Kaufmann presenta su primer taller Body&Paint Center en proceso de certificación por Daimler Alemania

por Gabriel Baeza

Con los avances tecnológicos en la fabricación de vehículos, los cuales reducen su peso, cuidan las emisiones medioambientales y mejoran su seguridad, es cada vez más frecuente la necesidad de contar con equipos de alta tecnología, personal capacitado y actualizado a estas nuevas herramientas para la correcta reparación de los automóviles que han participado de algún siniestro.

En ese contexto Kaufmann, distribuidor oficial de Mercedes-Benz en Chile, acaba de presentar su nuevo Taller de Body&Paint en su Casa Matriz de Pajaritos, (ubicada en Av. Gladys Marín Millie 5830, Estación Central). El taller cuenta con la infraestructura, equipamientos, herramientas, personal técnico y procesos de estándares internacionales, siendo el primero en Chile que se encuentra en un proceso de certificación con Daimler.

Tecnología en diagnóstico y reparación

Bajo ese compromiso, son tres las grandes características que engloban el nuevo taller de Body&Paint de Kaufmann. En primer lugar, destaca la tecnología presente en los equipos de diagnóstico y reparación (las remachadoras de alto tonelaje, los pegamentos estructurales, soldadora por puntos de alta resistencia y las cabinas de pintura de última generación, éstas últimas utilizadas en la Fórmula 1 por el equipo de Mercedes-AMG Petronas).

De la mano de la tecnología le acompaña la seguridad, una de las características que más énfasis busca entregarle el Taller de Body&Paint a sus clientes. En cada pieza dañada que no puede ser reparada (según el informe de diagnóstico), ésta es reemplazada por repuestos originales, lo que garantiza que las piezas del automóvil mantengan sus propiedades de protección como si estuvieran nuevas. De esa forma, la reconocida seguridad de Mercedes-Benz continua intacta para sus ocupantes.

Por último, la tecnología y seguridad, que destacan al nuevo taller de Kaufmann, está respaldada por un elevado estándar de calidad, gracias a los procedimientos, personal capacitado y estándares certificados y auditados por Daimler.

3.000 m2 para hasta 160 vehículos

El Taller de Body&Paint de Kaufmann posee un tamaño de 3.000 metros cuadrados, lo que le permite albergar 160 vehículos, aproximadamente. Su calidad de servicio, seguridad y tecnología permiten tener una rotación constante de vehículos, ingresando una cantidad de 240 al mes.

Además de su infraestructura, el taller de Kaufmann incorpora tecnología única en el país. Dicha tecnología está presente en el estricto proceso de acciones que aseguran una calidad de servicio y permiten restaurar las partes necesarias del vehículo, entregándolo como recién salido de fábrica.

En primera instancia, al momento de ingresar el vehículo se realiza una minuciosa evaluación con un test computarizado de ingreso el cual permite diagnosticar todos los sistemas del vehículo previo a la generación del presupuesto de reparación. Es aquí donde, entre sus herramientas e innovaciones destacadas del taller, se encuentra el equipo de diagnóstico y medición computarizado para la reparación de carrocerías denominado “Shark”, el cual trabaja en conjunto con los cuatro sistemas de enderezado, marcas Blackhawk y Celette, los cuales entregan una precisión única a la hora de intervenir el automóvil.

Además, el taller cuenta con un software llamado Audatex, el cual apoya el proceso de confección del presupuesto. Audatex permite registrar con mayor velocidad las piezas involucradas en el siniestro, las cuales pueden ser reparadas o deben ser reemplazadas de acuerdo con las indicaciones del fabricante. Junto a esto, Audatex entrega los tiempos de reparación establecidos por fábrica, lo que permite tener reparaciones con tiempos estandarizados en la red de sucursales. Esto es posible gracias a los manuales electrónicos de fábrica WIS y ASRA, con quienes interactúa Audatex, brindando la información necesaria para la reparación.

Posteriormente, ocurre el proceso de reparación de carrocería, donde según lo registrado en el diagnóstico, se recurre a diferentes métodos de reparación, como son la conexión por soldadura de puntos de resistencia, la unión de piezas con pegamentos estructurales y remaches de alto tonelaje, desabollado y el enderezado de chasis, entre otros. Todos estos procesos permiten reparar o reemplazar adecuadamente las piezas de acero de Ultra Alta Resistencia (UHSS) y de aluminio extruido.

