo, aunque ya se han estabilizado (pero aún aparecen algunas “ofertas” por un Tercel o Maruti de casi 30 años por 4 millones).

Hace casi 3 años eso era considerado caro.

El combustible ha tenido una escalada de precios sin precedentes. Recordemos que al inicio de la pandemia el petróleo llegó a valer casi nada, porque los puertos no aceptaban cargueros y la gente no usaba sus autos, pero esto fue una breve anomalía que se regularizó al tiempo, hasta que empezó la guerra en Ucrania y todo se derrumbó nuevamente. 

La gasolina en nuestro país ha subido un 40% su valor en 3 años, rompiendo la marca de los $1000 en octubre de 2021, algo que nunca había hecho antes. De ahí en adelante no ha parado de subir, a pesar de los sistemas de control de precios (MEPCO) que ha logrado contener un alza violenta de precio, pero también hace que la baja sea igual de lenta.

Este aumento de precios de los combustibles ha alterado el mercado automotriz en otros países, como EEUU, donde para la crisis del año 2008-2010 aproximadamente, las marcas norteamericanas tuvieron que adaptar su catálogo, ya que los grandes y poco eficientes motores eran cada vez más pedidos, y aumentaba la demanda por autos con motores chicos (allá sería uno de 2000 cc en ese entonces). En ese tiempo comenzó la moda del downsizing, agregando turbo a motores chicos para que rindieran y se comportaran como uno de mayor cilindrada, siendo en EEUU más conocido el caso de los nuevos motores EcoBoost, que eran simplemente motores turbo.

Viendo que el precio de la bencina sube y sube, ¿cambiará los hábitos de demanda por vehículos en Chile? Cada vez vemos más autos tipo SUV en la calle, con precios marcadamente superiores a lo que eran antes (¿alguien imaginó hace 5 años atrás camionetas medianas por 30 millones?). Vehículos grandes, o de cilindrada generosa, siguen en demanda firme y aumentando su precio. ¿Cambiará este escenario pronto? ¿que crees?.