Aún hay esperanza: El sucesor del Lexus LFA podría ser un eléctrico con transmisión manual simulada

por Cristian Martinez

Con la llegada de los vehículos eléctricos, la transmisión tendría los días contados, ya que por la naturaleza del funcionamiento de un auto eléctrico, la caja (automática o manual) no es necesaria, lo que le haría la vida mucho más fácil a quienes quieren ir del punto A al B sin complicaciones, pero para quienes buscan la entretención o emoción en la conducción, es algo catastrófico.

Pero Lexus podría tener la solución. La marca japonesa está trabajando en un eventual sucesor del LFA, como su modelo halo en el que pondrían casi todo su conocimiento y tecnologías a disposición, como un vehículo orientado hacia la conducción, tal como fue el LFA. Pero al ser eléctrico gran parte de las sensaciones se desvanecen ante el silencioso acelerar del motor eléctrico.

Para evitar en parte eso, están trabajando en una transmisión manual falsa o simulada para autos eléctricos. Para este caso en particular, incluiría palanca de cambios e incluso un pedal de embrague, para darle en el gusto a quienes compran un deportivo para usarlo y no para exhibirlo, a pesar que las cajas manuales en todo ámbito están en sus últimos días.

El sucesor del LFA sería un deportivo eléctrico de aerodinámica activa, con un novedoso sistema de torque vectorial, y mucha fibra de carbono en su estructura, al igual que lo fue el LFA. La autonomía aún no es clara, pero al menos el Electrified Sport Concept de la marca dijo tener cerca de 700 kilómetros con una carga.