Es importante destacar que, las herramientas presentes en el taller, no alteran las características constructivas de los metales, en especial los de ultra alta resistencia, que son muy sensibles a la aplicación de calor, perdiendo su resistencia a nuevos impactos. De esa forma, las propiedades de cualquier automóvil Mercedes-Benz, como su destacada seguridad, calidad y tecnología, se mantienen intactas.

Tras ello, le sigue el proceso de preparación del vehículo para la pintura de la o las partes afectadas donde, gracias a los hornos más modernos, se asegura un brillo y acabado como salido de fábrica.

Se finaliza el proceso de reparación con el armado del vehículo y su control final, durante el cual se examina detalladamente el vehículo en su parte eléctrica, mecánica y carrocería, con el objetivo de entregarle al cliente su Mercedes-Benz bajo los más altos estándares de seguridad y calidad.

Personal capacitado y criterios estandarizados

Todos los criterios de reparación utilizados para intervenir los automóviles están basados en los procesos de construcción de los vehículos y los lineamientos de fábrica especificados en WIS / ASRA, plataformas de fábrica.

El WIS / ASRA corresponde al software de información electrónico para los vehículos Mercedes-Benz, lo que incluye todos los manuales de servicio, reparación, diagramas eléctricos, boletines de servicio, tiempos de reparación y todo lo relacionado con la mantención y posibles problemas que un automóvil de la marca pueda tener, permitiendo generar un diagnóstico rápido y certero del problema. Al mismo tiempo, el programa permite en conjunto con el EPC (catálogo electrónico de partes) identificar la parte exacta que pueda estar dañada lo que permite una exactitud en el pedido de las piezas requeridas.

Finalmente, el nuevo taller de Body&Paint de Kaufmann se encuentra bajo la auditoría constante por parte de la fábrica (Daimler) para asegurar que los procesos estandarizados por ellos se cumplan a cabalidad y que los equipos sean utilizados de forma correcta, para cada una de las reparaciones. Además, para cumplir con este fin, el nuevo taller cuenta con técnicos calificados y certificados en constante capacitación y actualización de nuevos contenidos y tecnologías.

Con ello, se cumple con los estándares de exigencias para el proceso de certificación de la fábrica Mercedes-Benz Alemania.

Pintura amigable con el medio ambiente y hornos de última tecnología

En Kaufmann se trabaja con pintura original de fábrica, utilizada hace más de 20 años y fabricada por BASF, la misma empresa que abastece a la fábrica en Alemania. Este producto es amigable con el medio ambiente y cuenta con un excelente poder de protección a los factores ambientales, entre los cuales encontramos los rayos ultravioleta, la lluvia ácida, sal de mar, entre otros, lo que permite una mayor durabilidad del color y el brillo.

El proceso de pintura está estandarizado desde la preparación de fondos, que tienen como objetivo principal proteger la carrocería contra la corrosión, pasando por la igualación de color, el proceso de pintado/secado y sus terminaciones.

Para obtener la igualación de colores característicos de Mercedes-Benz, se cuenta con una herramienta especial llamada espectrofotómetro, el que permite medir el nivel de reflejo que tiene la pintura original y a través de un software, ajustar la fórmula del color al color presente en el vehículo dada la degradación natural producto del paso del tiempo. Con esto se logra pintar el vehículo con la misma tonalidad de pintura que posee en la actualidad.

Posteriormente, las cabinas de pintura cuentan con un medioambiente limpio y de temperatura controlada, permitiendo la aplicación de pintura con las condiciones ideales para una adecuada adherencia con acabados de calidad. El secado posterior a alta temperatura permite lograr resultados similares a los obtenidos en fábrica, mejorando el brillo de la pintura y la resistencia a las saltaduras que se producen generalmente por piedrecillas que impactan los vehículos en la ruta, y las rayas producidas por paños durante el proceso de limpieza. Los tiempos del proceso de secado están controlados a través del software presente en las cabinas y oficina de control, destinado a mantener la temperatura adecuada en cada parte del proceso.

Finalmente, todos los modelos Mercedes-Benz cuentan con el respaldo y apoyo del Grupo Kaufmann, empresa líder en la industria nacional con más de 60 años de experiencia en servicios de postventa, con más de 30 sucursales a lo largo de Chile y la más completa asistencia técnica de los expertos que la compañía tiene al servicio de todos sus clientes.