Nuevo hito alemán: Opel celebra los 75 millones de vehículos producidos

La tradicional marca de Rüsselsheim, la cuarta más antigua del mundo, consiguió la hazaña este martes 8 de noviembre en la planta de Eisenach, en el centro de Alemania.

por José Ignacio Gutiérrez
Opel

No cabe duda que 2022 es el año de los aniversarios en Opel. La marca germana -que ya en enero celebró sus 160 años de historia- festejó el 30º aniversario de su planta de Eisenach, los 40 años del subcompacto Corsa y ahora vuelve a destapar el champán porque fabricó la unidad Nº 75.000.000. Se trató de un familiar Grandland GSe híbrido enchufable de tracción total, ensamblado precisamente en la citada factoría germana.

Opel

75 millones de Opel es un verdadero hito en la historia de la producción de automóviles. Esta impresionante cifra muestra el importante papel de Opel en la democratización de tecnologías y soluciones de movilidad a lo largo de las décadas y para el futuro. Estamos redefiniendo la movilidad con el claro objetivo de convertirnos en una marca 100% eléctrica en Europa para 2028, con autos que combinen placer de conducción con responsabilidad. Nuestros nuevos GSe, deportivos y electrificados, suponen un paso más en esta dirección“, afirmó en un comunicado de prensa Florian Huettl, director general de la marca del rayo.

Recientemente Opel anunció que dará vida nuevamente a los modelos GSe, ahora como una nueva submarca de automóviles electrificados con un gran componente dinámico. Esta vez las siglas GSe significan ‘Grand Sport electric’. El nuevo Opel Grandland GSe sigue los pasos de los ya conocidos Astra GSe en versión hatchback y Sports Tourer GSe (station wagon).

Opel 75

El Grandland GSe combina un motor bencinero 1.6 turbo con dos motores eléctricos -uno en cada eje- para conseguir una potencia del sistema de hasta 300 caballos de vapor (296 Hp). El sistema híbrido enchufable convierte al Grandland GSe en un potente modelo deportivo con tracción total eléctrica para ofrecer una óptima tracción y una aceleración desde parado a los 100 km/h en 6,1 segundos. Alcanza una velocidad máxima de 235 km/h.

Del primer millón al Opel 75 millones

Hasta llegar al vehículo número 75 millones, a lo largo de sus más de 120 años de producción de automóviles (porque primero estuvo dedicada a las máquinas de coser y luego bicicletas), Opel ha contado con muchos superventas. Con modelos como el 4/8 CV ‘Doktorwagen’ de 1909 o el 4/12 CV ‘Laubfrosch’, Opel consiguió transformar los autos exclusivos para clases acomodadas en vehículos para un público más masivo.

Opel 75

En 1940 se fabricó el Opel número un millón: un Kapitän con chasis monocasco y suspensión delantera independiente, un diseño que, gracias a su bajo peso, en esa época aseguraba un mayor dinamismo y un consumo de combustible contenido. En 1956 la marca del rayo alcanza la producción de dos millones, también un Kapitän. Como característica especial, Opel es el primer fabricante alemán de la época en alcanzar una cifra de producción tan elevada. Por ello, la empresa convirtió al vehículo ‘aniversario’ en un automóvil único: como extraordinario buque insignia, este Opel en blanco crema recibió recubrimiento de oro de 24 quilates en todas sus piezas cromadas.

Opel 75

Los ‘millones’ se sucedieron durante los siguientes años cada vez con mayor rapidez. El aumento de la velocidad de producción no solo fue resultado de la democratización de la movilidad, sino también -visto desde el otro prisma- de una producción cada vez más moderna y eficiente. Solo 15 años más tarde, en 1971, el Opel número diez millones salió de la línea de montaje de la planta de Rüsselsheim: un Rekord C Caravan. Un aniversario que también se celebró en grande. Cada uno de los Opel producidos el mismo día del ’10 millones’ se entregó a los presidentes de los estados federales en los que Opel tenía fábricas en ese minuto: Hesse (Rüsselsheim), Renania del Norte-Westfalia (Bochum) y Renania-Palatinado (Kaiserslautern).

En 1983 un Senator CD gris plateado que salió de Rüsselsheim fue el Opel Nº 20 millones. En la misma década se produjo el Opel número 25 millones: un Omega A Caravan. Este Omega A fue el modelo tope de gama de la marca desde mediados de los 80 hasta principios de los 2000, cuando ya estaban bien asentados el Corsa y el Astra, continuadores de los éxitos en ventas. Precisamente, tras la reunificación alemana, unos 4,2 millones de Astra F salieron de la línea de producción, lo que lo ha convertido en el modelo de Opel más vendido hasta la fecha. El honor del número 50 millones de Opel recayó nuevamente en el Omega, que salió de la línea de montaje en diciembre de 1999 como una sedán plateado de la entonces completamente actualizada generación B.

Ahora, la segunda marca automotriz más longeva de Alemania celebra de mano del Grandland GSe y, desde Rüsselsheim ya advierten que puede darse por descontado que para el siguiente hito productivo, el objeto de las celebraciones será un modelo libre de emisiones y completamente eléctrico.

¿Qué te parece este gran marca de la Opel? ¡Coméntanos!