Su apuesta más grande de la historia: Audi oficializa su ingreso a la Fórmula 1

La marca de los cuatro anillos se tomará muy en serio su salto a la elite del motorsport y pondrá dos coches en la grilla a partir de la temporada 2026. En 2020 los germanos anunciaron su salida de la Fórmula E.

por José Ignacio Gutiérrez
Fórmula 1

Lo que era desde hace meses un secreto a voces, finalmente fue confirmado a primera hora este viernes 26 de agosto por Audi: el fabricante de Ingolstadt ingresará a la Fórmula 1 a partir de la temporada 2026, plantando cara a otros insignes fabricantes de la talla de Alfa Romeo, Alpine (antes Renault), Aston Martin, Ferrari o Mercedes-Benz. Con su anuncio, la marca del Grupo Volkswagen subraya que es primera vez en más de una década que un sistema de propulsión para la Fórmula 1 será desarrollado y fabricado en Alemania.

Fórmula 1

Esta ratificación, que se traduce en la primera vez que Audi estará en la grilla del Gran Circo, fue comunicada durante la celebración del Gran Premio de Bélgica, en Spa-Francorchamps, que tendrá su carrera este mismo domingo. En el acto, Markus Duesmann, presidente de AUDI AG, y Oliver Hoffmann, Director de Desarrollo Técnico de la firma, respondieron a las preguntas junto al presidente y Director General de F1, Stefano Domenicali, y a Mohammed bin Sulayem, presidente de la Federación Internacional del Automóvil (FIA).

El automovilismo es una parte integral del ADN de Audi”, declaró Duesmann. “La 1 es un escenario global para nuestra marca y, al mismo tiempo, un laboratorio de desarrollo muy exigente. La combinación de alto rendimiento y competición es siempre un motor de innovación y transferencia de tecnología en nuestra industria. Con las nuevas reglas, ahora es el momento adecuado para que nos involucremos. Al fin y al cabo, tanto la F1 como Audi persiguen claros objetivos de sostenibilidad“.

Fórmula 1

La clave de la implicancia en la competencia automovilística más popular y relevante del mundo es parte la decidida estrategia de la marca de los cuatro anillos por ser más sostenible y rentable. La nueva normativa técnica, que se aplicará a partir de 2026, se centra en una mayor electrificación y en la utilización de un avanzado combustible. Además del actual límite de costos para los equipos, en 2023 se introducirá un tope también para los fabricantes de los sistemas de propulsión. Por otro lado, la Fórmula 1 se ha fijado el ambicioso objetivo de ser una competición con un balance neutro en emisiones de carbono para 2030.

A partir de 2026, la potencia eléctrica de los sistemas de propulsión de la Fórmula 1 -compuestos por un motor eléctrico, una batería, una unidad electrónica de control y un motor de combustión- aumentará considerablemente en comparación a los sistemas actuales. El motor eléctrico será entonces casi tan potente como el bloque de combustión, que genera una potencia de unos 400 kW (536 Hp). Los motores turbo de 1.6 litros, altamente eficientes, funcionarán con combustible sostenible, lo que también es un requisito para la entrada de Audi en la competición.

Antes Audi participó en Fórmula E entre las temporadas 2014-15 y 2020-21, sin embargo, hace precisamente dos años anunció su retiro de la categoría de monoplazas eléctricos. En este inédito capítulo en Fórmula 1, Audi señala que asume el reto de poner en valor su lema “a la vanguardia de la técnica“. La vitrina de la F1 tuvo más de 1.500 millones de seguidores en 2021, resultando clave en mercados como China y Estados Unidos, y la tendencia sigue al alza -dice la marca germana- incluso donde más apunta: el público más joven. Esta realidad, recalca la integrante del Grupo Volkswagen, se corrobora en redes sociales, donde las cuentas de la tradicional competencia están experimentando las mayores tasas de crecimiento entre los deportes más populares del mundo.

¿Qué te parece la oficialización de esta bombástica noticia? ¿Le tienes fe al fabricante alemán que ahora sí se sube a la elite motorsport? ¡Coméntanos!