El Skoda Enyaq iV es el primer crossover eléctrico de la marca

por Christian Martinez

Skoda fue la marca elegida del grupo Volkswagen para presentar el primer crossover eléctrico dentro de una marca establecida (a diferencia de la nueva submarca ID del grupo) que llega para ser el segundo eléctrico checo, después del no muy popular CITIGOe IV, un primo eléctrico del Volkswagen Up!.

Con un perfil que recuerda a los SUV de Jaguar, tiene las dimensiones similares al SUV Kodiaq, y una forma general que privilegia la aerodinámica. A pesar de ser un diseño netamente eléctrico mantiene la parrilla frontal, que en los niveles más altos de equipamiento puede ser iluminada con leds. Las llantas son de gran tamaño, entre 18″ a 21″.

Por dentro es de un estilo minimalista, con una predominante pantalla táctil de hasta 13″ montada sobre el tablero. Los botones en el tablero son escasos, gracias al diseño “flotante”, y entre las opciones estará disponible un sistema Head-Up Display con realidad aumentada.

En cuanto a motorizaciones habrá hasta 5 opciones disponibles de potencia, y 3 kits de baterías, con autonomías entre 390 y 510 kilómetros. El modelo base tendrá una potencia equivalente de 146 hp y 220 Nm, con una autonomía de 340 kilómetros, al que le sigue una opción de 177 hp, 310 Nm, y 390 km de autonomía. Después está la opción de 201 hp, 310 Nm, y 510 kilómetros, siendo ésta la versión de mayor autonomía. 

La versión siguiente cuenta con un motor en cada eje, con una potencia total de 261 hp y 425 Nm, ajustado para una mejor performance, lo que hace que la autonomía baje a 460 kilómetros. El tope de línea será la versión RS, también de doble tracción, con 302 hp, 460 Nm, 0-100 km/h en 6.1 segundos, y una autonomía de 460 kilómetros.

El Enyaq iV comenzará su producción antes de fin de este año, y será fabricado en la planta de Mladá Boleslav, donde diariamente deberían salir entre 250 y 350 unidades diarias.