¿Qué son los ADAS y por qué son tan importantes en un automóvil?

Varios de los automóviles '0 km' de hoy están equipados con ADAS. ¿Tienes claro cómo funcionan y a qué hace referencia el término?

por José Ignacio Gutiérrez
ADAS

Uno de los ítems más importantes a la hora de decidir la compra de un nuevo vehículo, sin duda es el relacionado con la seguridad. Y es que lamentablemente los siniestros viales ocurren, con el innegable ingrediente de que la gran mayoría de ellos son ocasionados precisamente por el factor humano. Por tal motivo es que la industria automotriz ha estado empeñada desde hace décadas en reducir de algún modo la injerencia de las personas, aplicando paulatinamente mecanismos tecnológicos que ayuden a mantener una conducción lo más segura posible (incluso cuando quien está tras el volante no actúa). El punto cúlmine de aquella tendencia es lo que hoy se conoce como el Sistema de Asistencias Avanzadas a la Conducción (ADAS, en inglés), que puede, en último caso, reducir el riesgo de siniestro hasta en un 57%, según indica la Dirección General de Tráfico (DGT) del Gobierno de España.

ADAS

Ahora bien, ¿cuáles son en concreto estas asistencias y cómo nos ayudan a evitar un siniestro vial? Aquí hacemos el repaso de los más conocidos, haciendo el punto en que ninguno de ellos es actualmente obligatorio en el país.

Monitoreo de punto ciego

El monitoreo de punto ciego es el mecanismo mediante el cual el vehículo detecta objetos o personas que están generalmente en paralelo, y que podrían interponerse en la trayectoria si es que hacemos un maniobra de viraje o un cambio de carril.

Esta asistencia a la conducción es muy útil en ciudades grandes, con tráfico denso y, especialmente, en autopistas de dos o más carriles. El sistema funciona automáticamente -mediante sensores y cámaras- y generalmente emplea un testigo de color naranjo en el espejo que advierte al conductor de la presencia de otro automóvil. En los sistemas más avanzados, el monitor de punto ciego es capaz de corregir la dirección para así no invadir el carril del otro automovilista.

Comúnmente el blind spot monitor -así se llama en inglés- funciona en conjunción con la alerta de tráfico cruzado trasero, que advierte al conductor sobre la presencia de personas o automóviles cuando estamos en reversa, por ejemplo al salir de un pasaje.

Detector de fatiga

Como su nombre indica, este mecanismo permite que el automóvil haga advertencias al conductor en caso de que se detecte cansancio o somnolencia, el paso previo a que la persona se duerma.

ADAS Rutamotor

Dependiendo de la tecnología con que cuenta el auto, este puede obtener información del rostro del conductor (mediante cámara), de los movimientos del volante, de los hábitos de conducción, de la velocidad, del uso (o no) de señalizadores o simplemente del tiempo que la persona ha estado al volante sin tomar un descanso. El vehículo puede emitir una alerta sonora, acompañada de un testigo naranjo en el cuadro de instrumentos (algunas marcas ponen una taza de café), o incluso hacer vibrar la butaca, de manera de hacerlo reaccionar.

Alerta de colisión frontal

Esta tecnología supervisa constantemente la proximidad de otro vehículo o de un objeto que esté delante.Es capaz de medir la velocidad de aproximación con otro auto y el espacio que hay entre ambos. Así, envía una alerta al conductor para advertirlo de la proximidad peligrosa de otro vehículo -a través del panel de instrumentos- para que el conductor sea quien deje de acelerar para ampliar el espacio o derechamente frene.

Frenado de emergencia autónomo

Conocido como AEB por sus siglas en inglés (Automatic Emergency Brake), el frenado de emergencia autónomo es uno de los elementos ADAS que más sorprenden a quienes no están familiarizados con estas tecnologías avanzadas. Y es que el AEB es capaz de predecir una potencial colisión -mediante los mismos mecanismos que funcionan en la alerta de colisión frontal- y de activar los frenos -con toda su potencia- para reducir la fuerza del impacto o derechamente evitar la colisión (si la velocidad de circulación es baja y lo permite).

El AEB emplea radares, cámaras y tecnología infrarroja para identificar las situaciones potenciales de riesgo, que incluyen animales y/o personas en la vía y objetos como bicicletas, motocicletas y por supuesto otros automóviles, de día o de noche.

Monitoreo de subinflado de neumáticos

Gracias a esta tecnología, el automóvil advierte en el panel de instrumentos cuando alguna de las ruedas ha perdido presión y entonces es necesario detenerse para revisar el neumático. Los sistemas más antiguos son capaces de funcionar solo mediante las variaciones que detecta el control de estabilidad del vehículo (ESP).

Advertencia de abandono involuntario de carril

Este mecanismo, que funciona mediante cámaras que supervisan las líneas de la calzada, alerta al conductor cuando se ha salido parcialmente de la trayectoria sin utilizar luces intermitentes. Sin bien están relacionados, no debe confundirse con el mantenimiento activo de carril, que va un paso más allá y actúa corrigiendo la trayectoria del vehículo.

Mantenimiento activo de carril

El asistente de mantenimiento de carril es un sistema dentro de las ayudas a la conducción, que tiene como principal finalidad corregir la trayectoria del vehículo si detecta que el auto va a cruzar una línea de carril sin que el conductor haya activado previamente el intermitente. En ese caso, el sistema se encarga de girar la dirección para mantener el vehículo dentro de su carril, aunque solo funciona en curvas de radio amplio, por ejemplo en autopista, y siempre que el conductor no anule su efecto ejerciendo una resistencia al giro del volante.

A partir de julio de 2022, en Europa son obligatorios en vehículos nuevos el frenado de emergencia autónomo, el sistema de mantenimiento activo de carril, el asistente de velocidad ISA (que lee los letreros y propone al conductor apegarse a esas reglas) y el control de presión de neumáticos en camiones y furgones. En Chile ninguno de estos elementos es obligatorio, aunque sí los automóviles comienzan poco a poco a traer de estos elementos, los que casi siempre están reservados para las versiones mejor equipadas.

¿Has conducido un automóvil equipado con estas tecnologías? Si es así, ¿has comprobado su eficacia? ¡Coméntanos!