Derribando mitos: ¿Seguro que no puedes usar aceite sintético en un auto viejo?

TL;DR: Sí, se puede.

por Cristian Martinez

Las discusiones sobre el aceite de motor se han transformado casi en guerras santas, con más carga ideológica y mitos que hechos o ciencia aplicada. Uno de los dichos más comunes es que “no puedes usar aceite sintético en un auto viejo, porque vas a tener fugas o dañarás el motor”, lo cual no es tan así.

Para desmitificar esto, el youtuber de Engineering Explained se tomó la tarea de hacer un breve estudio al respecto, del que sacamos las principales conclusiones. Partamos por un hecho simple: el aceite 100% sintético está disponible la década del ’70, por lo que de ahí en adelante comenzaron a hacer vehículos compatibles con este tipo de aceite.

El mito de que el aceite sintético hace fugas va por los sellos de goma (ok, son de otros materiales, pero hablemos de goma a secas, para entendernos mejor). Los sellos antiguos tenían problemas de compatibilidad con los primeros aceites sintéticos, que hacían que se hincharan, lo que a la larga provocaba una pérdida de dureza o estabilidad dimensional, y que podía llevar a que el sello falle o tenga filtraciones. Los motores modernos (llámese de los años ’80 en adelante) ya no tienen ese problema.

Por otra parte está el hecho que los aceites sintéticos tienen detergentes para evitar acumulación de borra. Si tienes un motor mal mantenido, con aceite de mala calidad (mineral o semisintético) y con intervalos de cambio muy prolongado, es posible que tengas esas acumulaciones de borra, las que suelen tapar o cubrir las posibles filtraciones de sellos mal lubricados (es como pintar sobre óxido: el daño seguirá ahí, simplemente no lo ves). Por ese lado podrías tener filtraciones en motores más nuevos al usar aceite sintético, pero la causa de eso no será el aceite, sino que el mal mantenimiento. Un buen aceite, cambios cada menos tiempo (8.000 km para un semisintético es más que suficiente) y un lavado o flushing de motor cada cierto tiempo evitará que esto te suceda.

Otro punto que menciona en el video es un tip de mecánico viejo, que recomendaba usar un aceite más grueso cuando ya tenía harto kilometraje el motor (a estas alturas mejor cambia de mecánico). Esto, como dice en el video, puede ser una medida parche como última alternativa, pero no siempre funciona del todo por dos motivos. Cuando el motor se desgasta efectivamente puede perder tolerancias de ajuste, donde un aceite más grueso podría subsanar en parte esa mayor “apertura” entre piezas.

Sin embargo, también hay conductos de lubricación que no son móviles, no tienen roce, y por lo tanto teóricamente no pierden tolerancia o cambian tamaño, por lo que un aceite más grueso tendría más dificultad para pasar. Además, para llegar a esa conclusión (perdió tolerancias y tiene menos compresión) se debe revisar el motor, al menos una prueba de compresión, ya que el cambiar grado de aceite a tontas y locas por uno más grueso puedes tener un efecto contrario y perjudicial.

Una buena alternativa para mantener un motor saludable en ese caso es utilizar aceites hechos para motores con alto kilometraje, que tienen agentes hidratadores de sellos y mayor concentración de detergentes, para ayudar a mantener la compresión y limpieza interior.

Y finalmente y como última recomendación: mantengan el grado de viscosidad de fabricante. Lo más simple es sabes que grado y norma de aceite cumple tu vehículo, y buscar un aceite que cumpla o exceda esos requerimientos, todo eso lo puedes leer en este otro artículo.